Iglesias Reformadas

Información de carácter general

Las iglesias reformadas, que originalmente usaron esta designación para distinguirse de la "no reformada" Iglesia Católica Romana, son aquellas denominaciones protestantes que son Calvinistas en teología y generalmente presbiterianas en la organización de la iglesia. Remontan su origen a la obra reformadora de Ulrich Zwingli en Zurich y de Juan Calvino en Ginebra.

CREA
Nuestra lista de 700 temas religiosos
E-mail
La perspectiva reformada se extendió rápidamente a Alemania, Francia, Holanda, Hungría, Bohemia y a otras partes del continente; en Gran Bretaña sus principios dieron forma a la Iglesia de Escocia e influenciaron a la Iglesia de Inglaterra, especialmente a través del Puritanismo. El Presbiterianismo constituye el cuerpo reformado más grandes de los Estados Unidos. Hay iglesias reformadas activas en todas aquellas partes del mundo (como en Sudafrica) a donde han emigrado colonos europeos. Desde 1877 la Alianza Mundial de Iglesias Reformadas ha proporcionado a un foro para el debate y la consulta.

Mark A. Noll


Iglesia reformada en los Estados Unidos

Información de carácter general

La iglesia reformada en los Estados Unidos es una denominación protestante con raíces en el calvinismo holandés. En 1989 contaba con casi 337.408 miembros en más de 963 iglesias, con mayor fuerza en los estados atlánticos medios, Michigan, y Iowa. Hacia 1628, los colonos holandeses habían establecido una iglesia en New Amsterdam (ahora New York); ésta y otras iglesias norteamericanas fueron dirigidas desde Amsterdam hasta el siglo XVIII en que, bajo la influencia del revivalista Theodore Jacob Frelinghuysen (1691-1747), se formó una entidad norteamericana (1748). Finalmente fueron resueltas las dificultades entre este grupo y otros leales a la entidad holandesa (1771) con los esfuerzos de John Henry Livingston (1746-1825), influyente dirigente del Queen's College (ahora Universidad Rutgers), Nueva Brunswick, N J, que había sido fundada por reformados holandeses. La Iglesia Holandesa Protestante Reformada adoptó una nueva constitución en 1792; en 1867 cambió su nombre por el de Iglesia Reformada en Estados Unidos.

Los patrones doctrinales de la denominación son la Confesión Belga (1561), el Catecismo de Heidelberg (1563) y los cánones del Sínodo de Dort (1619). Su organización es esencialmente presbiteriana; está algo más cercana a los cuerpos protestantes principales que una denominación hermana de Calvinistas holandeses, la Iglesia Reformada Cristiana.

Mark A. Noll

Bibliografía
G F De Jong, La Iglesia Reformada Holandesa en las Colonias Americanas (1978); F J Hood, Los Estados Unidos Reformados (1980); J W Van Hoeven, ed., Piedad y patriotismo: Estudios del Bicentenario de la Iglesia Reformada en Estados Unidos, 1776 - 1976 (1976).


La Tradición Reformada

Información Avanzada

El término "reformado" se usa para distinguir a la tradición Calvinista de las Luterana y Anabaptista. La tradición reformada tiene sus raíces en la teología de Ulrich Zwingli, el primer reformador en Zurich, y Juan Calvino, en Ginebra, que en sus comentarios bíblicos, folletos, y especialmente en los Institutos de la Religión Cristiana, desarrollaron una teología protestante. Muchas personas y grupos que salieron de la Reforma se rigen hasta el día de hoy por las enseñanzas de Calvino, aunque no siempre han seguido exactamente la misma línea el pensamiento o de desarrollo. Así, en la tradición reformada los Calvinistas, si bien básicamente concuerdan y se asemejan entre sí en muchas cosas, tienen ciertas diferencias debidas a circunstancias históricas e incluso geográficas. Estas diferencias se han traducido en varias de las que se podrían llamar líneas o corrientes en la tradición.

La reforma y la tradición reformada

La primera línea de desarrollo en la tradición reformada fue la que ha sido común a Europa del noroeste, Suiza, Francia, Holanda, Alemania, y que también ha tenido influencia en el este, en Hungría, y al sur, en la iglesia Waldensiana en Italia. Las iglesias reformadas en las primeras áreas nombradas fueron muy activas en producir las primeras confesions de fe y los catecismos tenidos hasta hoy como patrones doctrinales por muchas de las iglesias. Calvino elaboró el primer catecismo reformado en 1537 y lo reescribió en 1541; este trabajo fue traducido a varios idiomas y fue muy influyente. Aún más importante fue la Confesión de Heidelberg de 1563, que sigue siendo un documento confesional estándar en la mayoría de las iglesias reformadas europeas. Las Confesiones Helvéticas (1536, 1566), la Confesión Gala (1559), y la Belga (1561) también establecieron una posición doctrinal calvinista.

