Libro de Isaías, Isaías, ישעיהו (hebreo)

Información General

El libro de Isaías es el primero y más largo de los libros de los Profetas Mayores en el Antiguo Testamento de la Biblia. Deriva su nombre del profeta Isaías, quien vivió en Jerusalén, tal vez de origen aristocrático. Su carrera profética abarcó medio siglo, de alrededor de 742 aC por lo menos a 701.

El libro, sin embargo, contiene el trabajo de más de un hombre. Ahora los estudiosos están de acuerdo en que los capítulos 1 a 35, conocida como Primer Isaías, puede atribuirse tanto a sí mismo Isaías o para sus discípulos; capítulos 36 a 39 han sido tomados directamente de 2 Reyes 18:13-20:18. Los capítulos 40 a 55 años, conocido como Segundo Isaías, o Deutero - Isaías, fueron obra de un profeta anónimo - poeta durante la última parte (c. 545 - 540 aC), del exilio de Babilonia. Los capítulos 56 a 66 años, conocido como Tercer Isaías, o Tritó - Isaías, fueron escritos por autores no conocidos en detalle, pero de trabajo hacia finales del siglo sexto (525 - 500 aC) o el comienzo de la 5 ª (500 - 475 aC). Parte del material puede ser derivado de un período aún más tarde de estos tiempos (c. 375-250 aC).

En primer lugar Isaías cae aproximadamente en cuatro períodos: (1) De 747 a 736 aC, el profeta habla políticas y económicas sobre la residencia, (2) de 736 a 735 se dirige a la crisis causada por los Siro - Efraín Guerra, un intento de forzar Jerusalén En contra - alianza asirio, (3) después de un período de silencio, habla otra vez, dirigiéndose a la tentativa del rey Ezequías a librarse de la condición de vasallo de Asiria (716 - 711), (4) de nuevo después de un tiempo de silencio, Isaías habla de un segundo intento de Ezequías para establecer la independencia política (705 - 701). Los escritos de estos periodos se dividen en siete colecciones de refranes sobre los temas del pecado, el juicio y la liberación de la sentencia. Las profecías Immanuel (capítulo 6 - 12) son bien conocidos por los cristianos, que ellos interpretan como referencias a Cristo.

CREER
Religioso
Información
Fuente
página web
Nuestra lista de 2.300 Temas Religiosos
E-mail

Segundo Isaías comprende poemas de diversos géneros: oráculos de salvación, los himnos, legales discurso profético destinado a mostrar que el Dios de Israel es el único Dios, y foros de discusión diseñados para repeler la oposición. Además, el material del Segundo Isaías contiene los pasajes sobre el Siervo del Señor, también interpretado por los cristianos como las referencias a Cristo (42:1 - 4; 49:1 - 6, 50:4 - 9; 52:13 - 53 : 12).

Tercer Isaías incluye 14 refranes independiente sobre el funcionamiento del templo restaurado, con la correspondiente atención en el día de reposo y de culto. El material consta de una breve liturgia profética (56:9 - 47:13), un oráculo de la promesa (57:14 - 21), una exhortación y promesa (58:1 - 12), profética invectivas y amenazas (65:1 - 2), y una promesa (65:8 - 25). El último capítulo contiene una denuncia profética del Templo y el rechazo del culto de los sacrificios, así como tres palabras proféticas que anuncian un inminente final y sus resultados. Isaías contiene algunos de los pasajes más bellos y famosos de la Biblia. Dos manuscritos del libro se encuentran entre los Rollos del Mar Muerto.

George W Abrigos

Bibliografía
JH Hayes e Irvine SA, Isiah (1987), Caballero GAF, los Profetas de Israel: Isaías (1962); JR Rosenbloom, Los Rollos del Mar Muerto Isaías (1970), Isaías Whedbee Testigos de Jehová, y la sabiduría (1971).


Libro de Isaías, Isaías

Breve Reseña

  1. Introducción (1)
  2. La denuncia de Jerusalén (2-5)
  3. la visión del Templo (6)
  4. Libro de Emmanuel (7-12)
  5. Profecías contra las naciones (13-23)
  6. Profecías de juicio y las bendiciones en el futuro (24-35)
  7. Acontecimientos históricos (36-39)
  8. Libro de la consolación (40-66)


Isaías

Avanzadas de la información

Isaías, (Hebreos Yesh'yahu, es decir, "la salvación de Jehová"). (1.) El hijo de Amós (Isaías 1:1; 2:1), que aparentemente era un hombre de humilde rango. Su esposa se llamaba "la profetisa" (8:3), ya sea porque estaba dotado con el don profético, como Débora (Jueces 4:4) y Hulda (2 Reyes 22:14-20), o simplemente porque se la esposa de "el profeta" (Isaías 38:1). Tenía dos hijos, que tenían nombres simbólicos. Ejerció las funciones de su cargo durante los reinados de Uzías (Azarías o), Jotam, Acaz y Ezequías (1:1). Uzías reinó cincuenta y dos años (810 a 759 aC), e Isaías debe haber comenzado su carrera unos años antes de la muerte de Uzías, probablemente antes de Cristo 762. Vivió hasta el decimocuarto año de Ezequías, y con toda probabilidad sobrevivido a ese monarca (que murieron 698 aC), y puede haber sido contemporáneo de algunos años con Manasés. Así, Isaías profetizó puede tener para el largo período de por lo menos sesenta y cuatro años. Su primer llamado profético a la oficina no se registra.

Una segunda llamada fue para él "en el año en que murió el rey Uzías" (Isaías 6:1). Ejerció su ministerio en un espíritu de inquebrantable firmeza y valentía en lo que se refiere a todo lo que tienen en los intereses de la religión. Se mantiene oculta nada y nada a cambio del miedo del hombre. También se le señaló por su espiritualidad y por su profunda reverencia de tono hacia "el Santo de Israel." En la primera juventud Isaías debe haber sido desplazado por la invasión de Israel por el monarca asirio Pul (qv), 2 Reyes 15:19, y otra vez, veinte años después, cuando ya había entrado en su oficina, por la invasión de Tiglat- pileser y su carrera de conquista. Acaz, rey de Judá, en esta crisis se negó a cooperar con los reyes de Israel y Siria, en oposición a los asirios, y fue por eso atacado y derrotado por Rezín de Damasco y Peka de Samaria (2 Reyes 16:5; 2 Crón. 28:5, 6). Acaz, lo humilló, del lado de Asiria, y buscó la ayuda de Tiglatpileser contra Israel y Siria.

La consecuencia fue que Rezín y Peka fueron conquistados y muchas de las personas que llevaron cautivos a Asiria (2 Reyes 15:29, 16: 9; 1 Cor 5:26.). Poco después de este Salmanasar totalmente decididos a dominar el reino de Israel. Samaria fue tomada y destruida (722 aC). Mientras Acaz reinó, el reino de Judá fue sin ser molestados por el poder asirio, pero en su ascensión al trono, Hezekiah (AC 726), que "se rebeló contra el rey de Asiria" (2 Reyes 18:7), en los que que se sentía alentado por Isaías, quien exhortó a la población a poner todas su dependencia de Jehová (Isaías 10:24, 37:6), entró en una alianza con el rey de Egipto (Isaías 30:2-4).

Esto llevó al rey de Asiria para amenazar al rey de Judá, y al fin de invadir la tierra. Senaquerib (AC 701) dirigió un poderoso ejército en Palestina. Ezequías se redujo a la desesperación, y sometido a los asirios (2 Reyes 18:14-16). Pero después de una guerra breve intervalo estalló de nuevo, una y otra vez Senaquerib (qv) condujo un ejército a Palestina, un destacamento de que amenazó Jerusalén (Isaías 36:2-22; 37:8). Isaías en aquella ocasión Ezequías alentó para resistir a los asirios (37:1-7), con lo cual Senaquerib envió una carta amenazadora a Ezequías, que "se extienden delante de Jehová" (37:14). El juicio de Dios ya cayó en el host asirio. "Al igual que Jerjes en Grecia, nunca Senaquerib recuperado de la conmoción de la catástrofe de Judá. Él no hizo más expediciones en contra de Palestina, ya sea del sur o de Egipto." Los restantes años del reinado de Ezequías fueron pacíficas (2 Cor. 32:23, 27-29).

