Orígenes

Información General

Orígenes, c.185-c.254, en general, es considerado el más grande teólogo y estudioso bíblico de la temprana iglesia oriental.

Fue probablemente nació en Egipto, posiblemente en Alejandría, a una familia cristiana.

Su padre murió en la persecución de 202, y él mismo en sentido estricto escapado a la misma suerte.

A la edad de 18, Orígenes fue designado para suceder Clemente de Alejandría como jefe de la escuela catequética de Alejandría, donde había sido estudiante.

Entre 203 y 231, de Orígenes atrajo a un gran número de estudiantes a través de su forma de vida tanto como a través de su enseñanza.

Según Eusebio, que asumió el mando en Matt.

19:12 en el sentido de que él debe castrar a sí mismo.

Durante ese período, viajó ampliamente Orígenes y mientras en Palestina (c.215) fue invitado a predicar por los obispos locales a pesar de que no fue ordenado.

Demetrio, obispo de Alejandría, considera esta actividad como una violación de la costumbre y la disciplina y le ordenó regresar a Alejandría.

El período siguiente, de 218 a 230, fue una de las más productivas de Orígenes como escritor.

En 230 regresó a Palestina, donde fue ordenado sacerdote por los obispos de Jerusalén y Cesarea.

Demetrio entonces excomulgado Orígenes, lo privó de su sacerdocio, y lo enviaron al exilio.

Orígenes regresó a la seguridad de Cesarea (231), y se estableció una escuela de teología, más que presidió durante 20 años.

Entre sus alumnos fue San Gregorio Thaumaturgus, cuya Panegyric a Orígenes es una fuente importante para el período.

La persecución se renovó en 250, y Orígenes fue duramente torturado.

CREER
Religioso
Información
Fuente
página web
Nuestra lista de 2.300 Temas Religiosos
E-mail

Aunque la mayor parte de sus escritos han desaparecido, la producción literaria de Orígenes productividad era enorme.

La Hexapla fue el primer intento de establecer un texto crítico del Antiguo Testamento; los comentarios a Mateo y Juan establecer él como el primer gran estudioso bíblico de la iglesia cristiana; el De Principiis (o Peri Archon) es un tratado dogmático sobre Dios y El mundo, y la de Contra Celsum es una refutación del paganismo.

Orígenes tratado de sintetizar la interpretación de las Escrituras cristianas y de las convicciones con la filosofía griega, sobre todo neoplatonismo y Stoicism.

Su teología es una expresión de Alejandría reflexión sobre la Trinidad, y, antes de San Agustín, fue el teólogo más influyente de la iglesia.

Algunas de las ideas de Orígenes siguió siendo un motivo de controversia mucho tiempo después de su muerte, y "Origenism" fue condenado en el quinto consejo ecuménico en 553 (Consejo de Constantinopla).

Orígenes es uno de los mejores ejemplos de principios de la mística cristiana: la más alta es llegar a ser bueno como Dios como progresivo como sea posible a través de la iluminación.

A pesar de su carácter a veces polémico, sus escritos contribuyeron a crear una teología cristiana que mezcla bíblica y filosófica de las categorías.

Ross Mackenzie

Bibliografía


Bigg, Charles, El Platonists cristiano de Alejandría (1886; repr. 1970); Burghardt, WJ, et al., Eds., Orígenes, La oración, la exhortación a Martirio (1954); Caspary, GE, Política y Exégesis: Orígenes y la Dos Espadas (1979); Chadwick, Henry, Early Christian Pensamiento y de la Tradición Clásica: Estudios de Justino, Clemente y Orígenes (1966); Danielou, Jean, Orígenes, trans.

Por Walter Mitchell (1955); Drewery, B., Orígenes y de la Doctrina de la Gracia (1960); Hanson, RPC, Orígenes de la Doctrina de la Tradición (1954); Kannengiesser, C., ed., Orígenes de Alejandría (1988).


Orígenes y Origenism

Información Católica

I. vida y de trabajo de origen

A. BIOGRAFÍA

Orígenes, más modesto de los escritores, casi nunca se alude a sí mismo en su propia obra, pero Eusebio le ha dedicado casi todo el sexto libro de la "Historia Eclesiástica".

Eusebio fue completamente familiarizado con la vida de su héroe, que ha recogido un centenar de sus cartas, en colaboración con el mártir Pamphilus de su autoría la "Apología de Orígenes", que habitó en Cesarea Orígenes de la biblioteca donde se conserva, y donde su memoria Todavía subsisten, si a veces se puede pensar en algo parcial, que es, sin duda bien informado.

Encontramos también algunos detalles en el "discurso de despedida" de San Gregorio Thaumaturgus a su amo, en las controversias de San Jerónimo y Rufinus, en San Epiphanius (Haeres., LXIV), y, en Photius (Biblioth. Cod. 118 ).

(1) Orígenes de Alejandría (185-232)

Nacido en 185, fue apenas diecisiete Orígenes cuando una sangrienta persecución de la Iglesia de Alejandría estalló.

Su padre Leonidas, quien admiró su genio precoz era encantado con su virtuosa vida, le había dado una excelente educación literaria.

Cuando Leonidas fue lanzado en la cárcel, Orígenes se fain han compartido su lote, pero no son capaces de llevar a cabo su resolución, tal como su madre había escondido sus vestidos, escribió un ardiente, entusiasta carta a su padre que exhorta a perseverar valientemente.

Cuando Leonidas había ganado la corona del mártir y su fortuna había sido confiscada por las autoridades imperiales, los heroicos niños trabajaron en apoyo de él mismo, su madre y sus seis hermanos menores.

Este éxito se logra convertirse en un maestro, la venta de sus manuscritos, y por la generosa ayuda de una cierta rica dama, quien admiró su talento.

El orador supone, de oficio, la dirección de la escuela de catequesis, en la retirada de Clemente, y al año siguiente fue confirmado en su cargo por el patriarca Demetrio (Eusebio, "Hist. Eccl.", VI, ii; St . Jerome, "De viris illust.", Que viven).

Orígenes de la escuela, que era frecuentado por los paganos, que pronto se convirtió en un vivero de neófitos, confesores y mártires.

Entre estos últimos se Plutarco, Serenus, Heraclides, Heron, Serenus otro, y una mujer catecúmeno, Herais (Eusebio, "Hist. Eccl.", VI, iv).