Al otro lado del canal, en Gran Bretaña, el calvinismo fue una influencia dominante en la Reforma. Mientras que la Iglesia de Inglaterra fue obligada por la reina Isabel a conservar una liturgia y forma de gobierno cuasi-romanas, el calvinismo era la teología subyacente, como se expresa en los Treinta y Nueve Artículos (1563), que eran una versión reescrita de los anteriores Cuarenta y Dos Artículos del Arzobispo Cranmer (1553). Los Institutos de Calvino también proveyeron a los estudiantes de teología ingleses su instrucción básica en el siglo XVII; los Puritanos, que agrupaban a independientes, presbiterianos y calvinistas más consistentes, trataron de eliminar toda traza de catolicismo de la Iglesia Establecida. Al mismo tiempo un número considerable de protestantes influenciado por el anabautismo, aunque aceptaban el bautismo de adultos como único modo apropiado de administrar el sacramento, también aceptaban la mayoría de las doctrinas reformadas. Debido a su creencia en la doctrina de la predestinación se les conocía como Bautistas "particulares", distintos de los Bautistas "de libre albedrío" que rechazaban esa doctrina.

Estos grupos disidentes fueron los redactores de la Confesión de Fe de Westminster, de los catecismos, de la organización de la iglesia y del Directorio de Adoración, que se han convertido en los criterios de todas las iglesias presbiterianas de habla inglesa. La iglesia presbiteriana en Escocia (Iglesia de Escocia), que originalmente había usado la Confesión de los Escoceses (1560) y el Catecismo de Ginebra, adoptó el modelo de Westminster en 1647, luego de que el Parlamento inglés, dominado por los independientes, se opusiera a que dicho modelo se convirtiera en el de la Iglesia de Inglaterra.

Los siglos XVII y XVIII

En las colonias europeas y británicas en todo el mundo, las iglesias Reformada y Presbiteriana a partir de fines del siglo XVII fueron fundadas por los colonos que emigraron a Massachusetts, Nueva York, Sudáfrica, Australia, Nueva Zelandia y otros lugares. Aunque a menudo recibieron poco ayuda, por lo menos al principio, de las iglesias locales, fundaron iglesias propias siguiendo generalmente las tradiciones doctrinales, litúrgicas y organizacionales del marco eclesiástico del que venían. La mayoría de las iglesias presbiterianas aceptaron los documentos de Westminster como sus estándares secundarios, en tanto que los de la correinte Reformada Europea siguieron ateniéndose a las confesions y catecismos de las comunidades de las que provenían.

La historia de la tradición Reformada no ha sido de ninguna manera pacífica o libre de discusión. Ocasionalmente se han presentado problemas que han requerido que los adherentes a la posición reformada reexaminaran y defendieran su creencias fundamentales. Uno de los mejores ejemplos y más influyentes avances fue el que comenzó con el teólogo holandés James Arminius, que rechazó la doctrina calvinista de la gracia. En 1610 sus seguidores establecieron una Oposición ante sus adversarios, poniendo el asunto sobre el tapete.

El resultado fue un sínodo llevado a cabo en Dordrecht, en los Países Bajos en 1618, compuesto de teólogos de varios países, que condenaron las enseñanzas Arminianas, afirmando (1) la depravación total del hombre; (2) la elección divina incondicional; (3) que la salvación de Cristo se limitada al elegido; (4) que la gracia divina es irrestible; y (5) la perseverencia del elegido hasta el final. Los Arminianos fuerorn expulsados de la Iglesia Reformada, pero establecieron sus propias comunidades y han tenido una influencia amplia, formando la base para el Metodismo Wesleyano y otros grupos cristianos no Reformados o anti Reformados. Los Canones del Sínodo de Dort son una de las Tres Formas de Unidad: una son los criterios doctrinales de la mayoría de las Iglesias Reformadas Holandesas, en tanto que las otras dos son la Confesión Belga y el Catecismo de Heidelberg

En Inglaterra y Escocia tuvo lugar un conflicto algo diferente. Las tentativas del Puritanismo de producir una completa reforma de la Iglesia de Inglaterra enfrentaron la oposición de la reina Isabel I y sus dos sucesores, Jaime I y Carlos I. Influyentes en el Parlamento, los puritanos podían oponerse a la monarquía, pero ello condujo finalmente a la guerra. La causa efectiva o punto de partida de ésta estuvo en Escocia, donde Carlos I trató de forzar la episcopalía sobre los presbiterianos; éstos resistieron, y cuando el rey intentaba levantar un ejército en Inglaterra, los puritanos en el Parlamento le impusieron tales exigencias que él procuró imponerse por la fuerza. Fue derrotado, capturado y ejecutado por el Parlamento en 1649.