Isaías vivió probablemente a su fin, y posiblemente en el reinado de Manasés, pero el tiempo y la forma de su muerte son desconocidas. Hay una tradición que sufrió el martirio en la reacción pagana en la época de Manasés (qv). (2.) Uno de los jefes de los cantantes de la época de David (1 Cro. 25:3,15, "Isaías"). (3.) Un levita (1 Cor. 26:25). (4). Esdras 8:07. (5). Neh. 11:07.

(Diccionario Ilustrado)


El Libro de Isaías

Avanzadas de la información

El libro de Isaías se compone de las profecías de entrega (Isaías 1) en el reinado de Uzías (1-5), (2) de Jotam (6), (3) Acaz (7-14:28), (4) la primera medio del reinado de Ezequías (14:28-35), (5) la segunda mitad del reinado de Ezequías (36-66). Por lo tanto, a contar desde el cuarto año antes de la muerte de Uzías (762 aC) hasta el último año de Ezequías (698 aC), el ministerio de Isaías se extendió durante un período de sesenta y cuatro años. Puede, sin embargo, han sobrevivido a Ezequías, y puede haber perecido en el camino indicado. El libro, en su conjunto, se ha dividido en tres partes principales: (1.) Los primeros treinta y cinco capítulos, casi en su totalidad profética, Asiria, Israel enemigo, presentes al Mesías como un poderoso Soberano y Rey. (2.) Cuatro capítulos son históricos (36-39), en relación a los tiempos de Ezequías. (3). Profético (40-66), Babilonia enemigo de Israel, que describe al Mesías como una víctima de sufrimiento, manso y humilde.

La autenticidad de la sección de Isa. 40-66 ha sido profundamente críticos con la oposición de poder. Afirman que debe ser la producción de un deutero-Isaías, que vivió hacia el final de la cautividad babilónica. Esta teoría fue originada por Koppe, un escritor alemán al final del siglo pasado. Hay otras partes del libro también (por ejemplo, capítulo 13, 24-27., Y algunos versos en el capítulo 14 y 21.) Que atribuyen a algún otro profeta de Isaías. Así, se dice que unos cinco o siete, o más aún, los profetas había desconocido una mano en la producción de este libro.

Las consideraciones que han conducido a ese resultado son varias: (1.) Ellos no pueden, como dicen algunos, es posible concebir que Isaías, que viven en 700 aC, podrían predecir la aparición y las hazañas de un príncipe llamado Ciro, a quien le Conjunto Judios libre de su cautiverio después de ciento setenta años. (. 2) Se alega que el profeta se toma el tiempo de la cautividad de su punto de vista, y habla de ella como entonces presente, y (3) que existe una diferencia entre el estilo y el lenguaje de la sección de cierre (40 - 66) y los de los capítulos anteriores, como para requerir una autoría diferente, y conducir a la conclusión de que había por lo menos dos Isaiahs. Pero incluso el hecho de la concesión de una gran diversidad de estilo y lenguaje, esto no se requerirá la conclusión tentativa que se desprenden de ella.

La diversidad de temas tratados y de las peculiaridades de la posición del profeta en el momento de las profecías que fueron pronunciadas suficientemente en cuenta para ello. Los argumentos a favor de la unidad del libro son bastante concluyentes. Cuando la LXX. versión fue hecha (alrededor de 250 aC) todo el contenido del libro se le atribuye a Isaías, hijo de Amós. No está en tela de juicio, además, que en la época de nuestro Señor el libro existía en la forma en la que tenemos ahora. Muchas profecías en las partes en disputa se cotizan en el Nuevo Testamento como las palabras de Isaías (Mateo 3:03, Lucas 3:4-6, 4: 16-41; Juan 12:38, Hechos 8:28; Rom 10. :16-21). Universal y persistente tradición ha atribuido el libro a un autor.

Además de esto, la evidencia interna, la similitud en el lenguaje y el estilo, en los pensamientos y las imágenes y los adornos retóricos, todos los puntos a la misma conclusión, y su coloración y alusiones locales muestran que es, obviamente, de origen palestino. La teoría, por tanto, una doble autoría del libro, mucho menos de una autoría múltiple, no se puede mantener. El libro, con toda la diversidad de sus contenidos, es uno, y es, a nuestro juicio, la producción del gran profeta cuyo nombre lleva.

(Diccionario Ilustrado)


Isaías

Información Católica

Entre los escritores que los estilos de la Biblia hebrea "Últimos Profetas" todo está "Isaías, el profeta santo... El gran profeta, y fiel a los ojos de Dios" (Eccliasticus 48:23-25).

I. LA VIDA

El nombre Isaías significa "Yahvé es salvación". Se asume dos formas diferentes en la Biblia hebrea: en el texto del Libro de Isaías y en los escritos históricos del Antiguo Testamento, por ejemplo, en 2 Reyes 19:2, 2 Crónicas 26:22, 32:20-32, se lee Yeshá yahu », mientras que la colección de expresiones del Profeta tiene derecho Yeshá Yah», en griego `Esaías, y en América por lo general Isaías, pero a veces Isaías. Otras cuatro personas del mismo nombre se menciona en el Antiguo Testamento (Esdras 8:7; 8:19; Nehemías 11:07, 1 Crónicas 26:25), mientras que los nombres Jesaia (1 Crónicas 25:15), Jeseias (1 Crónicas 3:21; 25:3) pueden ser considerados como simples variantes. Desde el propio Profeta (i, 1, ii, 1) nos enteramos de que él era el hijo de Amós. Debido a la similitud entre el latín y el griego formas de este nombre y el del Pastor y Profeta de Thecue, algunos padres confundió el profeta Amós para el padre de Isaías. San Jerónimo en el prefacio de su "Comentario sobre Amos" (PL, XXV, 989) señala este error. De la ascendencia de Isaías no sabemos nada, pero varios pasajes de sus profecías (iii, 1-17, 24, iv, 1, viii, 2; xxxi, 16) nos llevan a pensar que pertenecía a una de las mejores familias de Jerusalén. Una tradición judía registrada en el Talmud (Tr. Megilla, 10b.) Lo tenía a un sobrino del rey Amasías. En cuanto a la hora exacta del nacimiento del Profeta nos faltan datos definitivos, sin embargo, se cree que han sido cerca de veinte años de edad cuando comenzó su ministerio público. Él era un ciudadano, quizá un nativo, de Jerusalén. Sus escritos dan signos inequívocos de la alta cultura. Desde sus profecías (vii y viii) nos enteramos de que se casó con una mujer a la que los estilos "la profetisa", y que tuvo dos hijos, Ella `ar-Yashub y Maher-salal-hash-baz. Nada de lo que indica que se casó dos veces ya que algunos de lujo en la suposición gratuita e indefendible que la almah »de vii, 14, era su esposa.

El ministerio profético de Isaías duró poco menos que medio siglo, a partir del año de cierre de Ozías, rey de Judá, posiblemente hasta la de Manasés. Este período fue uno de gran actividad profética. Israel y Judá en realidad estaban en extrema necesidad de la orientación. Después de la muerte de Jeroboam II siguió a la revolución de la revolución y el reino del norte se hundió rápidamente en un abyecto vasallaje de los asirios. Las pequeñas naciones de Occidente, sin embargo, la recuperación de los graves golpes recibidos en el comienzo del siglo VIII, se volvieron a manifestar aspiraciones de independencia. Pronto Teglatfalasar III marchó con su ejército hacia Siria; pesados ​​tributos recaudados fueron amenazados y completamente arruinados a los que se muestran ninguna duda de pago. En 725 Oseas, el último rey de Samaria, cayó miserablemente bajo el ataque de Salmanasar IV, y tres años más tarde Samaria sucumbido a manos de los asirios. Mientras tanto, el Reino de Judá apenas les fue mejor.