Él los condujo a la escena de sus victorias alentándolos por su exhortaciones.

No hay nada más conmovedor que esta imagen ha llamado Eusebio Orígenes de la juventud, a fin de estudioso, desinteresada, austera y puro, ardiente y celoso incluso a la indiscreción (VI, iii y vi).

El impulso de este modo a una edad tan temprana en la silla del profesor, reconoció la necesidad de completar su educación.

Frecuentar la escuela filosófica, en especial la de Ammonius Saccas, se dedicó a un estudio de los filósofos, en particular Platón y el Stoics.

En esta era, pero siguiendo el ejemplo de sus predecesores y Pantenus Clement, y de Heracles, quien fue su sucesor.

Después, cuando este último compartió su labor de catequesis en la escuela, que aprendió hebreo, y se comunicará con frecuencia con algunos Judios que le ayudaron a resolver sus dificultades.

El curso de su trabajo en Alejandría fue interrumpido por cinco viajes.

Acerca de 213, en virtud de Ceferino Papa y el emperador Caracalla, que se desea "ver a la muy antigua Iglesia de Roma", pero no permanecer en ellos por el tiempo (Eusebio, "Hist. Eccl.", VI xiv).

Poco después fue invitado a Arabia por el gobernador que se le deseosa de reunión (VI, xix).

Es probable que en 215 o 216, cuando la persecución de Caracalla asolaba en Egipto que visitó Palestina, donde Theoctistus de Cesarea y Alejandro de Jerusalén, lo invitó a predicar, aunque aún era un laico.

Hacia el 218, al parecer, la emperatriz Mammaea, madre de Alejandro Severo, le trajo a Antioquía (VI, xxi).

Por último, en un período mucho más tarde, en virtud de Ponciano de Roma y Zebinus de Antioquía (Eusebio, VI, xxiii), que viajaron a Grecia, pasando por donde Theoctistus Cesarea, obispo de esa ciudad, con la asistencia de Alexander, obispo de Jerusalén, le levantó Al sacerdocio.

Demetrio, aunque ha dado cartas de recomendación para Orígenes, estaba muy ofendido por esta coordinación, que ha tenido lugar sin su conocimiento y, como él pensaba, en la derogación de sus derechos.

Si Eusebio (VI, viii) es que se cree, fue envidia de la creciente influencia de su catequista.

Así que, en su regreso a Alejandría, Orígenes pronto percibe que su obispo era más bien hostil hacia él.

Él dado a la tormenta y Son Egipto (231).

Los detalles de este asunto fueron los de Eusebio perdido en el segundo libro de la "Apología de Orígenes", de acuerdo a Photius, que habían leído la obra, dos consejos se celebraron en Alejandría, uno de los cuales pronunció un decreto de expulsión contra Orígenes mientras La otra depuesto éste por el sacerdocio (Biblioth. cod. 118).

San Jerónimo declara expresamente que no se le condena por una cuestión de doctrina.

(2) Orígenes en Cesarea (232)

Expulsado de Alejandría, Orígenes fija su residencia en Cesarea, en Palestina (232), con su protector y amigo Theoctistus, fundó una nueva escuela, y se reanuda su "Comentario sobre San Juan" en el punto en que se había interrumpido.

Pronto fue rodeada por los alumnos.

Los más destacados de ellos, sin duda, fue San Gregorio Thaumaturgus quien, con su hermano Apolodoro, a la que asistieron Orígenes de conferencias durante cinco años y le entregaron a la salida de un célebre "discurso de despedida".

Durante la persecución de Maximinus (235-37) Orígenes visitó a su amigo, San Firmilian, obispo de Cesarea de Capadocia, que le hizo permanecer durante un largo período.

En esta ocasión fue entretenido hospitalariamente por una dama cristiana de Cesarea, de nombre Juliana, que había heredado el escrito de Symmachus, el traductor del Antiguo Testamento (Palladius, "Hist. Laus.", 147).

Los años siguientes fueron dedicados casi sin interrupción a la composición de los "Comentarios".

Se mencionan sólo algunas de las excursiones a los Santos Lugares, un viaje a Atenas (Eusebio, VI, xxxii), y dos viajes a Arabia, una de las cuales se llevó a cabo para la conversión de Beryllus, un Patripassian (Eusebio, VI, xxxiii; San Jerónimo, "De viris malos.", Lx), la otra para refutar algunos herejes que negaban la resurrección (Eusebio, "Hist. Eccl.", VI, xxxvii).

La edad no disminuye sus actividades.

Fue más de sesenta cuando escribió su "Contra Celsum", y su "Comentario sobre San Mateo".

La persecución de Decio (250) le impidió continuar estas obras.

Orígenes fue encarcelado y torturado bárbaramente, pero su valor es inquebrantable y de su prisión escribió cartas respirar el espíritu de los mártires (Eusebio, "Hist. Eccl.", VI, xxxix).

Le siguen con vida en la muerte de Decio (251), pero sólo en persistente, y que falleció, probablemente, a partir de los resultados de los sufrimientos durante la persecución (253 o 254), a la edad de sesenta y nueve (Eusebio, "Hist. Eccl.", VII, i).

Sus últimos días se dedicaron a Tyr, aunque su razón de jubilarse thither es desconocida.

Fue enterrado con honor como un confesor de la Fe.

Durante mucho tiempo su sepulcro, detrás de la gran altar de la catedral de Tyr, fue visitado por los peregrinos.

Hoy, como no queda nada de esta catedral, excepto una masa de ruinas, la ubicación exacta de su tumba es desconocida.

B. OBRAS

Muy pocos autores son tan fértil como Orígenes.

San Epiphanius estimaciones en seis mil el número de sus escritos, contando por separado, sin duda, los diferentes libros de una obra única, sus homilías, cartas, tratados y su más pequeño (Haeres., LXIV, lxiii).

Esta cifra, repetida por muchos escritores eclesiásticos, parece exagerado mucho.

San Jerónimo nos asegura que la lista Orígenes de los escritos elaborados por San Pamphilus no contiene incluso dos mil títulos (Contra Rufin., II, xxii; III, xxiii), pero esta lista fue, sin duda, incompleta.

