Panteísmo - Español

Información general

El panteísmo es la creencia de que todo es divino, que Dios no está separado de, pero totalmente identificado con el mundo, y que Dios no posee la personalidad o la trascendencia.

El panteísmo en general se puede remontar a dos fuentes. La primera es la tradición védica (hinduismo), que comienza con la creencia de que el principio divino del que todo se plantea es una unidad y que la percepción de la multiplicidad es ilusoria e irreal. En el Vedanta, Brahman es la realidad detrás de la infinita e imperfecta mundo ilusorio de la percepción. Nuestro conocimiento es imperfecto porque experimentamos sujeto y el objeto como distinto. Cuando sujeto y objeto se equiparan, sin embargo, todas las distinciones son eliminados y sabemos Brahman.

En la tradición occidental la cosmología de los estoicos y, sobre todo, la jerarquía del neoplatonismo emanacionista tienden hacia el panteísmo. En judeo - cristiana pensó que el énfasis en la trascendencia de Dios inhibe panteísmo. Sin embargo, una forma de panteísmo se encuentra en el pensamiento de la escolástica medieval Juan Escoto Eriúgena, que veían el universo como una sola, todos - sistema inclusivo con varios escenarios simultáneos. La versión moderna de panteísmo más importante es el de Baruch Spinoza. Por la naturaleza le es infinito, sino porque el único ser capaz de infinito real es Dios, Dios tiene que ser idéntica, en esencia, con la naturaleza. En los siglos 18 y 19 de las diversas formas del idealismo a veces tienden hacia el panteísmo, a menudo en forma de una teoría de la evolución cósmica.

CREER
Religioso
Información
Fuente
página web
Nuestra lista de 2.300 Temas Religiosos
E-mail

Donald Gotterbarn

Bibliografía
AH Armstrong, ed., The Cambridge History of griega tarde y Filosofía medieval temprano (1967); Curley EM, de la metafísica de Spinoza (1969); Lovejoy AO, La Gran Cadena del Ser (1936); Doctrina, Smart N y argumento en la filosofía india (1964).


Panteísmo

Avanzada Información

La palabra, viene del griego pan y theos, que significa "todo es Dios." Fue acuñado por John Toland en 1705 para referirse a los sistemas filosóficos que tienden a identificar a Dios con el mundo. Estas doctrinas han sido vistos como una posición mediadora entre el ateísmo y teísmo clásico por algunos, mientras que otros han concluido que el panteísmo es en realidad una forma cortés de ateísmo, porque Dios se identifica con todo.

El panteísmo puede ser contrastada con el teísmo bíblico de una serie de perspectivas. El panteísmo o bien se silencia o rechaza la enseñanza bíblica de la trascendencia de Dios en favor de su inmanencia radical. Es típicamente monista de la realidad, mientras que el teísmo bíblico distingue entre Dios y el mundo. Debido a la tendencia de panteísmo a identificar a Dios con la naturaleza, hay una reducción al mínimo de tiempo, a menudo por lo que es ilusorio. El entendimiento bíblico de Dios y el mundo es que Dios es eterno y el mundo finito, aunque los actos de Dios en el tiempo y sabe lo que tiene lugar en ella. En las formas de panteísmo donde Dios literalmente abarca el mundo, el hombre es una parte absolutamente fatal del universo que es necesariamente como es. En ese mundo la libertad es una ilusión. Teísmo bíblico, por el contrario, se aferra a la libertad del hombre, insistiendo en que esta libertad es compatible con la omnisciencia de Dios.

Sería erróneo concluir, sin embargo, que el panteísmo es una posición monolítica. Las formas más importantes son las siguientes:

panteísmo Hylozoistic

Lo divino es inmanente, y típicamente considerado como el elemento básico, el mundo, dando movimiento y el cambio con el todo. El universo, sin embargo, sigue siendo una pluralidad de elementos separados. Esta opinión fue popular entre algunos de los primeros filósofos griegos.

panteísmo Immanentistic

Dios es una parte del mundo e inmanente en ella, aunque su poder se ejerce en toda su totalidad.