Un largo período de paz había enervado personajes, y los inexpertos jóvenes, y sin principios Ajaz no era rival para la coalición sirio-israelita, que lo enfrentó. Pánico asolado por él, a pesar de las protestas de Isaias, resolvió hacer un llamamiento a Theglathphalasar. La ayuda de Asiria estaba asegurada, pero la independencia de Judá, de tal modo que prácticamente se pierde. Con el fin de explicar claramente la situación política a la que tantas alusiones se hacen en los escritos de Isaías hay aquí adjuntó una breve semblanza cronológica de la época: 745, Teglatfalasar III, rey de Asiria; Azarias (AV Uzías) de Judá, Manahem ( AV Menahem) de Samaria, y Sua de Egipto; 740, la muerte de Azarías; Joatham (AV Jotam), rey de Judá; captura de Arphad (AV Arpad) por Teglatfalasar III (Isaías 10:9); 738, la campaña contra Theglathphalasar Siria; captura de Calano (AV Calno) y Hamat (AV Hamat); pesado tributo impuesto a Manahem (2 Reyes 15:19-20); guerras victoriosas de Joatham contra los amonitas (2 Crónicas 27:4-6); 736, Manahem sucedido por Phaceia (AV Pekaía); 735, Joatham sucedió Ajaz (2 Reyes 16:1);

Phaceia sustituido por Phacee (AV Peka), hijo de Remelia (AV Remalías), uno de sus capitanes; Jerusalén sitiada por Phacee en alianza con Rasin (AV Rezín), rey de Siria (2 Reyes 16:5; Isaías 07:01 - 2); 734, Theglathphalasar, en respuesta a la solicitud Achaz 'de la ayuda, las marchas en contra de Siria e Israel, lleva a varias ciudades del Norte y Oriente Israel (2 Reyes 15:29), y destierra a sus habitantes, los aliados asirios devastan parte del territorio de Judá y de Jerusalén; Phacee asesinado durante una revolución en Samaria y sucedido por Oseas (Oseas AV); 733, infructuosas expediciones de Achaz contra Edom (2 Crónicas 28:17) y los filisteos (20); 732, campaña de Theglathphalasar contra Damasco ; Rasin sitiado en su capital, capturado y asesinado; Ajaz va a Damasco para rendir homenaje a la regla asirios (2 Reyes 16:10-19); 727, la muerte de Achaz; adhesión de Ezequías (2 Reyes 18:1); en Asiria Salmanasar IV sucede a Teglatfalasar III, 726, la campaña de Salmanasar contra Osee (2 Reyes 17:3); 725, Oseas hace alianza con Sua, rey de Egipto (2 Reyes 17:4); segunda campaña de Salmanasar IV, resultando en la captura y deportación de Osee (2 Reyes 17:4);

inicio del asedio de Samaria, 722, Sargón logra Salmanasar IV en Asiria; captura de Samaria por Sargón y 720, la derrota del ejército egipcio en Raphia por Sargon; 717, Charcamis, el hitita baluarte sobre el Éufrates, cae en manos de Sargón (Isaías 10:8); 713, la enfermedad de Ezequías (2 Reyes 20:1-11; Isaías 38); embajada de Merodac Baladán de Ezequías (2 Reyes 20:12-13, Isaías 39); 711, la invasión de Palestina Occidental por Sargon; asedio y captura de Azoto (AV Ashdod; Isaías 20); 709, Sargón Merodac Baladán derrotas, se apodera de Babilonia, y asume el título de rey de Babilonia, 705, la muerte de Sargón, de la adhesión de Senaquerib, 701, expedición de Senaquerib contra Egipto derrota de este último en Elteqeh; captura de Ecrón (AV Ecrón); sitio de Lachis; Ezechîas de embasy; las condiciones establecidas por Senaquerib se encontraron demasiado duro el rey de Judá se prepara para resistir a los asirios, la destrucción de una parte del ejército asirio ; apresurada retirada de los demás (2 Reyes 18; Isaías 36:37); 698, Ezequías le sucede su hijo Manasés. Las guerras del siglo IX y la seguridad pacífica tras ellos producen sus efectos en la última parte del siglo siguiente.

Las ciudades surgieron nuevas persecuciones, a pesar de ofrecer oportunidades de riqueza fácil, ha motivado también un aumento de la pobreza. El contraste entre clase y clase se hizo cada día más marcadas, y los pobres eran oprimidos por los ricos con la complicidad de los jueces. Un estado social fundado el agravio está condenado. Pero como la corrupción social de Israel es mayor que Judá, Israel se espera que sucumbir en primer lugar. Asimismo, fue su corrupción religiosa. No sólo el culto idólatra prevalecer allí hasta el final, pero sabemos por qué Osee abusos graves y vergonzosas prácticas obtenidas en Samaria y en todo el reino, mientras que la religión del pueblo de Judá en su conjunto parece haber sido un poco mejor. Sabemos, sin embargo, en cuanto a éstos, que en el momento mismo de Isaias ciertas formas de culto idolátrico, como la de Nohestan y de Moloch, que probablemente también de Tammur y del "ejército de los cielos", se pasa al aire libre o en secreto.

Los comentaristas están en desacuerdo en cuanto a cuando Isaías fue llamado profético a la oficina. Algunos piensan que con anterioridad a la visión asociados en la zona VI, 1, que había recibido la comunicación del cielo. San Jerónimo en su comentario sobre el pasaje sostiene que los capítulos iv debe ser atribuido a los últimos años del rey Ozías, a continuación, cap. Vi comenzaría una nueva serie que comenzó en el año de la muerte de ese príncipe (740 a. C.; PL, XXIV, 91;.. cf. san Gregorio Nacianceno, Orat ix; PG, XXXV, 820). Es más comunes, sin embargo, que el cap. VI se refiere a la primera convocatoria del Profeta, el mismo San Jerónimo, en una carta al Papa Dámaso parece adoptar este punto de vista (PL, XXII, 371;. cf Hesiquio "En es.", PG XCIII, 1372), y San . Juan Crisóstomo, comentando es., vi, 5, muy acertadamente los contrastes de la rapidez del Profeta con las tergiversaciones de Moisés y Jeremías. Por otra parte, ya que no profecías parecen ser posterior al 701 aC, es dudoso que Isaías vio el reinado de Manasés en absoluto, sigue siendo una tradición muy antigua y extendida, se hizo eco de la Mishna (Tr. Yebamoth, 49 ter, cf. Sanhedr., 103 ter), dice que el Profeta sobrevivido Ezequías y fue asesinado en la persecución de Manasés (2 Reyes 21:16).

Este príncipe le había declarado culpable de blasfemia, porque se había atrevido a decir:. "Vi al Señor sentado sobre un trono" (vi, 1), una pretensión en conflicto con la afirmación de Dios en el Éxodo, XXXIII, 20: "El hombre no se verme y vivir ". Se le acusó, además, de haber predicho la ruina de Jerusalén y llamada la ciudad santa y el pueblo de Judá por el maldito nombres de Sodoma y Gomorra. De acuerdo con la "Ascensión de Isaías", el martirio del profeta consistía en ser cortado en pedazos. Tradición indica que esa fue cree sin vacilar. El Targum de 2 Reyes 21:6, que admite, que se conserva en dos tratados del Talmud (Yebamoth, 49b;. Sanhedr, 103b); San Justino (c. Dial. Tryph, cxx.), Y muchos de los Padres, la comisión aprobó, tomando como inconfundible Isaias alusiones a las palabras de los Hebreos, XI, 37, "ellos (los antiguos) se cortaron en pedazos" (cf. Tertuliano, "De paciente.", xiv;. PL, I, 1270; orig, "En es, Hom.." Yo, 5, PG, XIII, 223; ".. En Mateo", x, 18, PG, XIII, 882; ". En Mateo"., Ser 28, PG, XIII de 1637, "Epist ad julio Afr..", ix, PG, XI, 65, San Jerónimo, "En es.", LVII, 1, PL, XXIV, 546-548, etc). Sin embargo, poca confianza se debe poner en los detalles extraños mencionados en el "De Vit. Profeta." de pseudo-Epifanio (PG, XLIII, 397, 419). La fecha de la muerte del Profeta no se sabe. El Martirologio Romano conmemora Isaías el 6 de julio. Su tumba se cree que ha estado en Paneas en el norte de Palestina, de donde sus reliquias fueron llevadas a Constantinopla en el año 442.