Eusebio ( "Hist. Eccl.", VI, xxxii) ha insertado en su biografía de San Pamphilus y San Jerónimo se inserta en una carta a Paula.

(1) Exegetical Escritos

Orígenes había dedicado tres tipos de obras a la explicación de la Sagrada Escritura: comentarios, homilías, y scholia (San Jerónimo, "Prologus interpretar. Homiliar. Orig. Ezechiel en").

Los comentarios (tomoi libri, volumina) son un continuo y bien desarrollado interpretación de los textos inspirados.

Una idea de su magnitud puede ser formado por el hecho de que las palabras de San Juan: "En el principio era el Verbo", proporcionado material para todo un rollo.

Quedan en griego solamente ocho libros de la "Comentario sobre San Mateo", y nueve libros de la "Comentario sobre San Juan", en latín un anónimo traducción de la "Comentario sobre San Mateo" comenzando con el capítulo xvi, tres Libros y medio de la "Comentario sobre el Cantar de los Cantares" traducido por Rufinus, y un resumen de la "Comentario sobre las Epístolas a los Romanos", por el mismo traductor.

Las homilías (homiliai, homiliae, tractatus) conocía los discursos sobre textos de la Escritura, a menudo extemporary y registradas, así como por la posible taquígrafos.

La lista es larga y, sin duda, debe haber sido más largo si es cierto que Orígenes, como San Pamphilus declara en su "Apología" predicó casi todos los días.

Quedan en griego un vigésimo (veinte Jeremias y en la célebre homilía sobre la bruja de Endor), en latín, uno ciento dieciocho traducido por Rufinus, setenta y ocho traducido por San Jerónimo y algunos otros de más o menos dudosa autenticidad , Conservado en una colección de homilías.

El vigésimo "Tractatus Origenis" recientemente descubierto no son el trabajo de Orígenes, aunque se ha hecho uso de sus escritos.

Orígenes ha sido llamado el padre de la homilía, que fue el que más contribuyó a popularizar la literatura de esta especie en la que se encuentran tantos instructivo detalles sobre las costumbres de la primitiva Iglesia, de sus instituciones, la disciplina, la liturgia y los sacramentos.

El scholia (scholia, excerpta, commaticum interpretandi género) fueron exegética, filológica, histórica o notas, en palabras o pasajes de la Biblia, al igual que las anotaciones de los gramáticos de Alejandría en el profano escritores.

Salvo algunos pocos fragmentos de todos los que han perecido.

Otros Escritos

En la actualidad posee sólo dos de los Orígenes de cartas: una dirigida a San Gregorio Thaumaturgus sobre la lectura de la Sagrada Escritura, el otro a Julio el Africano en el griego añadido en el Libro de Daniel.

Dos opuscula se han conservado todo en la forma original, un excelente tratado "Sobre la Oración" y una "Exhortación al martirio", enviada por Orígenes a su amigo Ambrosio, entonces un preso de la Fe.

Por último dos grandes obras han escapado a los estragos del tiempo: la "Contra Celsum" en el texto original, y el "De principiis" en una traducción latina por Rufinus y en las citas de la "Philocalia", que podría igualdad contenido en un sexto De todo el trabajo.

En los ocho libros de la "Contra Celsum" Orígenes sigue su adversario punto por punto, refutando en detalle cada una de sus falsas imputaciones.

Es un modelo de razonamiento, la erudición, y honesto polémica.

El "De principiis", compuesto en Alejandría, y que, según parece, llegó a las manos del público antes de su finalización, tratados sucesivamente, en sus cuatro libros, lo que permite numerosas digresiones, de: (a) Dios y la Trinidad, ( B) el mundo y su relación con Dios, (c) el hombre y su libre voluntad, (d) la Escritura, de su inspiración y la interpretación.

Muchas otras obras de Orígenes se han perdido por completo: por ejemplo, el tratado en dos libros "Sobre la Resurrección", un tratado "Sobre Free Will", y diez libros de "Escritos Varios" (Stromateis).

Orígenes de la crítica para ver HEXAPLA trabajo.

C. póstumo influencia de origen

Orígenes durante su vida por sus escritos, la enseñanza, en contra de su voluntad y ejerce gran influencia.

San Firmilian en Cesarea de Capadocia, que se considera a sí mismo como su discípulo, le hizo permanecer con él durante un largo período de beneficios de su aprendizaje (Eusebio, "Hist. Eccl.", VI, xxvi; Palladius, "Hist. Laus. ", 147).

San Alejandro de Jerusalén sus compañeros de los alumnos en la escuela de catequesis fue su íntimo amigo fiel (Eusebio, VI, xiv), como se Theoctistus de Cesarea, en Palestina, quien le ordenó (Photius, cod. 118).

Beryllus de Bostra, quien había ganado de vuelta de la herejía, era muy unido a él (Eusebio, VI, xxxiii; San Jerónimo, "De viris malos.", Lx).

San Anatolus de Laodicea cantó sus alabanzas en su "Carmen Paschale" (PG, X, 210).

La aprendido Julio el Africano consultado él, la respuesta de Orígenes está existentes (PG, XI, 41-85).

San Hipólito muy apreciado su talento (San Jerónimo, "De viris malos.", Lxi).

San Dionisio, su alumno y sucesor en la escuela de catequesis, cuando el Patriarca de Alejandría, le dedicó su tratado "Sobre la Persecución" (Eusebio, VI, xlvi), y en el aprendizaje de su muerte escribió una carta llena de sus alabanzas ( Photius, cod. 232).

San Gregorio Thaumaturgus, que había sido su alumno durante cinco años en Cesarea, antes de dejar que le dirigió su célebre "discurso de despedida" (PG, X, 1049-1104), un entusiasta panegyric.

No hay ninguna prueba de que Heracles, su discípulo, colega y sucesor en la escuela de catequesis, antes de ser elevado al Patriarcado de Alejandría, vaciló en su juramento amistad.

Orígenes del nombre fue tan altamente estimado que, cuando hay una cuestión de poner fin a un cisma o una herejía erradicación, la apelación se hizo a la misma.

Después de su muerte su reputación sigue extendiéndose.

San Pamphilus, martirizado en 307, Eusebio compone con una "disculpa de Origen", en los primeros seis libros por sí solo de que se ha conservado en una traducción latina por Rufinus (PG, XVII, 541-616).