Absolutistas panteísmo monista

El mundo es real y cambiante. Es, sin embargo, dentro de Dios, como, por ejemplo, su cuerpo. Dios es inmutable, sin embargo y no afectados por el mundo.

Acósmica panteísmo

Dios es absoluto y constituye la totalidad de la realidad. El mundo es un aspecto irreal y en última instancia.

Identidad de los opuestos panteísmo

El discurso sobre Dios debe recurso necesidad de opuestos. Es decir, Dios y su relación con el mundo debe ser descrito en términos formalmente contradictorios. La realidad no es capaz de descripción racional. Uno debe ir más allá de la razón a una idea intuitiva de lo último.

O el panteísmo neoplatónico emanationistic

En esta forma de panteísmo Dios es absoluta en todos los aspectos, extraídos y trascendente en el mundo entero. Se diferencia del teísmo bíblico en negar que Dios es la causa del mundo, sosteniendo más bien que el universo es una emanación de Dios. El mundo es el resultado de los intermediarios. Estos intermediarios son para un neoplatónico Plotino como ideales o formas. También intentó mantener el énfasis en la inmanencia planteando un alma del mundo que contiene y anima el universo.

Desde un punto de vista bíblico panteísmo es deficiente a un mayor o menor grado, en dos puntos. En primer lugar, el panteísmo en general, niega la trascendencia de Dios, abogando por su inmanencia radical. La Biblia presenta un equilibrio. Dios está activo en la historia y en su creación, pero no es idéntico a él ya sea en menor o mayor grado. En segundo lugar, debido a la tendencia a identificar a Dios con el mundo material, no es de nuevo un menor o mayor negación del carácter personal de Dios. En la Escritura, Dios no sólo posee los atributos de la personalidad, en la encarnación se enfrente a un cuerpo y se convierte en el Dios - hombre. Dios es representado como una persona supremamente.

PD Feinberg
(Diccionario Elwell Evangélica)

Bibliografía
Plumptre CE, Historia de panteísmo; WS Urquart, el panteísmo y el valor de la vida; Royce J, la concepción de Dios.


Panteísmo

Información Católica

(Del griego pan, todo; theos, dios).

La opinión según la cual Dios y el mundo son uno. El panteísta nombre fue presentado por John Toland (1670-1722) en su "Socinianismo verdad declarada" (1705), mientras que el panteísmo se utilizó por primera vez por su oponente en Fay "Defensio Religionis" (1709). Toland publicó su "Pantheisticon" en 1732. La propia doctrina se remonta a los principios de la filosofía india, sino que aparece durante el curso de la historia en una gran variedad de formas, y hace nacer o cuenta con el apoyo de otros muchos sistemas para que, como el profesor dice Flint ("Teorías Antitheistic", 334 ), "probablemente no hay panteísmo puro". Tomada en el sentido más estricto, es decir, como la identificación de Dios y el mundo, el panteísmo no es más que ateísmo. En cualquiera de sus formas se trata de monismo, pero éste no es necesariamente panteísta. Emanacionismo fácilmente puede tener un sentido panteísta y como se señaló en la Encíclica "Pascendi Dominici Gregis", lo mismo puede decirse de la doctrina moderna de la inmanencia.

VARIEDADES

Estos están de acuerdo en la doctrina fundamental de que bajo la aparente diversidad y la multiplicidad de las cosas en el universo hay un único ser absolutamente necesario, eterno e infinito. Cabe preguntarse a continuación: ¿Cuál es la naturaleza de este ser? ¿Cómo son las apariencias múltiples que explicar? Las respuestas principales son incorporadas en tales sistemas anteriores de diferentes como el brahmanismo, el estoicismo, el neoplatonismo y el gnosticismo, y en los sistemas posteriores de Escoto Eriúgena y Bruno Giordano.