La actividad literaria de Isaías es atestiguada por el libro canónico que lleva su nombre, y ello se hace alusión en el II Par, xxvi, 22, a "actos de Ozías primera y la última escrita por Isaías, hijo de Amós, el.... profeta ". Otro pasaje del mismo libro nos informa que "el resto de los hechos de Ezequías y sus misericordias, están escritos en la Visión de Isaías, hijo de Amós, el profeta", en el Libro de los reyes de Judá e Israel. Esa al menos es la lectura de la Biblia Masorético, pero su texto aquí, si podemos juzgar por las variantes del griego y San Jerónimo, es algo corrupto. La mayoría de los comentaristas que creen que el paso para que sea auténtico pensar que el escritor se refiere es., Xxxvi-xxxix. Hay que mencionar finalmente la "Ascensión de Isaías", a la vez le atribuye al Profeta, pero nunca admitió en el canon.

II. EL LIBRO DE ISAIAS

La canónica Libro de Isaías se compone de dos colecciones de los discursos, el (capítulos 1-35) a veces llamado el "Primer Isaías", y el otro (capítulos 40-66), de estilo moderno por muchos críticos el "Deutero-(o En segundo lugar) Isaías ", entre estos dos viene un tramo de la narrativa histórica, algunos autores, como Miguel y Hengstenberg, la tenencia con San Jerónimo que las profecías se colocan en orden cronológico, mientras que otros, como Vitringa y Jahn, en un orden lógico, mientras que otros Finalmente, como Gesenius, Delitzsch, Keil, piensan que el orden actual es en parte lógico y cronológico en parte. No hay desacuerdo menor prevalece sobre la cuestión del colector. Los que creen que Isaías es el autor de todas las profecías contenidas en el libro general, a fijar el Profeta mismo. Pero para los críticos que cuestionan la autenticidad de algunas de las partes, la compilación es un colector de tarde y desconocidos. Sería bueno, sin embargo, antes de sugerir una solución para analizar someramente el contenido.

En primer lugar Isaías

En la primera colección (cc. i-xxxv) no parece ser tanto una agrupación de los discursos de acuerdo con su objeto: (1) cc. i-xii, oráculos se ocupan de Judá e Israel, (2) cc. xiii-xxiii, profecías acerca de (principalmente) las naciones extranjeras, (3) cc. XXIV, XXVII, un apocalipsis, (4) cc. xxviii-xxxiii, discursos sobre las relaciones de Judá a Asiria; (5) cc. XXXIV, XXXV, el futuro de Edom e Israel.

Primera sección

En el primer grupo (i-xii) podemos distinguir distintos oráculos. Ch. i arraigns Jerusalén por su ingratitud y la infidelidad; castigos severos han resultado infructuosos y, sin embargo, el perdón puede ser asegurada por un verdadero cambio de vida. El saqueo de los puntos de Judá ya sea al momento de la coalición siro-Efraín (735) o la invasión asiria (701). Ch. ii amenaza a la sentencia orgullo y parece ser una de las primeras de las palabras del Profeta. Le sigue (III-IV) por una grave acusación de los gobernantes de la nación por su injusticia y una sátira contra las mujeres de Sión por su lujo desenfrenado. El apólogo hermosa de la viña sirve de prólogo al anuncio de la pena debida a los principales trastornos sociales. Estos parecen apuntar a los últimos días de Jotam, o el principio del reinado de Ajaz (736 a 735 aC). El siguiente capítulo (vi), fechado en el año de la muerte de Ozías (740), narra la vocación del profeta. Con vii abre una serie de declaraciones no inapropiadamente llamado "el Libro de Emmanuel", que se compone de las profecías de influencia en la guerra siro-Efraín, y termina en una brillante descripción (un oráculo independiente?) De lo que el país estará bajo un futuro soberano (ix, 1-6). Ch. ix, 7-x, 4, en cinco estrofas anuncia que Israel está condenado de antemano a la ruina, la alusión a las rivalidades entre Efraín y Manasés, posiblemente tiene que ver con las revoluciones que siguieron a la muerte de Jeroboam II, en este caso la profecía podría fecha en algún momento entre 743 a 734. Mucho más tarde es la profecía contra Assur (x, 5-34), antes de la captura de Arshad (740), Calano (738), o Charcamis (717). La situación histórica en él descrito sugiere que el momento de la invasión de Senaquerib (alrededor de 702 o 701 aC). Ch. xi representa el reino feliz de ser el ideal de rey, y un himno de acción de gracias y alabanza (xii) se cierra esta primera división.

La segunda sección

La primera "carga" está dirigido a Babilonia (viii, 1-xiv, 23). La situación supone por el Profeta es el del exilio, un hecho que inclina a algunos a la fecha poco antes de 549, frente a otros que sostienen que se escribió sobre la muerte de Sargón (705). Ch. xiv, 24-27, preanunciando el derrocamiento del ejército asirio en las montañas de Judá, y considerado por algunos como una parte fuera de lugar de la profecía contra Assur (x, 5-34), pertenece sin duda al período de la campaña de Senaquerib. El siguiente pasaje (xiv, 28-32) fue ocasionada por la muerte de algún enemigo de los filisteos: los nombres de Achaz (728), Teglatfalasar III (727), y Sargón (705) se han sugerido, el último que aparece más probable . Capítulos XV-XVI, "la carga de Moab", es considerado por muchos como una referencia al reinado de Jeroboam II, rey de Israel (787-746), cuya fecha es conjetural. El consiguiente "carga de Damasco" (xvii, 1-11), dirigida contra el Reino de Israel, así, se debe asignar a alrededor de 735 aC Aquí sigue una breve declaración sobre Etiopía (probablemente 702 o 701). Después viene la gran profecía sobre Egipto (xix), el interés de los que no, pero se puede mejorar por los recientes descubrimientos en Elefantina (vv. 18, 19). La fecha se presenta una dificultad, el tiempo que se extiende, según diversas opiniones, 720 a 672 antes de Cristo. El oráculo siguiente (xx), contra Egipto y Etiopía, se atribuye al año en el que Ashdod fue asediada por los asirios (711). Justo lo que la captura de Babilonia se alude en "la carga del desierto del mar" (xxi, 1-10) no es fácil de determinar, pues durante el tiempo de vida de Isaías, Babilonia fue sitiada y tomada tres veces (710, 703, 696 aC). Independiente de los críticos parecen inclinados a ver aquí una descripción de la toma de Babilonia en 528 aC, la misma descripción de la obra de un autor que vive hacia el final de la cautividad de Babilonia. Las dos profecías corto, uno en Edom (Duma; xxi, 11-12) y uno en Arabia (xxi, 13-17), no dan ninguna pista sobre cuando fueron pronunciadas. Ch. xxii, 1-14, es un reproche dirigido a los habitantes de Jerusalén. En el resto del capítulo Sobna (Sebna) es el objeto de los reproches del profeta y amenazas (alrededor de 701 aC). La sección se cierra con el anuncio de la ruina y la restauración de Tiro (xxiii).

Tercera parte

La tercera sección de la primera colección incluye capítulos xxiv-xxviii, a veces llamado "el Apocalipsis de Isaías". En la primera parte (xxiv-xxvi, 29), el profeta anuncia para un futuro indeterminado la sentencia, que deberá preceder el reino de Dios (xxiv), a continuación, en términos simbólicos que describen la felicidad de los buenos y el castigo de los impíos xxv ( ). Esto es seguido por el himno de los elegidos (xxvi, 1-19). En la segunda parte (xxvi, 20 xxvii), el Profeta describe la sentencia que pesa sobre Israel y sus vecinos. La fecha es más inestable entre los críticos modernos, algunos pasages que se atribuyen a 107 antes de Cristo y otras, incluso a una fecha inferior a 79 antes de Cristo. Que se observó, sin embargo, que tanto las ideas y el lenguaje de estos cuatro capítulos apoyar la tradición atribuye a este apocalipsis de Isaías. La cuarta división se abre con un pronunciamiento contra de la pena Efraín (y tal vez Judá; xxviii, 1-8), escrito antes de 722 aC, la situación histórica implícita en xxviii, 9-29, es un fuerte indicio de que este pasaje fue escrito sobre 702 aC En la misma fecha pertenecen xxix-xxxii, profecías relacionadas con la campaña de Senaquerib. Esta serie concluye con un himno triunfal (xxxiii), el Profeta alegría en la liberación de Jerusalén (701). Los capítulos xxxi-xxxv, la última división, anuncian la devastación de Edom, y el disfrute de abundantes bendiciones rescatados por Israel. Estos dos capítulos se cree por varios críticos modernos que se han escrito durante el cautiverio en el siglo VI. El análisis anterior no nos permiten afirmar sin duda que esta primera colección, como tal, es la obra de Isaias, pero como la realidad de casi todas estas profecías no pueden ser seriamente cuestionada, la colección en su conjunto posiblemente, aún podría ser atribuido a los últimos años de la vida del Profeta o poco después. Si realmente pasajes que reflejan una época posterior, encontraron su camino en el libro en el transcurso del tiempo a causa de alguna analogía con los escritos genuinos de Isaías. Poco hay que decir de xxxvii-xxxix. Los dos primeros capítulos se narra la demanda hecha por Senaquerib, la rendición de Jerusalén, y el cumplimiento de Isaías, las predicciones de su liberación; xxxviii dice de la enfermedad de Ezequías, curar, y el canto de acción de gracias, por último xxxix cuenta de la embajada enviada por Merodac Baladán y reproche del Profeta de Ezequías.