Orígenes había en ese momento muchos otros apologistas cuyos nombres son desconocidos para nosotros (Photius, cod. 117 y 118).

Los directores de la escuela de catequesis siguió caminando sus pasos.

Theognostus, en su "Hypotyposes", lo siguieron muy de cerca, incluso, de acuerdo con Photius (cod. 106), aunque su acción fue aprobado por San Atanasio.

Pierius fue llamado por San Jerónimo "Orígenes junior" (De viris malos., Lxxvi).

Dídimos Ciegos compuesto una obra para explicar y justificar la enseñanza de la "De principiis" (San Jerónimo, "Adv. Rufin.", I, vi).

San Atanasio no duda en citar él con elogios (Epist. IV anuncio Serapión., 9 y 10) y señala que debe ser interpretada con generosidad (De decretis Nic., 27).

Tampoco fue la admiración por la gran Alejandría menos fuera de Egipto.

San Gregorio de Nazianzus dio significativa expresión de su opinión (Suidas, "Léxico", ed. Bernhardy, II, 1274: Orígenes él todo hemon achone).

En colaboración con San Basilio, que había publicado, bajo el título "Philocalia", un volumen de las selecciones del maestro.

En su "Panegyric en San Gregorio Thaumaturgus", de San Gregorio de Nisa llamó Orígenes el príncipe Christian de aprendizaje en el tercer siglo (PG, XLVI, 905).

En Cesarea de Palestina en la admiración de la adquirida por Orígenes se convirtió en una pasión.

San Pamphilus escribió su "Apología", Euzoius ha transcrito sus escritos sobre pergamino (San Jerónimo, "De viris malos.", Xciii).

Eusebio catalogado con cuidado y se basó en ellos en gran medida.

Tampoco fueron los latinos menos entusiasta que los griegos.

Según San Jerónimo, la principal Latina imitadores de Origen son San Eusebio de Verceil, San Hilario de Poitiers, y San Ambrosio de Milán, San Victorinus de Pettau les había fijado el ejemplo (San Jerónimo ", Adv. Rufin. ", I, ii;" ad Augustin. Epist. ", Cxii, 20).

Orígenes fueron escritos tanto depender de que el solitario de Belén llamado plagio, furta Latinarum.

Sin embargo, a excepción de Rufinus, que prácticamente es sólo un traductor, San Jerónimo es tal vez el escritor que Latina es más endeudados a Orígenes.

Antes de la Origenist controversias que admitió de buen grado este, e incluso más adelante, no es del todo repudiar; cf.

El prólogo a su traducción de Orígenes (Homilías sobre San Lucas, Jeremias, y Ezechiel, el Cantar de los Cantares), y también los prefacios a sus propias "Comentarios" (en Micheas, las Epístolas a los Gálatas, a los Efesios y etc .).

En medio de estas expresiones de admiración y alabanza, algunas voces discordantes se oyeron.

San Metodio, obispo y mártir (311), había escrito varias obras de Orígenes contra, entre otros, un tratado "Sobre la Resurrección", de la que San Epiphanius cita un largo extracto (Haeres., LXVI, xii-lxii).

San Eustathius de Antioquía, que murió en el exilio alrededor de 337, criticó su allegorism (PG, XVIII, 613-673).

San Alejandro de Alejandría, mártir en el 311, también le atacó, si hemos de crédito Leontius de Bizancio y el emperador Justiniano.

Pero su jefe de los adversarios eran los herejes, Sabellians, arrianos, Pelagians, nestorianos, Apollinarists.

II. ORIGENISM

Por este término se entiende no tanto Orígenes de la teología y el cuerpo de sus enseñanzas, como una serie de doctrinas, con razón o sin ella que se le atribuyen, y que por su novedad o su peligro llamado sucesivamente en una de las primeras período una refutación de los escritores ortodoxos .

Son principalmente:

Allegorism en la interpretación de la Escritura

Subordinación de las Personas Divinas

La teoría de los sucesivos ensayos y una restauración final.

Antes de examinar hasta qué punto es responsable de Orígenes estas teorías, una palabra hay que decir de la directiva principio de su teología.

La Iglesia y el Estado de la Fe

En el prefacio de la "De principiis" Orígenes establecido una norma así formuladas en la traducción de Rufinus: "Illa sola credenda quae est veritas en nullo ab ecclesiastica et apostolica discordat traditione".

La misma norma se expresa casi en términos equivalentes n muchos otros pasajes, por ejemplo, "no quemadmodum debemus credere nisi per successionem Ecclesiae Dei tradiderunt nobis (En Matt., Ser. 46, MIGNE, XIII, 1667). De conformidad con los principios de Orígenes Constantemente apela a la predicación eclesiástica, la enseñanza eclesiástica, y el magisterio eclesiástico, de la fe (kanon). Acepta sólo cuatro evangelios canònicos, porque la tradición no recibe más; admite la necesidad del bautismo de los recién nacidos, porque es de conformidad con la práctica de la Iglesia fundada en la tradición apostólica; advierte el intérprete de la Sagrada Escritura, a no confiar en su propio juicio, pero "en el imperio de la Iglesia instituida por Cristo". Porque, añade, tenemos sólo dos luces de guía a nosotros aquí A continuación, a Cristo ya la Iglesia, la Iglesia refleja fielmente la luz recibida de Cristo, como la luna refleja los rayos del sol. La marca distintiva de la católica es pertenecer a la Iglesia, a depender de la Iglesia fuera de los que hay No la salvación, por el contrario, el que deja a la Iglesia camina en la oscuridad, él es un hereje. Es a través del principio de autoridad que Orígenes es costumbre a desenmascarar y luchar contra los errores doctrinales. Es el principio de autoridad, también, que él Invoca cuando enumera los dogmas de la fe. Animada Un hombre con tales sentimientos pueden haber cometido errores, porque él es humano, pero su disposición de la mente es esencialmente católica y él no merece que se encuentra entre los promotores de la herejía.

A. escritural Allegorism

Los principales pasajes de la inspiración, el significado y la interpretación de las Escrituras se conservan en griego en los primeros quince capítulos de la "Philocalia".

Según Orígenes, la Escritura es inspirada porque es la palabra y obra de Dios.