el panteísmo de Spinoza es realista: el ser del mundo tenían un carácter objetivo. Pero los sistemas que se desarrollaron durante el siglo XIX llegó al extremo del idealismo. Están debidamente agrupados bajo la denominación de "panteísmo trascendental", ya que su punto de partida se encuentra en la filosofía crítica de Kant. Kant había distinguido en el conocimiento del asunto que viene a través de la sensación del mundo exterior, y las formas, que son puramente subjetivos y sin embargo son los factores más importantes. Por otra parte, había declarado que sabemos que las apariencias (fenómenos) de las cosas pero no las cosas en sí mismas (noúmenos). Y él había hecho las ideas del alma, el mundo, y Dios puramente inmanente, de modo que cualquier intento de demostrar su valor objetivo debe terminar en contradicción. Este subjetivismo allanó el camino para las teorías panteístas de Fichte, Schelling y Hegel.

Fichte un retroceso en la mente todos los elementos del conocimiento, es decir, la materia, así como la forma, los fenómenos y de hecho la totalidad de la realidad son productos del pensamiento del ego, no la mente individual, sino el absoluto o universal-conciencia de sí mismo. A través de los tres proceso de pliegue de tesis, antítesis y síntesis, el Ego postula la no-yo, no sólo teóricamente sino también por razones prácticas, es decir, por el esfuerzo y la lucha que sean necesarias para alcanzar el bien supremo. De la misma manera el ego, gratis en sí mismo, plantea otros agentes libres de cuya existencia su propia libertad es limitada. De ahí la ley de derecho y la moral, pero de ahí también el ser divino. El que vive, orden moral activa del mundo, dice Fichte, es en sí misma a Dios, no necesitamos ningún otro Dios, y se puede concebir ningún otro. La idea de Dios como una sustancia distinta es imposible y contradictoria. Tal es, en todo caso, es la forma anterior de su doctrina, aunque en su posterior teoría enfatiza cada vez más los conceptos de lo Absoluto como aquella que abarca todos los individuos dentro de sí mismo.

Según Schelling, el Absoluto es la identidad "de todas las diferencias"-objeto y el sujeto, la naturaleza y la mente, el orden real y lo ideal, y el conocimiento de esta identidad se obtiene mediante una intuición intelectual que, haciendo abstracción de todo pensador individual y todos los objetos posibles de pensamiento, contempla la razón absoluta. De esta unidad original todas las cosas evolucionan en direcciones opuestas: la naturaleza como el polo negativo, la mente o el espíritu como el polo positivo de un imán enorme, el universo. Dentro de esta totalidad cada cosa, como la partícula de un imán, tiene su naturaleza o su forma determinada de acuerdo tal como se manifiesta la subjetividad o la objetividad en mayor grado. La historia no es sino la progresiva auto-revelación de lo absoluto, cuando su período final llegará a ocurrir no lo sabemos, pero cuando llega, entonces Dios lo será.

El sistema de Hegel se ha llamado "el panteísmo lógico", ya que se construye en el método "dialéctico", y "panlogismus", ya que describe el mundo entero-proceso de la evolución de la Idea. A partir de la más abstracta de las ideas, es decir, ser puro, el Absoluto desarrolla primero las distintas categorías, y luego él mismo exterioriza, y la naturaleza es el resultado, y por último vuelve sobre sí mismo, recupera la unidad y la conciencia de sí mismo, se convierte en el espíritu individual del hombre . El Absoluto, por lo tanto, es mente, pero alcanza su plenitud sólo mediante un proceso de evolución o "devenir", las etapas de que constituyen la historia del universo.

Estas construcciones idealistas fueron seguidos por una reacción debido en gran parte al desarrollo de las ciencias naturales. Sin embargo, estos a su vez ofrecen, al parecer, un nuevo apoyo a las posiciones centrales del panteísmo, o en todo caso que el punto, se afirma, en esa misma unidad y que despliegue gradual que el panteísmo siempre ha afirmado. El principio de la conservación de la energía a través de transformaciones incesantes, y la doctrina de la evolución aplicada a todas las cosas y todos los fenómenos, son fácilmente interpretados por el panteísta en favor de su propio sistema. Aun cuando la realidad última se dice que es incognoscible como en Herbert de "Filosofía Sintética Spencer", sigue siendo uno y el mismo ser que se manifiesta por igual en la evolución de la materia y en la conciencia que se desarrolla a partir de las formas materiales más bajo. Tampoco es sorprendente que algunos autores debe ver en el panteísmo el resultado final de toda la especulación y la expresión definitiva que la mente ha encontrado el hombre para la totalidad de las cosas.