Segundo Isaías

La segunda colección (xl-lvi) se ocupa de todo con la restauración de Israel del exilio babilónico. Las principales líneas de la división en la forma propuesta por el jesuita Condamine son los siguientes: una primera sección se refiere a la misión y el trabajo de Ciro, que se compone de cinco partes: (a) xl-xli: llamado de Ciro a Yahvé instrumento en la restauración de Israel, (b) xlii, 8-xliv, 5: la liberación de Israel del exilio; (c) xliv, 6-xlvi, 12: Ciro Israel será libre y permitir que se construyó Jerusalén, (d) XLVII: la ruina de Babilonia, (e) xlviii: pasado las relaciones de Dios con su pueblo son un serio para el futuro. El siguiente en ser tomado otro grupo de expresiones, de estilo por los estudiosos alemanes "Ebed-Yahvé-Lieder", que se compone de xlix-lv (a la que xlii, 1-7, deben unirse), junto con lx-lxii. En esta sección se oye hablar de la vocación del siervo de Yahvé (xlix, 1-li, 16), luego de que Israel glorioso regreso a casa (li, 17-lii, 12); después se describe el siervo de Yahvé rescatar a su pueblo por su sufrimientos y la muerte (xlii, 1-7; lii, 13-15; liii, 1-12), luego sigue una brillante visión de la nueva Jerusalén (liv, 1-lv, 13 y lx, 1-lxii, 12) . Ch. lvi, 1-8, desarrolla esta idea, que todos los rectos de corazón, no importa cuál es su situación legal anterior, serán admitidos a gente nueva de Yahvé. En LVI, LVII 9, el profeta lanza invectivas contra la idolatría y la inmoralidad tan común entre los Judios, simulacro de la piedad con la que se observaron sus ayunos (LVII). En lix el Profeta representa al pueblo confesando sus pecados jefe, este humilde reconocimiento de su culpabilidad lleva a encorvarse Yahvé a los que han "pasado de rebelión". Una descripción dramática de la venganza de Dios (LXIII, 1-7) es seguido por una oración por la misericordia (LXIII, de 7 LXIV, 11), y el libro se cierra sobre la imagen del castigo de los impíos y la felicidad de la buena. Muchos son desconcertantes preguntas planteadas por la exégesis del "Segundo Isaías". El "Ebed-Yahvé-Lieder", en particular, sugieren muchas dificultades. ¿Quién es este "siervo de Yahvé"? ¿El título se aplican a la misma persona a lo largo de los diez capítulos? Si el escritor a la vista algún personaje histórico de épocas pasadas, o uno que pertenece a su propio tiempo, o el Mesías por venir, o incluso alguna persona ideal? La mayoría de comentaristas ven en el "siervo de Yahvé" de un individuo. Pero es que cada una de las grandes figuras históricas de Israel? No hay respuesta satisfactoria se ha dado. Los nombres de Moisés, David, Ozias, Ezechias, Isaias, Jeremias, Josias, Zorobabel, Jeconías, y Eleazar han sido sugeridos como la persona. La exégesis católica siempre ha señalado el hecho de que todas las características del "siervo de Yahvé" que se encuentra su plena realización en la persona de Nuestro Señor Jesucristo. Por lo tanto, debe ser considerado como un individuo descrito por el Profeta. El "Segundo Isaías" da lugar a otros problemas más críticos y menos importantes. Con la excepción de uno o dos pasajes, el punto de vista a lo largo de esta sección es el de la cautividad de Babilonia, hay una diferencia entre el estilo inconfundible de estos veinte y siete capítulos y el de la "Primer Isaías", por otra parte, la teología ideas de xl-lxvi decidió mostrar un anticipo de las que se encuentran en los primeros treinta y nueve capítulos. Si esto es cierto, ¿no se sigue que xl-lxvi no son por el mismo autor de las profecías de la primera colección, y puede que no haya buenas razones para atribuir la autoría de estos capítulos a un "segundo Isaías" que viven hacia el cerca de la cautividad de Babilonia? Tal es la opinión de la mayoría de los estudiosos modernos no católicos.

Este no es el lugar para una discusión de una cuestión tan intrincada. Por lo tanto, nos limitamos a indicar la posición de la erudición católica sobre este punto. Esto está claramente establecido en la resolución emitida por la Comisión Bíblica Pontificia, 28 de junio de 1908. (1) Admitir la existencia de una verdadera profecía; (2) No hay ninguna razón por la cual "los profetas Isaías y otros deberían pronunciar profecías se refieren únicamente las cosas que estaban a punto de llevarse a cabo inmediatamente o después de un corto espacio de tiempo" y no "las cosas que debe ser cumplido después de muchos siglos ". (3) tampoco hace nada postulado de que los profetas deben "dirigirse siempre a sus oyentes como no, los que pertenecían al futuro, pero sólo los que estaban presentes y contemporánea, de modo que pueda ser entendido por ellos". Por lo tanto, no se puede afirmar que "la segunda parte del libro de Isaías (xl-lxvi), en el que el Profeta electrónico como uno vive entre ellos, no los Judios que fueron los contemporáneos de Isaías, pero los Judios duelo en el exilio de Babilonia, no puede tener por su propio autor Isaías, que había muerto mucho antes, sino que debe atribuirse a algún profeta desconocido que viven entre los exiliados ". En otras palabras, aunque el autor de Isaías xl-lxvi habla desde el punto de vista de la cautividad de Babilonia, sin embargo, esto no es prueba de que él debe haber vivido y escrito en aquellos tiempos. (4) "El argumento filológico de la lengua y el estilo en contra de la identidad del autor del Libro de Isaías no debe ser considerado de peso suficiente para obligar a un hombre de juicio, familiarizado con el hebreo y la crítica, a reconocer en el mismo libro una pluralidad de los autores ". Las diferencias de lenguaje y estilo entre las partes del libro no son ni negó ni menospreciar, se afirma sólo que tal como aparecen, no obligar a uno a admitir la pluralidad de autores. (5) "No hay argumentos sólidos a la palestra, incluso considerados de manera acumulativa, para demostrar que el libro de Isaías se atribuye no a sí mismo Isaias, sino a dos o más bien para muchos autores".

III. RECONOCIMIENTO DE LOS TRABAJOS DE ISAIAS

Tal vez no sea inútil en breve para establecer las características prominentes de la gran Profeta, sin duda, una de las personalidades más notables en la historia hebrea. Sin que ocupe un cargo oficial, se redujo a la suerte de Isaías a tomar un papel activo durante casi cuarenta años en el problemático control de la política de su país. Su consejo y reprende a veces son letra muerta, pero la experiencia enseñó finalmente a los gobernantes de Judá, que a parte de las visiones del Profeta siempre significa un revés para la situación política de Judá. Para entender la tendencia de su política es necesario recordar por qué principio se animados. Este principio se deriva de su fe inquebrantable en Dios que rige el mundo, y especialmente de su propio pueblo y las naciones que entran en contacto con este último. El pueblo de Judá, olvidándose de su Dios, dado a las prácticas idólatras y los trastornos sociales de todo tipo, había hecho poco caso a las advertencias anteriores. Una cosa sólo les alarma, es decir, que las naciones hostiles amenazaban Juda en todos los lados, pero que no eran el pueblo elegido de Dios? Ciertamente Él no permitiría que su propia nación, para ser destruidos, aunque otros han sido. Mientras tanto, la prudencia dicta que la mejor manera posible tomar para salvarse de los peligros actuales. Siria e Israel estaban conspirando contra Judá y su rey, Judá y su rey un llamamiento a la poderosa nación del Norte, y más tarde con el rey de Egipto.