Durante los siguientes nueve años Cromwell gobernó el país, pero poco después de su muerte, Carlos II, hijo de Carlos I, ascendió el trono e intentó seguir las políticas de su padre en Inglaterra y Escocia. Aunque en Inglaterra los puritanos fueron obligados a someterse, los escoceses se levantaron en armas contra el rey en una guerra de guerrillas. Los del Convenio, así llamados porque habían convenido entre sí defender los "Derechas a la corona de Jesucristo" continuaron su oposición cuando el hermano de Carlos II, el católico Jaime I, llegó a rey, y no depusieron las armas hasta sacarlo del trono británico, en el que fue sucedido por Guillermo, Príncipe de Orange, en 1688.

Si bien la tradición reformada ha tenido sus conflictos, también ha tenido una influencia muy positiva en el mundo. En el siglo XVIII fue uno de los principales centros del renacimiento evangélico; en Escocia el movimiento había comenzado hacia 1700 con la influencia de Thomas Boston y Los de la Médula, así llamados porque habían resultado muy influenciados por la obra puritana "La médula de la Divinidadd moderna". El renacimiento asociado a este grupo se fusionó finalmente con el renacimiento evangélico en Inglaterra a través de la influencia de George Whitefield. Al mismo tiempo, en las colonias en los Estados Unidos, Jonathan Edwards estuvo involucrado en el Gran Despertar, que también fue conectado al movimiento inglés a través de Whitefield. En todos estos casos la teología calvinista fue la influencia subyacente.

La Tradición Reformada en épocas recientes

El renacimiento de la predicación y/o poder evangélicos no paró allí, porque por medio de la influencia escocesa fue llevado a Europa en 1818, cuando Robert Haldane visitó Suiza en un viaje evangelistico; él influenció grandemente a hombres como Cesar Malan y Merle d'Aubigné, y a través de ellos el renacimiento evangélico se extendió a otras partes de Europa. En Holanda tuvo un impacto particularmente fuerte, dando por resultado los trabajos de Groen van Prinsterer, Herman Bavinck y Abraham Kuyper; este último fue el fundador de la Universidad Libre de Amsterdam, líder del movimiento que separó de la iglesia del Estado para formar el Gereformeerde Kerk, y en 1901, en cuanto dirigiente del Partido Antirevolucionario, fue Primer Ministro. Como resultado del trabajo de Kuyper hubo un renacimiento del calvinismo no solamente en círculos eclesiásticos sino también en muchos otros aspectos de la vida holandesa, y que han sido influyentes mucho más allá de Holanda.

En Gran Bretaña la misma tradición Reformada daba frutos similares. Uno de los acontecimientos eclesiásticos más importantes fue el éxodo de gran parte de la Iglesia de Escocia para formar la Iglesia Libre de Escocia. Aunque la causa inmediata fue la oposición al derecho de los patrocinadores a imponer ministros a las congregaciones, la causa fundamental fue que la Iglesia de Escocia había abandonado en gran parte su posición reformada, y los que deseaban mantenerla insistieron en que debían ser libres de elegir a sus propios ministros. Cuando esto les fue denegado, se retiraron y formaron su propia denominación. Pero no fue solo en la esfera eclesiástica que actuaron los de la corriente Reformada.

En Gran Bretaña la revolución industrial había causado grandes cambios, con una difundida explotación de los trabajadores. Para compensar esto, hombres como Anthony Ashley Cooper y el séptimo Conde de Shaftesbury, en Inglaterra, y el Rev. Thomas Chalmers en Escocia, y otros, trabajaron para que se aprobaran leyes para proteger a los trabajadores de fábrica, a los mineros, y a los físicamente discapacitados. Muchos de estos dirigentes eran calvinistas convencidos, y más tarde muchos con la misma opción cristiana llegaron al parlamento británico y fueron autores de otras leyes que mejoraban la condición de las clases obreras.