Esta declaración, de hecho, puede servir como un resumen de la doctrina panteísta:

La realidad es un ser unitario, las cosas individuales no tienen absoluta independencia, que tienen existencia en el Todo-Uno, el ens et realissimum perfectissimum et de la que son miembros o menos independiente más;

El Uno se manifiesta a sí mismo en todos nosotros, la medida en que tiene manifestaciones, en los dos lados de la realidad-la naturaleza y la historia;

La interacción universal lo que pasa en el mundo físico es el que muestra adelante de la necesidad interior teleológica estética con la que el Todo-Uno se despliega su ser esencial en una multitud de modificaciones armonioso, un cosmos de ideas concretas (mónadas, entelequias). Esta necesidad interior es, al mismo tiempo la libertad absoluta o la autorrealización.

DOCTRINA CATÓLICA

La Iglesia ha condenado reiteradamente los errores del panteísmo. Entre las proposiciones censuradas en el Syllabus de Pío IX es el que declara: "No hay supremo, omnisciente y todo-Ser Divino de previsión distintos del universo, Dios es uno con la naturaleza y por lo tanto sujetas a cambio, Él se convierte en Dios en hombre y del mundo; todas las cosas son Dios y tienen su sustancia; Dios es idéntico con el mundo, el espíritu con la materia, la necesidad con la libertad, la verdad con la falsedad, el bien con el mal, la justicia con la injusticia "(Denzinger-Bannwart," Ench. " , 1701). Y el Concilio Vaticano anatematiza a los que afirman que la sustancia o esencia de Dios y de todas las cosas es una y la misma, o que todas las cosas evolucionan a partir de la esencia de Dios (ibíd., 1803 ss.).

LA CRÍTICA

Para nuestra percepción del mundo presenta una multitud de seres cada uno de ellos tiene actividades cualidades, y la existencia propia, cada uno es una cosa individual. Radical diferencias se marcan los seres vivos de los que están sin vida, la conciencia del ser humano pensamiento inconsciente y la volición de las actividades de los animales inferiores. Y entre los seres humanos cada personalidad aparece como un yo, que no puede, por cualquier esfuerzo de ser totalmente uno con otro yo. Por otra parte, una explicación adecuada del otro mundo que el materialismo francamente incluye el concepto de un Ser original que, ya sea llamada Primera Causa, o Absoluto, o Dios, está en su naturaleza y existencia realmente distinta del mundo. Sólo como un Ser puede satisfacer las demandas del pensamiento humano, ya sea como la fuente del orden moral o como objeto de culto religioso. Si, entonces, no sólo combina el panteísmo existencias separadas del mundo en una sola existencia, sino que también identifica a éste con el Ser Divino, alguna razón o motivo convincente debe ser alegada para justificar tal procedimiento. Panteístas hecho de presentar diversos argumentos en apoyo de sus diversos cargos, y en respuesta a las críticas dirigidas a los detalles de su sistema, pero lo que está detrás de su razonamiento y lo que ha llevado a la construcción de todas las teorías panteístas, tanto antiguos como nuevos, es el anhelo por la unidad. La mente, insisten, no puede aceptar el dualismo o el pluralismo como la cuenta final de la realidad. Por una irresistible tendencia, que pretende sustituir a la aparente multiplicidad y diversidad de cosas que un terreno o una fuente única, y, una vez que se determina, para explicar todas las cosas como derivada de alguna manera aunque no muy separado de ella.