Isaías no oír nada de esta política miope, basada sólo en la prudencia humana, o una falsa confianza religiosa, y se niega a mirar más allá del momento. Judá estaba en una situación terrible, sólo Dios podía salvarla, pero el primer requisito para la manifestación de su poder era moral y social de la reforma. Sirios, Efraín, los asirios, y todos los demás no son sino los instrumentos del juicio de Dios, cuyo objetivo es el derrocamiento de los pecadores. Ciertamente el Señor no permitirá que su pueblo sea destruido por completo; su pacto Él mantendrá, pero es inútil esperar que un merecido castigo puede ser escapado. Desde este punto de vista de los designios de Dios nunca lo hizo vacilar la fe de Isaías. El primer anuncio de este mensaje al comienzo del reinado de Ajaz. El rey y sus consejeros no veía la salvación para Judá, excepto en una alianza con, que es un reconocimiento de vasallaje que, Asiria. Este es el profeta se opuso con todas sus fuerzas. Con su aguda visión que ha percibido claramente que el peligro real de Judá no era de Efraín y Siria, y que la intervención de Asiria en los asuntos de Palestina implicó una completa destrucción del equilibrio de poder a lo largo de la costa mediterránea. Por otra parte, el Profeta entretenido ninguna duda de que tarde o temprano, un conflicto entre los imperios rivales del Eúfrates y el Nilo debe surgir, y luego a sus anfitriones que pululan sobre la tierra de Judá. Para él estaba claro que el enfoque propuesto por los políticos engreído Judá era como el vuelo de los locos "palomas tonto", arrojándose de cabeza a la red. consejo de Isaías no se siguió y una a una las consecuencias que él había predicho que se realizaban. Sin embargo, él continuó proclamando sus puntos de vista profético de los acontecimientos actuales. Cada nuevo evento de importancia es que él se convirtió en una lección no sólo a Judá, sino a todas las naciones vecinas. Damasco ha disminuido, de modo que los borrachos y juerguistas de Samaria ver la ruina de su ciudad. Tiro se jacta de su riqueza y posición inexpugnable, su destino no es menos decretado, y su caída será tanto más asombrando al mundo. Asiria misma, cebado con los despojos de todas las naciones, Asiria "la vara de la venganza de Dios", cuando habrá cumplido su destino providencial, se reunirá con su destino. Dios lo ha decretado la ruina de todas las naciones para la realización de sus propósitos y el establecimiento de un nuevo Israel limpiado de todas las contaminaciones pasado.

Los políticos de Judea hacia el final del reinado de Ezequías había planeado una alianza con el rey de Egipto contra Asiria y cuidadosamente ocultado su propósito de el Profeta. Cuando este último llegó a conocer a los preparativos para la rebelión, ya era demasiado tarde para deshacer lo que había hecho. Pero al menos podría dar rienda suelta a su enojo (ver Isaías 30), y ambos sabemos de la Biblia y por cuenta propia de Senaquerib de la campaña de 701 cómo el ejército asirio derrotó a los egipcios en Altaku (Elteqeh de Josué 19:44), Accaron capturados, y envió un destacamento asolando Juda; Jerusalén, cerca invertido, se salvó sólo por el pago de un rescate enorme. La reivindicación de la política de Isaías, sin embargo, todavía no era completa. El ejército asirio se retiró, pero Senaquerib, aparentemente pensando que seguro dejar a su paso una ciudad fortificada, como Jerusalén, exigió la inmediata entrega de capital de Ezequías. En el símbolo de Ezequías, no se ha dado una respuesta al mensaje, pero el rey pidió humildemente Isaías a interceder por la ciudad. El Profeta tenía para el rey un mensaje tranquilizador. Pero el respiro en la capital de Judea fue corta. Pronto una nueva embajada asirio llegó con una carta del rey que contiene un ultimátum. En la ciudad de pánico que había un hombre de los que Senaquerib había tenido en cuenta, sino que fue por él que la respuesta debía ser dada al ultimátum de los asirios orgulloso: "La virgen, hija de Sion te ha despreciado y se echó a reír ti con desprecio;... No entrará en esta ciudad, ni echará saeta en ella por la forma en que llegó, él volverá, y en esta ciudad que no vendrá, dice el Señor "(.... XXXVII, 22, 33). Sabemos cómo, en realidad una catástrofe repentina superó el ejército asirio y la promesa de Dios se cumplió. Esta reivindicación de la coronación de la política de inspiración divina de Isaías preparó el corazón de los Judios de la reforma religiosa provocada por Ezequías, sin duda, a lo largo de las líneas establecidas por el Profeta.

Al examinar el aspecto político de la vida pública de Isaias, ya hemos visto algo de sus ideas religiosas y sociales, todos estos puntos de vista son ciertamente más íntimamente relacionados en su enseñanza. Puede que sea así ahora detenerme un poco más en esta parte del mensaje del Profeta. descripción de Isaías de la condición religiosa de Judá en la última parte del siglo VIII es cualquier cosa menos halagador. Jerusalén se compara con Sodoma y Gomorra, al parecer la mayor parte de la gente era supersticiosa en lugar de religiosa. Se ofrecían sacrificios a cabo de manera sistemática; brujería y la adivinación eran en honor, y aun más, las deidades extranjeras se invoca abiertamente al lado del otro con el verdadero Dios, y en secreto la adoración inmoral de algunos de estos ídolos era ampliamente en mimada, la más alta clase y el propio Tribunal de Justicia dando a este respecto un ejemplo abominable. En todo el reino no era la corrupción de funcionarios superiores, de lujo cada vez mayor entre la soberbia arbitraria ricos, de las mujeres, la ostentación entre la gente de clase media, vergonzosa parcialidad de los jueces, la avaricia sin escrúpulos de los dueños de grandes propiedades, y la opresión de la pobres y humildes. La soberanía asiria no cambió nada en este lamentable estado de cosas. A los ojos de Isaías este orden de cosas era intolerable, y que nunca se cansó de repetir que no podía durar. La primera condición de la reforma social fue la caída de los gobernantes injustos y corruptos, los asirios fueron los medios designados por Dios a nivel de su orgullo y la tiranía con el polvo. Con sus ideas equivocadas acerca de Dios, la nación imaginada Él no se preocupación por las disposiciones de Sus siervos. Pero Dios aborrece los sacrificios ofrecidos por "... Las manos llenas de sangre. Lávense, estar limpia,... A aliviar a los oprimidos, de los huérfanos, defender a la viuda.... Pero si no,... La Espada que devorar "(I, 15-20). Dios aparece aquí como el vengador de la justicia humana cuenta tanto como de sus derechos divinos. Él no puede y no dejar que la injusticia, el crimen, la idolatría y quedar impunes. La destrucción de los pecadores inaugurará una era de la regeneración, y un pequeño círculo de hombres fieles a Dios serán los primeros frutos de un nuevo Israel, libre de impurezas pasado y gobernado por un descendiente de la Casa de David. Con el reinado de Ezequías comenzó un período de renacimiento religioso. ¿Hasta qué punto la reforma extendida no estamos en condiciones de afirmar, santuarios locales en torno a los abusos que se habían reunido paganas fueron suprimidos, y muchos `asherîm y masseboth fueron destruidos. Es verdad que los tiempos no estaban maduros para un cambio radical, y hubo poca respuesta al llamamiento del Profeta de modificación y reparación moral de los abusos sociales.