Pero, lejos de ser un instrumento inerte, el inspirado autor tiene plena posesión de sus facultades, él es consciente de lo que está escrito; él es físicamente libre para entregar su mensaje o no, él no es un lugar de paso, incautados por el delirio como el pagano Oráculos, para corporales desorden, perturbación de los sentidos, la pérdida momentánea de la razón, pero son tantas las pruebas de la acción del espíritu maligno.

Desde la Escritura es de Dios, que debería tener las características distintivas de la Divina obras: la verdad, la unidad y la plenitud.

La palabra de Dios no puede ser falso y, por tanto, no hay errores o contradicciones pueden ser admitidos en la Escritura (En Joan., X, iii).

El autor de las Escrituras es uno, la Biblia no es tanto una colección de libros de un mismo libro (Philoc., V, iv-vii), un perfecto instrumento armónico (Philoc., VI, i-ii).

Pero la nota más divino de la Escritura es su plenitud: "No hay en los Libros Sagrados de la más pequeña de paso (cheraia), pero refleja la sabiduría de Dios" (Philoc., I, xxviii, cf. X, i).

Es cierto que existen imperfecciones en la Biblia: antilogies, repeticiones, falta de continuidad, pero estas imperfecciones se perfecciones por que nos conduce a la alegoría y el significado espiritual (Philoc., X, i-ii).

En un momento de Orígenes, a partir de la platónica trichotomy, distingue el cuerpo, el alma y el espíritu de la Sagrada Escritura, en el otro, a raíz de una terminología más racional, que sólo distingue entre la letra y el espíritu.

En realidad, el alma, o la significación psíquica, moral o de sentido (que es la moral partes de la Escritura, la moral y las aplicaciones de las otras partes) sólo desempeña un papel muy secundario, y no podemos limitarnos a la antítesis: carta ( O cuerpo) y el espíritu.

Lamentablemente esta antítesis no está libre de equívocos.

Orígenes no entiende por carta (o cuerpo) lo que entendemos hoy por el sentido literal, pero el sentido gramatical, la correcta en oposición a la sentido figurativo.

Simplemente para que no se atribuyen a las palabras el significado espiritual significación mismo que nosotros: que significan para él el sentido espiritual propiamente dicha (el significado añadido al sentido literal de la voluntad expresa de Dios, adjuntando una especial significación al hecho relacionados O relativas a la manera de ellos), o como la figurativa contrasta con el buen sentido, o el sentido acomodaticia, a menudo una invención arbitraria de la intérprete, o incluso el sentido literal cuando es tratar de las cosas espirituales.

Si esta terminología se conserva en la mente no hay nada absurdo en el principio que se repite tan a menudo: "Este pasaje de la Escritura como ningún sentido corporal".

Como ejemplos cita el anthropomorphisms Orígenes, las metáforas y los símbolos que deberían de hecho debe entenderse figurado.

Aunque nos advierte que estos pasajes son las excepciones, hay que confesó que le permite demasiados casos en los que la Escritura no debe entenderse conforme a la letra, pero, recordando su terminología, su principio es irreprochable.

Las dos grandes reglas de interpretación establecidas sembradas por el catequista de Alejandría, tomadas por ellos mismos y con independencia de las solicitudes erróneas, están en contra de la prueba de la crítica.

Que se puede formular así:

Escritura debe ser interpretado de una manera digna de Dios, el autor de la Escritura.

La sensación corporal o la letra de la Escritura no debe ser adoptado, cuando se trataría de algo imposible, absurdo, o indigno de Dios.

El abuso surge de la aplicación de estas normas.

Orígenes recurre con demasiada facilidad a allegorism explicar meramente aparente antilogies o antinomies.

Él considera que las descripciones de algunos o de las ordenanzas de la Biblia sería indigno de Dios si tenían que ser tomadas de acuerdo a la carta, o si se toman solamente de acuerdo a la carta.

Él justifica la allegorism por el hecho de que ciertas cuentas de otra o de determinados preceptos ahora derogado sería inútil y profitless para el lector: lo que le parece contrario a la providencia de la Divina inspirador y la dignidad de Santo Escrito.

De esta manera, se considera que, aunque las críticas dirigidas contra su método alegórico por San Epiphanius y San Metodio no eran infundadas y, sin embargo, muchas de las quejas surgen de un malentendido.

B. La subordinación de las Personas Divinas

Las tres personas de la Trinidad se distinguen de todas las criaturas de las tres características siguientes: absoluta inmaterialidad, la omnisciencia, y la santidad sustancial.

Como es bien sabido muchos escritores eclesiásticos antiguos atribuidos a espíritus creado una antena o etéreo envolvente sin la cual no podían actuar.

Aunque él no atrevo a decidir categóricamente, Orígenes inclina a esta opinión, pero, tan pronto como hay una cuestión de las Personas Divinas, es perfectamente seguro de que no tienen cuerpo y no en un órgano, y esta característica pertenece a La Trinidad solo (De princip., IV, 27; I, vi, II, ii, 2; II, iv, 3, etc.)

Una vez más, el conocimiento de toda criatura, está esencialmente limitado, siempre es imperfecto y susceptible de ser aumentado.

Pero sería repugnante para la Divina personas a pasar del estado de ignorancia al conocimiento.

¿Cómo podría el Hijo, que es la Sabiduría del Padre, no tener conocimiento de nada ( "En Joan.", 1,27; "Contra Cels.", VI, xvii).

Tampoco podemos admitir la ignorancia en el Espíritu que "searcheth las cosas profundas de Dios" (De princip., I, v, 4; I, vi, 2; I, vii, 3; "En Num..", XI, 8, etc.)

Como sustancial de la santidad es el privilegio exclusivo de la Trinidad también lo es que la única fuente de toda santidad creada.

El pecado es perdonado sólo por la concurrencia simultánea del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; nadie es santificado en el bautismo común de salvar a través de su acción; el alma en la que el Espíritu Santo indwells posee también el Hijo y el Padre.

En una palabra las tres personas de la Trinidad son inseparables en su ser, su presencia y su funcionamiento.

Junto con estos textos perfectamente ortodoxo hay algunas que deben interpretarse con diligencia, como debemos recordar que el lenguaje de la teología no ha sido fijada todavía y que Orígenes fue a menudo los primeros en hacer frente a estos problemas difíciles.