Que tal es en realidad el ideal de muchos filósofos no se puede negar, ni es necesaria, para impugnar la declaración de que la razón tiene por objeto la unificación de una base o de otro tipo. Pero este objetivo mismo y todos los esfuerzos en vista de esto también se debe mantener dentro de límites razonables: una unidad teórica obtenida en un sacrificio demasiado grande, no hay unidad en absoluto, sino simplemente una abstracción que rápidamente se cae a pedazos. Por tanto, para una estimación de panteísmo, dos cuestiones deben ser considerados:

¿a qué precio lo hace identificar a Dios y el mundo, y

es la identificación realmente logrado o intentado solamente?

La respuesta a la primera es proporcionada por una revisión de los conceptos principales que entran en el sistema panteísta.

Dios

A menudo se ha afirmado que el panteísmo enseñándonos a ver a Dios en todo lo que nos da una alta idea de su sabiduría, bondad y poder, mientras que imparte al mundo visible, un significado más profundo. En realidad, sin embargo, hace nulo los atributos que pertenecen esencialmente a la naturaleza divina Para el panteísta de Dios no es un Ser personal. Él no es una causa inteligente del mundo, diseñando, creando y que lo rigen, de conformidad con la libre determinación de su sabiduría. Si la conciencia se le atribuye a Él como la única sustancia, extensión también se dice para ser su atributo (Spinoza), o que alcance a la autoconciencia sólo a través de un proceso de evolución (Hegel). Pero este mismo proceso implica que Dios no es perfecta desde la eternidad: Él es siempre cambiante, la promoción de un grado de perfección a otro, e impotente para determinar en qué dirección el avance se llevará a cabo. De hecho, no hay justificación para decir que él "avances" o se vuelve más "perfecta", la mayoría en lo que podemos decir que Él, o más bien, está constantemente pasando en otras formas. Así, Dios no sólo es impersonal, pero también cambiante y finito, que es equivalente a decir que Él no es Dios. Es cierto que algunos panteístas, como Paulsen, mientras que francamente negar la personalidad de Dios, pretenden exaltar su ser, afirmando que Él es "supra-personal". Si esto significa que Dios en sí mismo es infinitamente más allá de cualquier idea de que podemos hacernos de él, la declaración es correcta, pero si eso significa que nuestra idea de él es radicalmente falsa y no sólo inadecuada, que por lo tanto no tenemos derecho a hablar de infinita inteligencia y voluntad, la declaración es simplemente un panteísmo improvisadas que toma prestado del agnosticismo Incluso entonces, el término "supra-personal" no se aplica sistemáticamente a lo que llama a la Paulsen Todo-Uno, por esto, si en todo lo relacionado con la personalidad, debe descrito como infra-personal.

Una vez que la personalidad divina se retira, es evidentemente un nombre poco apropiado para hablar de Dios como justo o santo, o en algún sentido un ser moral. Puesto que Dios, en la visión panteísta, actúa por pura necesidad - es decir, no puede actuar de otra manera - Su acción no es más buena de lo que es malo. Decir, con Fichte, que Dios es el orden moral, es una abierta contradicción, no existe tal fin donde no hay nada gratis, ni es posible que Dios, un ser no-moral, han establecido un orden moral ya sea para sí o para otros seres. Si, por otra parte, cabe sostener que el orden moral no existe, que es postulado por nuestros juicios humanos, la situación de panteísmo no es mejor, porque en ese caso todas las acciones de los hombres, sus crímenes, así como su buenas obras, deben ser imputados a Dios. Así, el Ser Divino no sólo pierde el atributo de la santidad absoluta, sino que incluso está por debajo del nivel de los hombres en los que triunfa la bondad moral sobre el mal.