Los Padres de la Iglesia, haciéndose eco de la oración fúnebre de Jesús, hijo de Sirac (Eclesiástico 48:25-28), de acuerdo en que Isaías era el más grande de los profetas literaria (Eusebio, "Præp. Evang., V, 4, PG, XXII, 370; "Synops Script S...", entre las obras de San Athan, PG, XXXVIII, 363;. San Cirilo de Jerusalén ". En es, Prooem.", PG, LXX, 14; San . Isidoro de Pelus, "Epist., i, 42, PG, LXXVIII, 208;. Teodoreto," En es argum.. ", PG, LXXXI, 216;. San Jerónimo". Prol en es. " PL, XXIV, 18; "præf anuncio Paul et Eustoch...", PL, XXXII, 769; ". civ Dei", XVIII, XXIX, 1, PL, XLI, 585, etc.) genio poético de Isaías fue en todos los aspectos dignos de su elevada posición como un profeta. Él es insuperable en poesía, lírica descriptiva, o elegíaca. Hay en sus composiciones una rara elevación y majestad de la concepción, y una riqueza sin precedentes de las imágenes, nunca salen, sin embargo, desde la máxima corrección, elegancia y dignidad. Poseía un extraordinario poder de adaptación de su lenguaje, tanto a las ocasiones y el público, a veces se muestra más exquisita ternura, y otras veces la gravedad austera, que asume sucesivamente tono suplicante e irresistible de la madre, y la forma severa de un juez implacable, ahora está haciendo uso de la ironía delicada para llevar a casa a sus oyentes lo que tendría a comprender, y luego despiadadamente destrozando sus ilusiones o esgrimir amenazas de huelga como poderosos rayos. Sus reproches no son ni impetuoso como las de Osee ni fanfarrón como los de Amós, que nunca deja que la convicción de su mente o el calor de su corazón para girar en descubierto que una característica o sobrepasar los límites asignados por el gusto más exquisito. el gusto exquisito de hecho es una de las principales características del estilo del Profeta. Este estilo es rápido, enérgico, lleno de vida y color, y withal siempre casta y digna. Se manifiesta además un símbolo maravilloso de la lengua. Se ha dicho con razón que ningún profeta ha tenido siempre el mismo comando de nobles, ya que puede ser lo más justo añadir que tal vez nunca hizo cualquier hombre total elevados pensamientos en un lenguaje más bello. San Jerónimo rechazó la idea de que las profecías de Isaías, fueron la verdadera poesía en el pleno sentido de la palabra (en Præf. es., PL, XXVIII, 772). Sin embargo la mayoría de la autoridad del ilustre Lowth Robert, en sus "Conferencias sobre la poesía sacra de los hebreos" (1753), estimados "todo el libro de Isaías que se poética, exceptuados unos pocos pasajes, que si se reunieron, no en superior a la mayor parte de los cinco o seis capítulos ". Esta opinión de Lowth, al principio apenas se notó, se hizo más y más general en la última parte del siglo XIX, y ahora es común entre los estudiosos de la Biblia.

Publicación de información escrita por Charles L. Souvay. Transcrito por by WGKofron. Con agradecimiento a la Iglesia de Santa María, Akron, Ohio La Enciclopedia Católica, Tomo VIII. Publicado 1910. Nueva York: La empresa Robert Appleton. Nihil obstat, 1 de octubre de 1910. Lafort Remy, STD, Censor. Imprimatur. + Cardenal John Farley, arzobispo de Nueva York

Bibliografía

Además de comentarios generales y especiales consultar: Cheyne, el Libro de Isaías cronológicamente (Londres, 1870); IDEM, Las profecías de Isaías (Londres, 1880); IDEM, Introd. el libro de Isaías (Londres, 1895); CONDUCTOR, Isaías: su vida y la época y los escritos que llevan su nombre (Londres, 1888); Lowth, Isaías, traducción, disertar. y notas (Londres, 1778); SKINNER, Isaías (Cambridge, 1896); GA Smith, el Libro de Isaías (Expositor's Bible, 1888-1890), WR Smith, Los Profetas de Israel y su lugar en la historia (Londres, 1882); Knabenbauer, el comentario. en prophetam Isaiam (París, 1887); Condamine, Livre d'Isaïe, trad. crítica avec notas y otros comentarios. (París, 1905, un volumen de introducción a la misma es de próxima publicación); Le Hir, Les trois prophetes Grandes, Isaïe, Jeremías, Ezequiel (París, 1877); IDEM, Estudios Bibliques (París, 1878); Delitzsch, Commentar über das Jesaja Buch, tr. (Edimburgo, 1890); Duhm, Jesaia Buch Das (Gotinga, 1892); Gesenius, Jesaja Der Profeta (Leipzig, 1820-1821), Ewald, Die Propheten des Bundes Alten (Tubinga, 1840-1841), tr. por F. Smith, (Londres, 1876 -); Hitzig, Der Profeta Jesaja übers. ausgelegt und (Heidelberg, 1833); Kittel, Der Profeta Jesaia, 6 ª ed. de trabajo DILLMANN de mismo título (Leipzig, 1898); Knabenbauer, Erklärung des profecía. Isaías (Friburgo, 1881); MARTI, Das Buch Jesaja (Tubinga, 1900).


Libro de Isaías

Información perspectiva judía

ARTÍCULO RUBROS:

La llamada del Profeta.

La dependencia de Asiria.

Alianza con Egipto.

Libro de Sentencias.

La cuestión de Ch. xl.-lxvi.

El problema crítico.

La "variedad" de Isaías.

Los períodos de la Profecía.

La nota principal del libro de Isaías es

variedad, variedad de tonos, de estilo, de pensamiento, y de los antecedentes históricos. El primer paso en el estudio de Isaías es darse cuenta de esta variedad, a una encuesta de los contenidos. El título (i. 1) prepara al lector a esperar una colección de profecías estrechamente relacionados (por lo tanto llama una "visión", en singular) acerca de Judá y su capital. Es evidente, por tanto, que el cap. xiii.-xxiii. Se inserta sólo como una idea tardía, pues, con la excepción de la ch. . Xxii, todos ellos se refieren a las naciones extranjeras; cap. xiv. 24-27, xvii. 12-14, xxii. 1-14, y 15-25 (que se refieren a Judá o Jerusalén) puede considerarse como fragmentos que han perecido, si un editor no había pensado en la inserción de ellos en este grupo. Ch. xxiv.-xxvii., también, sólo puede haber sido admitido a través de una ampliación del plan original, para los que hablan principalmente de una sentencia sobre la tierra en general, y cuando lo hacen divagar a Israel es en lenguaje oscuro, que los hombres de "Judá y de Jerusalén" por lo general no podría haber entendido. Del mismo modo, cap. xxxiv.-xxxv. puede tener no formaba parte de la visión original, para la mayor parte (xxxiv.) se refiere, no a Judá, pero con Edom. Ch. XXXVI.-xxxix. hablar de Isaías en tercera persona, y en gran medida coinciden con II Reyes xviii. 13-xx. 19. Ch. xl.-lxvi. tener para su formación, en todo caso, en gran medida, Jerusalén en ruinas y su gente en cautiverio. En las siguientes, por lo tanto, que el instinto de orden, que es, por supuesto, no es lo mismo como la crítica, pero es al menos un elemento en ella, las primeras impresiones de Isaías se debe obtener de ch. i-xii. y xxviii.-xxxiii.

Ch. I.: Una de las mejores muestras de la retórica profética conocido. Es en su forma actual, una profecía, lleno de edificación para todos los períodos de la historia de Israel, aunque la importancia que se da en los versículos 29, 30 y el culto pagano a la practica en los recovecos de los jardines no hubiera parecido perfectamente natural en el último período de la pureza religiosa estricta. Hay cuatro ideas principales: la ingratitud de Israel a su Dios, el falso arrepentimiento de ofrendas, el verdadero arrepentimiento de una vida cambiada, la purificación de fuera, no desde dentro de purificación.

Ch. Ii.-iv.: Una serie de denuncias de la corrupción nacional encerrado entre dos imágenes de la edad ideal. Aquí Isaías entra en más detalle, en cuanto a la naturaleza del pecado de Judá y en cuanto al castigo inevitable. Al igual que una tormenta de la ira de Dios derrocar a los soberbios, y barrer el lujo pagana de los grandes de la tierra, todas las clases se verá afectado por su seguridad agradable; los ciudadanos más capaces irá en cautiverio, porque de ellos es el más grande Culpabilidad, ni las mujeres de escapar de Jerusalén (comp. iv Amos 3.1.).