Después de esto, parece que la subordinación de las Personas Divinas, tanto instó contra Orígenes, en general, consiste en las diferencias de crédito (el Padre creador, al Hijo Redentor, el Espíritu sanctifier), que parecen atribuir a las personas una desigual esfera de acción, O en la práctica litúrgica de la oración al Padre por medio del Hijo en el Espíritu Santo, o en la teoría tan extendida en la Iglesia griega de los primeros cinco siglos, que el Padre tiene una preeminencia de rango (taxis) en los otros dos Personas, en la medida en que en ellos citan habitualmente Él tiene el primer lugar, y de la dignidad (axioma) porque Él representa a toda la Divinidad, de la que Él es el principio (arche), el origen (aitios), y la fuente (pege).

Es por ello que San Atanasio Orígenes defiende la ortodoxia acerca de la Trinidad y por qué San Basilio y San Gregorio de Nazianzus respondió a los herejes que reivindica el apoyo de su autoridad que le entendido mal.

C. El origen y el destino de los seres racionales

Aquí nos encontramos con una desafortunada combinación de la filosofía y la teología.

El sistema de resultados que no es coherente, por Orígenes, francamente reconociendo la contradicción de los elementos incompatibles que él está tratando de unificar, retrocesos de las consecuencias, protestas en contra de las conclusiones lógicas, y con frecuencia se corrige por las profesiones de fe ortodoxa, la heterodoxia de su especulaciones .

Hay que decir que casi todos los textos a punto de ser tratados, figuran en el "De principiis", en el que el autor pisa sobre terreno más peligroso.

Ellos sistema se puede reducir a unas pocas hipótesis, el error y el peligro de que no fueron reconocidos por Orígenes.

(1) La eternidad de la Creación

Sea cual existe fuera de Dios fue creado por él: el catequista Alejandría siempre defendió esta tesis con energía en contra de la mayoría de los filósofos paganos, que admitió una uncreated cuestión ( "De princip.", II, i, 5; "En Genes.", I, 12 , En MIGNE, XII, 48-9).

Pero él cree que Dios creó a partir de la eternidad, porque "es absurdo", dice, "imaginar la naturaleza de Dios inactivo, su bondad o ineficaz, o su dominio sin sujetos" (De princip., III, v, 3) .

En consecuencia, se ve obligado a admitir una doble serie infinita de mundos antes y después de que el mundo actual.

(2) Original de la Igualdad Creado Alcohólicas.

"En el principio todas las naturalezas intelectual fueron creados iguales y por igual, como Dios no tiene motivo de la creación de ellos de otra manera" (De princip., II, ix, 6).

Sus actuales diferencias surgen únicamente de su diferente uso del don del libre albedrío.

Los espíritus buenos creados creció cansado y feliz de su felicidad (op. cit., I, iii, 8), y, aunque descuido, cayó, algunos más algunos menos (I, vi, 2).

De ahí que la jerarquía de los ángeles, por lo tanto, también las cuatro categorías de intelectuales creó: ángeles, estrellas (suponiendo, como es probable, de que están animados, "De princip., I, vii, 3), de los hombres, y los demonios. Pero su Rôles puede ser un día cambiado, por lo que se ha hecho libre, libre voluntad puede deshacer, y la Trinidad es esencialmente inmutable por sí solo en los buenos.

(3) Esencia y Raison d'Être de la Materia

Materia existe sólo para la espiritual; si lo espiritual no la necesita, la materia no existiría, por su finalidad no es en sí mismo.

Pero parece que Orígenes - a pesar de que no se atrevería a declarar de manera expresa - que creó espíritus incluso la más perfecta no puede hacer sin un sutil y muy diluido asunto que les sirve como vehículo y medio de la acción (De princip., II, ii , 1; I, vi, 4, etc.)

Materia es, por lo tanto, creado simultáneamente con el espiritual, aunque lo espiritual es lógicamente previo, y la cuestión nunca dejará de ser, porque el espiritual, sin embargo perfecta, siempre lo necesitan.

Pero cuestión que es susceptible de transformaciones indefinida se adapta a las diferentes condiciones de los espíritus.

"Cuando destinados a los espíritus más imperfectos, se convierte en solidificado, espesa, y de los órganos de las formas visibles de este mundo. Si se trata de servicio de inteligencias superiores, que brilla con el brillo de los cuerpos celestes y sirve de vestimenta de los ángeles de Dios , Y los hijos de la resurrección "(op. cit., II, ii, 2).

(4) La universalidad de la Redención y la Final de la Restauración

Algunos textos de la Escritura, por ejemplo, I Cor.

Xv, 25-28, parece que se extiende a todos los seres racionales en beneficio de la Redención, y Orígenes permite a sí mismo que se llevó también por el principio filosófico que enuncia varias veces, sin demostrar, que el fin es siempre como el comienzo : "Creemos que la bondad de Dios, a través de la mediación de Cristo, traerá todas las criaturas a un mismo fin" (De princip., I, vi, 1-3).

La restauración universal (apokatastasis) sigue necesariamente de estos principios.

Por lo menos la reflexión, se puede ver que estas hipótesis, a partir de puntos de vista contrarios, son irreconciliables: de la teoría de una restauración final es diametralmente opuesta a la teoría indefinida de los sucesivos ensayos.

No sería fácil encontrar en los escritos de Orígenes una masa de textos que contradicen esos principios y la destrucción de las conclusiones.

Afirma, por ejemplo, que la caridad de los elegidos en el cielo no falla, y en su caso "la libertad de la voluntad será obligado para que el pecado será imposible" (En romana., V, 10).

Así, también, la reprobada será siempre fijo en el mal, menos de la imposibilidad de liberarse de ella, que porque desea ser el mal (De princip., I, viii, 4), por malicia natural se ha convertido para ellos, Es como una segunda naturaleza en ellos (En Joann., Xx, 19).

Orígenes creció enojado cuando acusados de la enseñanza de la salvación eterna del diablo.

Pero la hipótesis que se establece aquí y allá, sin embargo, son dignos de censura.