Hombre

No hay tal reclamo, sin embargo, se pueden hacer en nombre del orden moral por un panteísta consistente. Para él, la personalidad humana es una mera ilusión: lo que llamamos el hombre individual es sólo uno de los innumerables fragmentos que componen el Ser Divino, y puesto que el Todo es impersonal Ninguna parte de él puede sostener válidamente personalidad. Por otra parte, ya que cada acción humana está inevitablemente determinado, la conciencia de la libertad es más que otra ilusión, debido, como dice Spinoza, a nuestra ignorancia de las causas que nos obligan a actuar. Por lo tanto nuestras ideas de lo que "debe ser" tienen un carácter puramente subjetivo, y nuestro concepto de un orden moral, con sus distinciones de bien y mal, no tiene ningún fundamento en la realidad. El llamado "dictados de la conciencia", sin duda, son interesantes los fenómenos de la mente que el psicólogo puede investigar y explicar, pero no tienen fuerza vinculante sea cual sea, son tan ilusorias como las ideas de la virtud y el deber, de la injusticia a los compañeros de hombre y del pecado contra Dios. Pero de nuevo, ya que estos dictados, al igual que todas nuestras ideas, se producen en nosotros por Dios, se sigue que Él es la fuente de nuestras ilusiones con respecto a la moral, una consecuencia que ciertamente no aumenta su santidad o su conocimiento.

No es, sin embargo, está claro que la ilusión plazo se justifica, porque esto supone una distinción entre la verdad y el error-una distinción que no tiene ningún significado para el verdadero panteísta; todos nuestros juicios es la expresión de Aquel que piensa en nosotros, es imposible discriminar lo verdadero de lo falso. El que rechaza el panteísmo no lejos de la verdad, que el que defiende, pero cada uno expresa un pensamiento de lo Absoluto, cuyo gran tolerancia puertos todas las contradicciones. Lógicamente, también, se seguiría que no hizo caso debe ser tomado como a la veracidad de la declaración, ya que todos los estados son igualmente justificado. El panteísta que se cuida de hablar de acuerdo con su pensamiento, simplemente se abstiene de poner en práctica su filosofía. Pero no deja de ser significativo que el jefe de la obra de Spinoza era su "ética", y que, de acuerdo con una visión moderna, la ética no tiene más que describir lo que hacen los hombres, no prescribir lo que deben hacer.

Religión

En la formación de su concepción de Dios, el panteísmo elimina todas las características que presupone la religión. Un ser impersonal, todos los atributos que pueda tener, no puede ser un objeto de culto. Una sustancia infinita o un auto-desarrollo de la energía pueden excitar el miedo, sino que rechaza la fe y el amor. Incluso las formas de su manifestación benéfica evocar ninguna gratitud, ya que estos se derivan de ella por una necesidad rigurosa. Por la misma razón, la oración de cualquier tipo es inútil, la expiación es vano y el mérito imposible. Lo sobrenatural, por supuesto, desaparece por completo cuando Dios y el mundo se identifican.

defensores del panteísmo recientes han tratado de obviar estas dificultades y para mostrar que, al margen de dogmas particular, la vida religiosa y el espíritu se han mantenido en su teoría. Pero en este intento que desprenderse de la religión de sus elementos esenciales, reduciéndolo a mero sentimiento. No acción, alegan, pero la humildad y la confianza constituyen la religión. Esto, sin embargo es un procedimiento arbitrario, por el mismo método se podría demostrar que la religión no es más que las existentes o la respiración. El panteísta muy alto el hecho de que la religión significa la obediencia a la ley divina, y de esta obediencia no puede haber ninguna duda en un sistema que niega la libertad de la voluntad del hombre. De acuerdo con el panteísmo no es tan pequeño "servicio racional" en el llamado para la vida religiosa-como lo hay en el comportamiento de cualquier agente físico. Y si los hombres aún distinguir entre las acciones que son religiosos y los que no lo son, la distinción no es más que otra ilusión.