Esta práctica reformada de compromiso social y político fue llevada a Estados Unidos, en donde los de tradición reformada han tomado parte considerable en esas materias. Muchas de las iglesias presbiterianas y reformadas participaron en el movimiento para la abolición de la esclavitud, y más recientemente se han destacado en la lucha por los derechos civiles y movimientos similares. Lamentablemente, en Sudáfrica la tradición reformada ha estado implicada en el apoyo a las políticas racistas del apartheid y su aplicación, pero esto está cambiando a medida que algunos elementos reformados dentro del país, e iglesias reformadas afuera, a través de entidades como el Sínodo Ecuménico Reformado, presionan a las iglesias sudafricanas a cambiar sus actitudes hacia las políticas de gobierno.

La tradición reformada ha estado siempre fuertemente a favor de la educación de los miembros de la iglesia. La insistencia de Calvino en la formación catequética de los jóvenes, y su fundación de lo que hoy es la Universidad de Ginebra, fueron imitados en Escocia por John Knox en las disposicones educacionales en el Primer Libro de Disciplina; en los Países Bajos, por el establecimiento de instituciones como la Universidad de Leiden, y en Francia, por la fundación de varios seminarios. En Estados Unidos, por su parte, esta tradición educativa fundó universidades como Harvard y Yale; en años más recientes, la universidad Calvino en Grand Rapids, Michigan; la universidad Redeemer, en Hamilton, Ontario, e instituciones similares, indican que en educación la tradición reformada funciona aún y cumple un rol importante en formar ciudadanos cristianos educados.

Durante la última parte del siglo XIX y a lo largo del XX se ha dado un énfasis creciente a los estudios cristianos. Si bien siempre ha habido eruditos reformados, Abraham Kuyper incentivó fuertemente este ámbito, lo que fue seguido en otros países. Entre los más notables eruditos modernos se cuentan Herman Dooyeweerd, D H Vollenhoven, J H Bavinck y otros en los Países Bajos, en especial en la Universidad Libre de Amsterdam; James Orr en Escocia; J Gresham Machen y Cornelius Van Til en los Estados Unidos; Pierre Marcel en Francia; y muchos otros que se han dedicado a desarrollar un enfoque reformado en muchos campos del conocimiento.

A partir de 1850 otro avance significativo han sido los variados esfuerzos de cooperación de las diferentes iglesias reformadas y presbiterianas. En 1875 se organizó la Alianza Mundial de Iglesias Reformadas, que une a los sistemas presbiterianos, que todavía funciona; sin embargo, dado que algunas de las iglesias de la Alianza se han alejado de una posición teológica verdaderamente reformada, como lo prueban algunas nuevas confesiones y prácticas, varias denominaciones reformadas, es especial las más recientes, han rehusado formar parte de la Alianza.

Consecuentemente, en los años 60 se fundó una nueva entidad, el Sínodo Ecuménico Reformado, para asegurar la permanencia de un testimonio plenamente reformado. Apenas antes de ése, se habían formado algunas organizaciones no eclesiásticas: en Montpellier, Francia, bajo la dirección de Pierre Marcel, la Asociación Internacional para la Fe y Acción Reformadas, en 1953 y, más recientemente, en los Estados Unidos se organizó la Asociación Nacional de Iglesias Presbiterianas y Reformadas. De esta manera los cristianos reformados están trabajando juntos cada vez más para presentar el avangelio al mundo. El resultado es que la tradición reformada ejerce influencia no solamente en el mundo occidental sino también, y a veces incluso con más fuerza, en lugares como Corea del sur, Indonesia, la India y África.

La tradición reformada ha formado parte significativa de la cultura occidental, influenciando muchos diversos aspectos del pensamiento y la vida. Gradualmente, no obstante, mucho de su contribución se ha secularizado y las raíces religiosas han sido desechadas y rechazadas. Uno no puede dejar de preguntarse, por lo tanto, si la actual condición de Occidente no es resultado de este rechazo, en que el autocentrismo sustituye al hacer todas las cosas "para la gloria de Dios".

W S Reid

Bibliografía
J Bratt, ed., La herencia de Juan Calvino; W S Reid, ed., Juan Calvino: su influencia en el mundo occidental; W F Graham, El Revolucionario Constructivo; J T McNeil, Historia y carácter del Calvinismo.


Esta traducción ha sido hecha por: María Victoria Castillo


La presentación original (en inglés) de este documento está en English language

E-mail a: Spanish e-mail

La página web principal de CREER (y el índice a los temas) está en: http://mb-soft.com/believe/beliespm.html