¿Qué se puede decir en su defensa, en caso de no ser con San Atanasio (De decretis Nic., 27), que no hay que tratar de encontrar su verdadera opinión en la obra en la que se analizan los argumentos a favor y en contra de la doctrina como un Ejercicio intelectual o de diversión; o, con San Jerónimo (ad Pammach. Epist., XLVIII, 12), que una cosa es dogmatize y otra a enunciar opiniones hipotéticas, que se aclare por medio de la discusión?

III. ORIGENIST CONTROVERSIES

Los debates acerca de Origen y su enseñanza son de una muy singular y muy complejo.

Ellos romper inesperadamente, en intervalos largos, y asumir la enorme importancia bastante imprevistos en sus humildes comienzos.

Son complicados por tantos conflictos personales y de tantas cuestiones fundamentales ajenos a la controversia en el tema de que una rápida y breve exposición de la polémica es muy difícil y casi imposible.

Por último, a fin de reducir de repente que uno se ve obligado a concluir que la controversia era superficial y que Orígenes de la ortodoxia no es el único punto en disputa.

A. ORIGENIST primera crisis

Que irrumpió en los desiertos de Egipto, tuvo lugar en Palestina, en Constantinopla y terminó con la condena de San Crisóstomo (392-404).

Durante la segunda mitad del siglo IV los monjes de Nitria profesa una exagerada entusiasmo por Orígenes, mientras que los hermanos vecinos de Sceta, como resultado de una reacción injustificada y un excesivo miedo a la allegorism, cayó en Anthropomorphism.

Estos debates doctrinales gradualmente invadido los monasterios de Palestina, que se encontraban bajo el cuidado de San Epiphanius, obispo de Salamina, que, convencido de los peligros de Origenism, que había combatido en sus obras y está decidido a evitar su propagación y que para extirpar Completamente.

Después de haber ido a Jerusalén en el 394, predicaba con vehemencia contra los errores de Orígenes, en presencia del obispo de esa ciudad, Juan, el que se considerará una Origenist.

John, a su vez, se pronunciaron en contra Anthropomorphism, dirigir su discurso contra la Epiphanius tan claramente que no podía estar equivocado sobre.

Otro incidente pronto ayudado amargue la controversia.

Epiphanius ha planteado Paulinian, hermano de San Jerónimo, para el sacerdocio en un lugar sujeto a la Sede de Jerusalén.

John se quejó amargamente de esta violación de sus derechos, y la respuesta de Epiphanius no era de una naturaleza para apaciguar a él.

Dos nuevos combatientes eran ahora listo para entrar en las listas.

Desde el momento en que Jerome Rufinus y reiterada, de una en Belén y otra en Mt. Olivet, que había vivido en la amistad fraternal.

Ambos admirados, imitados, y traducido Orígenes, y son más amistosos en lo que se refiere a su obispo, cuando en 392 Aterbius, un monje de Sceta, llegó a Jerusalén y los acusaron de ambos Origenism.

San Jerónimo, muy sensibles a la cuestión de la ortodoxia, fue muy afectado por la insinuación de Aterbius y dos años más tarde al lado de San Epiphanius, cuya respuesta a Juan de Jerusalén, tradujo al latín.

Rufinus aprendidas, no se sabe cómo, de esta traducción, que no se destina para el público, y Jerome sospecha de él por haber obtenido el fraude.

Una reconciliación se efectuó en algún momento después, pero no fue duradera.

En 397 Rufinus, luego en Roma, se ha traducido Orígenes "De principiis" en latín, y, en su prefacio seguido el ejemplo de San Jerónimo, cuya dithyrambic panegírico dirigido a la catequista que recuerda Alejandría.

El solitario de Belén, gravemente herido en esta acción, escribe a sus amigos para refutar la implicación de la pérfida Rufinus, denunció los errores de Orígenes del Papa Anastasio, trataron de ganar el Patriarca de Alejandría a la lucha contra la Origenist causa, y comenzó una discusión con Rufinus, marcado con gran amargura por ambas partes.

Hasta 400 Teófilo de Alejandría era un reconocido Origenist.

Su confía fue Isidore, un ex monje de Nitria, y sus amigos, "Tall Hermanos", los dirigentes de los acreditados Origenist parte.

Él ha apoyado Juan de Jerusalén contra San Epiphanius, cuya Anthropomorphism denunció al Papa Siricius.

De pronto cambió su punto de vista, precisamente por eso nunca se sabe.

Se dice que los monjes de Sceta, disgustado con su carta pascual de 399, invadieron la fuerza de su residencia episcopal y lo amenazó de muerte si no la canto palinody.

Lo que es seguro es que había quarreled San Isidoro con más dinero y con cuestiones de "Tall Hermanos", que culpó a su avaricia y su mundanería.

Como Isidoro y "Tall Hermanos" había retirado a Constantinopla, donde Crisóstomo ampliado su hospitalidad a los intercedió y para ellos, sin que, sin embargo, admitir a la comunión hasta la censura pronunciado en contra de ellos se han planteado, el irascible patriarca de Alejandría determinará sobre Este plan: Origenism para suprimir todas partes, y bajo este pretexto ruina Crisóstomo, a quien odiaba y envidiada.

Durante cuatro años fue activo sin piedad: le condenó Orígenes libros en el Consejo de Alejandría (400), con una banda armada que expulsó a los monjes de Nitria, escribió a los obispos de Chipre y Palestina para ganar más de ellos a su anti-Origenist Cruzada, que se publicó pascual cartas en el 401, 402, y 404 en contra de la doctrina de Orígenes, y envió una misiva al Papa Anastasio pidiendo la condena de Origenism.

Fue el éxito más allá de sus esperanzas, los obispos de Chipre aceptó su invitación.

Los de Palestina, se reunieron en Jerusalén, condena los errores que se les señaló, y añadió que no se enseñan entre ellos.

Anastasio, en tanto que se declara que Orígenes era totalmente desconocido para él, condenó las propuestas extraídas de sus libros.

San Jerónimo se comprometió a traducir al latín las diversas elucubrations del patriarca, incluso su virulenta diatriba contra el Crisóstomo.

San Epiphanius, Theophilus anterior a Constantinopla, tratados como temerarious San Crisóstomo, y casi herética, hasta el día de la verdad comenzó a amanecer sobre él, y sospecha que podrían haber sido engañados, de repente la izquierda Constantinopla y falleció en el mar antes de llegar En Salamina.