Inmortalidad

La creencia en una vida futura no es sólo un incentivo al esfuerzo y una fuente de aliento, para el cristiano, al menos, implica una sanción de la ley divina, una perspectiva de la retribución. Sin embargo, esta sanción no tiene sentido o eficacia a menos que el alma sobrevivir como individuo. Si, como enseña el panteísmo, la inmortalidad es la absorción en el ser de Dios, puede importar poco lo que un tipo de vida lleva aquí. No hay motivo para discriminar entre el lote de los justos y la de los impíos, cuando todos, por igual se fusionan en el Absoluto. Y si por algún otro proceso de la evolución como una discriminación debe suceder, puede significar nada, ya sea como recompensa o como castigo, una vez que la conciencia personal ha cesado. Esa unión perfecta con Dios, que parece prometer el panteísmo, no es fuente de inspiración para vivir bien cuando se tiene en cuenta a qué distancia de santa debe ser un Dios que continuamente toma en sí mismo lo peor de la humanidad junto con el mejor - si es que uno puede seguir a pensar en términos que impliquen una distinción entre el mal y el bien.

Por tanto, es bastante claro que para tratar de unificar todas las cosas, el panteísmo sacrificios demasiado. Si Dios, la libertad, la moralidad y la religión debe ser reducido al Uno y sus procesos inevitables, surge la cuestión de si el anhelo de unidad no puede ser la fuente de las ilusiones más fatal que ninguno de los que pretende disipar el panteísmo. Pero en realidad no se alcanza esa unificación. El panteísta usa su poder de abstracción de dejar de lado todas las diferencias, y luego declara que las diferencias no existen. Sin embargo, incluso para él que parecen estar ahí, y así desde el primer momento que se está ocupando de apariencia y realidad, y estos dos nunca los fusibles en una sola. Él simplemente se apresura a afirmar que la realidad es divina y que todas las cosas aparentes son manifestaciones de lo infinito, pero no explica por qué cada manifestación debe ser finito o por qué las diversas manifestaciones deben interpretarse de muchas maneras diferentes en conflicto y así, las mentes humanas, cada una de ellas una parte de un mismo y único Dios. Él hace lo Absoluto pasar adelante de la inconsciencia a la conciencia pero no muestra por qué debe haber estas dos etapas en la evolución, o por qué la evolución, que sin duda significa convertirse en "otro", debería tener lugar en absoluto.

Cabe señalar, también, que el panteísmo no unificar sujeto y objeto, y que a pesar de sus esfuerzos en el mundo de la existencia se distingue del mundo del pensamiento. Pero estas objeciones son de poco peso con el curso panteísta profunda que sigue a Hegel, y está dispuesto, en aras de la "unidad" a declarar que el ser y la nada son idénticos.

No obstante, existe una unidad fundamental que siempre ha reconocido la filosofía cristiana, y que tiene a Dios por su centro. No como el ser universal, ni como el principio constituyente formal de las cosas, sino como causa eficiente de su funcionamiento en ya través de cada uno, y como la causa final de que las cosas existen, Dios en un sentido muy real es la fuente de todo pensamiento y la realidad (véase Santo Tomás, "Contra Gentes", I). Su omnipresencia y la acción, lejos de eliminar las causas secundarias, cada una en preservar el orden natural de sus agentes físicos-la eficiencia en la determinación de las leyes físicas y la personalidad humana en el ejercicio de la inteligencia y la libertad. el fundamento del orden moral. El esfuerzo después de la unidad en el sentido panteísta, es sin orden judicial, lo inteligible sólo la unidad es la que Dios mismo ha establecido, una unidad de propósito que se manifiesta por igual en los procesos del universo material y en la voluntad libre del hombre, y que se mueve a su cumplimiento en la unión del espíritu creado con la Persona infinita, el autor del orden moral y el objeto de culto religioso.

Publicación de información escrita por Edward A. Pace. Transcrito por Tomas Hancil. La Enciclopedia Católica, Volumen XI. Publicado 1911. Nueva York: arzobispo de. Nihil Obstat, 1 de febrero de 1911. Lafort Remy, STD, Censor. Imprimatur. + John Farley Cardenal, Arzobispo de Nueva York


Este tema presentación en el original idioma Inglés


Enviar una pregunta por e-mail o comentario para nosotros: E-mail

La web principal de CREER página (y el índice a los temas) está en
http://mb-soft.com/believe/beliespm.html'