Es bien sabido cómo Theophilus, habiendo sido llamado por el emperador para explicar su conducta hacia Isidore y "Tall Hermanos", hábilmente sucedió su maquinaciones en el cambio de la rôles.

En lugar de ser el acusado, se convirtió en el acusador, y Crisóstomo citado a comparecer ante la conciliabule de la Oak (ad Quercum), en la que fue condenado Crisóstomo.

Tan pronto como la venganza de Theophilus fue satisfecho no hemos sabido nada de Origenism.

El Patriarca de Alejandría comenzó a leer Orígenes, pretendiendo que podía sacrificar las rosas de entre las espinas.

Se convirtió en reconciliarse con "la Tall Hermanos", sin que se les pedía que se retracte.

Apenas había disminuido el riñas personales cuando el espectro de Origenism desaparecido.

B. ORIGENISTIC segunda crisis

514 En ciertas doctrinas heterodoxas de un personaje muy singular ya había propagado entre los monjes de Jerusalén y sus alrededores.

Posiblemente las semillas de la controversia pudo haber sido sembrada por Stephen Bar-Sudaili, un monje molestos expulsados de Edesa, que se unieron a una Origenism de su propia marca claramente determinados pantheistic opiniones.

Trazado e intrigante seguido por alrededor de treinta años, los monjes Origenism sospechosos de ser, a su vez, expulsados de sus monasterios, y luego readmitido, sólo para ser expulsados de nuevo.

Sus dirigentes y protectores se Nonnus, quien hasta su muerte en el 547 mantiene el partido juntos, Theodore Askidas y Domiciano, que había ganado el favor del emperador y fueron nombrados obispos, uno a la Sede de Ancyra en Galatia, la otra a la de Cesarea En Capadocia, a pesar de que siguieron residiendo en la corte (537).

En estas circunstancias, un informe en contra de Origenism fue dirigida a Justiniano, por quién y por qué motivo no se sabe, por las dos cuentas que han llegado hasta nosotros se encuentran en la varianza (Cyrillus de Scythopolis, "Vita Sabae", y Liberatus, " Breviarium ", xxiii).

En todo caso, el emperador entonces escribió su "Liber adversus Origenem", que contiene además de una exposición de las razones para condenarlo vigésimo censurable cuatro textos tomados de la "De principiis", y, por último, diez proposiciones que se anathematized.

Justiniano ordenó el patriarca Mennas llamada a reunir a todos los obispos presentes en Constantinopla y hacer que suscribirse a estos anatemas.

Este fue el sínodo local (synodos endemousa), de 543.

Una copia del edicto imperial se había dirigido a los demás patriarcas, incluido el Papa Vigilius, y todos dieron su adhesión a la misma.

En el caso de Vigilius sobre todo tenemos el testimonio de Liberatus (Breviar., xxiii) y Cassiodorus (Institutiones, 1).

Se esperaba que Domiciano y Theodore Askidas, por su negativa a condenar Origenism, que se dividen en disfavor en la Corte, pero que firmaron lo que se les pidió que firmaran y sigue siendo más potente que nunca.

Askidas incluso tomó venganza por persuadir al emperador a tener Theodore de Mopsuestia, que se considera el enemigo jurado de Orígenes, condenado (Liberatus, "Breviar.", Xxiv; Facundas de Hermianus, "Defensio trium capitul.", I, ii; Evagrio , "Hist.", IV, xxxviii).

Justiniano es nuevo edicto, que no existe, se tradujo en el montaje de la quinta ecuménico, en el que Teodoro de Mopsuestia, Ibas, y Theodoretus fueron condenados (553).

Orígenes y se Origenism anathematized?

Muchos escritores creen por lo aprendido; un número igual negar que se les condena; más moderna autoridades son indecisos o responder con reservas.

Basándose en los estudios más recientes sobre la cuestión cabe sostener que:

Es cierto que el quinto consejo general fue convocada exclusivamente para tratar el asunto de los Tres Capítulos, y que ni Orígenes ni Origenism fueron la causa de la misma.

Es cierto que el consejo se inauguró el 5 de mayo, 553, a pesar de las protestas del Papa Vigilius, aunque a Constantinopla, que se negó a asistir a la misma, y que en los ocho conciliary sesiones (del 5 de mayo al 2 de junio), los actos de Que poseemos, sólo la cuestión de los tres capítulos se trata.

Por último es cierto que sólo las leyes sobre el asunto de los tres capítulos se presentaron a la papa para su aprobación, que fue emitido el 8 de diciembre, 553, y de 23 de febrero, 554.

Es un hecho que los Papas Vigilius, Pelagius I (556-61), Pelagius II (579-90), Gregorio Magno (590-604), en el tratamiento de la quinta consejo se ocupan sólo de los Tres Capítulos, no mencionan Origenism, y hablan como si no sabían de su condena.

Hay que reconocer que antes de la apertura del consejo, que se había demorado por la resistencia de la papa, los obispos reunidos en Constantinopla ya tuvo que examinar, por orden del emperador, una forma de Origenism que había prácticamente nada en común con Orígenes, pero que se celebró, sabemos, por una de las partes Origenist en Palestina.

Los argumentos en la corroboración de esta hipótesis se puede encontrar en Dickamp (op. cit., 66-141).

Los obispos ciertamente suscrito a los quince anatemas propuesto por el emperador (ibíd., 90-96), y admitió Origenist, Theodore de Scythopolis, fue obligado a retractarse (ibíd., 125-129), pero no hay ninguna prueba de que la aprobación De la papa, que estaba en ese momento protestaban contra la convocatoria del consejo, se preguntó.

Es fácil entender cómo este extra-conciliary frase se equivocó en un periodo posterior de un decreto real de la ecuménico.

Publicación de información Escrito por F. Prat.

Transcritas por Anthony A. Killeen.

Aeterna no caduca La Enciclopedia Católica, Volumen XI.

Publicado 1911.

Nueva York: Robert Appleton Company.

Nihil Obstat, 1 de febrero de 1911.

Remy Lafort, STD, Censor.

Imprimatur. + Cardenal John Farley, arzobispo de Nueva York


Este tema presentación en el original idioma Inglés


Enviar una pregunta por e-mail o comentario para nosotros: E-mail

La web principal de CREER página (y el índice a los temas) está en
http://mb-soft.com/believe/beliespa.html