Ch. v.: Una breve declaración con alcance similar. Se inicia con una brillante parábola de la viña de Dios, la moral de los cuales es el peligro de la ingratitud de Judá, luego sigue una serie de "WOS" en los pecados nacionales jefe, y un anuncio extraño y misterioso de los invasores terrible.

La llamada del Profeta.

Ch. VI. En este capítulo se podría haber estado a la cabeza de todo el libro. En él se describe la llamada del profeta. Una visión, como todos los profetas pueden esperar tener (aunque la abundancia de ideas no es prueba de la bondad de un "hombre de Dios"), vino a Isaías, y en esta visión, la suma era de que el glorificado e idealizado Templo -Dios e Isaías intercambiar estas palabras: "¿A quién enviaré?" "Send me". Ningún pasaje es tan importante como es éste de la verdadera biografía de Isaías.

Ch. vii.-ix. 7: En parte histórica, en parte profética. Es lamentable que este precedente no se sigue con más frecuencia. Ahora se sabe que Isaías tratado de influir en Acaz, pero fue rechazado por el rey. Judá estaba en peligro dolor de los invasores Peka y Rezín (no a los invasores a los que señaló de manera misteriosa en el v. 26 y ss.), Y había un conflicto entre los dos principios-la dependencia de la ayuda exterior humanos y la confianza implícita en Israel Dios. Acaz estaba para el primero, para el segundo Isaías. Uno de los resultados hay que Acaz nunca podría haber previsto: el signo de Immanuel ha suministrado material para la controversia a la hora presente. Se podría pensar que se trataba de una promesa de seguridad. Pero Isaías no podía "hablar de paz cuando no había paz." Es la desolación, y no de liberación, que la incredulidad de Acaz, en última instancia, llevar a su desgraciado país (vii. 17-25). En el cap. viii. 4.1 Isaías reafirma su declaración (vii. 7-9) de una resolución rápida de llegar a Damasco y Samaria. Pero Judá será escapar? No, pero el núcleo de la nación va a escapar. Sentencia traerá acerca de la purificación. Un libertador ya existe en los consejos de Dios, y restaurará el reino de David en una forma idealizada (ix. 1-7). Ch. ix. 8-x. 4: Una imagen muy poética de la ruina inminente del Reino del Norte, aunque también hay miradas en Judá. La rivalidad de las facciones en el estado y la caída de los gobernantes incompetentes en el campo de batalla se describen gráficamente.

La dependencia de Asiria.

Ch. x. 5-XII. 6: No hay más pensamiento religioso, sin embargo, en los discursos contenidos en estos capítulos. La variedad de imágenes, también es muy notable. Asiria (es decir, su rey. Comp el uso de "Francia" y "España" de Shakespeare) es el personal o el hacha en la mano de Dios. Su ejército es como un bosque. la lujuria de la conquista de Asiria es como el deporte de aves que anidan. Ver la marcha sorprendentemente rápida de las huestes armadas! Algunos con su líder "agitar las manos" en la montaña sagrada. El reino davídico será, como parece, ser reducido. Pero así también, Asiria será cortado, y al mismo tiempo un "disparar" (RV) ", que salen del tronco de Jesé," ninguna de estas perspectivas se lleva a cabo fuera de Asiria. No a Babilonia, pero a Jerusalén, reparación de las naciones. No en Asiria, pero en la tierra de Israel, la paz del paraíso se ejemplifica. Allí se exiliados todos los de Israel se trajo de vuelta, cantando salmos de alegría devoto y agradecido. Ch. xxviii.-xxxiii. Estos capítulos también están llenos de variedad. Desde el primer profeta alterna entre el juicio y la salvación. La corona orgulloso de los borrachos (! Principesca borrachos) de Efraín es pisoteado, por los residuos es una corona de gloria (Samaria cayó el año 722 aC). Pero hay borrachos (sacerdotal borrachos!) En Judá también, confiar en un "refugio de la mentira" en lugar de en el "fundamento seguro" de piedra (xxviii. 15-17). En otro momento el profesor parece haber adoptado un tono diferente. Algunos, tal vez, se convirtió en abatidos por la referencia frecuente a la destrucción de Isaías. ¿Arar y paliza para siempre? No, un labrador la tierra es demasiado inteligente para eso, y el labrador celestial sabe mejor de todo es que la destrucción sólo se justifica por el objeto de sembrar alguna planta útil cuando el suelo ha sido preparado (xxviii. 23-29).

Es cierto, como ch. xxix. muestra, la gran mayoría eran muy de otro modo impresionado por la predicación de Isaías. Un profundo letargo nublado los sentidos de los gobernantes (versículos 10-12). Pero el accidente del trueno despertará. Dentro de un año Jerusalén será sitiada, y en medio del asedio de Dios mismo a la caída de Jerusalén y castigarla (1-4, 6). Pero miedo no, el enemigo sufrirá más, Dios no permitirá a las naciones a destruir el monte de Sión (5, 7, 8). Ay de los formalistas y los políticos creyentes de Judá! (13-15). Pero las mejores bendiciones son para los pobres y los mansos.

Alianza con Egipto.

La causa de la ira de Isaías contra los políticos era una alianza con Egipto, que se estaba planeando en secreto. Esto se muestra en el cap. xxx. Isaías predice la decepción que espera a los embajadores, y los terribles resultados que willfollow de este arte de gobernar poca visión de futuro. Pero una vez más el contraste habitual es introducido. La tormenta y el sol compiten entre sí. La Edad de Oro será aún; Naturaleza participará en la felicidad de la regeneración de Judá. Asiria será aplastado, y mientras tanto los Judios se cantan, como en la noche del día de fiesta (la vigilia de la Pascua;. Borrador Ex xii 42..). En el cap. xxxi.-xxxii. 8, el profeta aún se cierne sobre el mismo tema, mientras que en xxxii. 20.09 descuidado la seguridad de la mujer es castigo (comp. iii. 16 y ss.), La desolación que pronto será causada por el invasor se describe, y, como contraste vítores, la futura transformación del carácter nacional y de las condiciones físicas de vida, una vez más anunció con confianza. Ch. xxxiii. es uno de los más singulares de los ejemplares existentes de la escritura profética. No hay acuerdo aparente, y algunos de los versos parecen ser bastante aislado. Es una especie de visión que se describe. La tierra está siendo devastada. Oh Señor, ayúdame! Pero mira! las hordas hostiles de repente desaparecen, Dios de Sión es su seguridad. ¡Ay! todavía no. Las carreteras aún quedan residuos. El país entero está de luto desde el Líbano a Sharon. Sí, es el momento de Dios para presentarse. Él, de hecho, ha surgido, y el "sin Dios" (los Judios convertidos) temblar, mientras que los justos están seguros de la salvación. ¡Qué feliz se la retrospectiva de sus últimos problemas los hacen! (Versículo 18). Entonces, también, será claro que la carga de Sión de la culpabilidad se ha eliminado.

Libro de Sentencias.

La idea que predomina en el primero de los cinco libros menor (cap. xiii.-xxiii., Xxiv.-xxvii., Xxxiv.-xxxv., XXXVI.-xxxix., Y xl.-lxvi.), Que aún esperan consideración puede se expresa en las propias palabras de Isaías (que se toman aquí provisionalmente a Isaías): "Este es el propósito que está acordado sobre toda la tierra: y esta es la mano que se extienda a todas las naciones" (xiv. 26). Es, de hecho, un Libro de Sentencias de las naciones, excepto que los cuatro pasajes han encontrado admisión en la que se relacionan, no con el mundo exterior, pero a las pocas personas que, como Isaías pudo haber pensado, fuera pesado en la los ojos de Dios todos los otros países juntos. Esos cuatro pasos son los siguientes:

Ch. xiv. 24-27 es una profecía a corto que se declara el propósito de Dios de Israel a la banda de rodadura Asiria bajo el pie en las "montañas" de Judá, a la que se adjuntó una declaración solemne, parte del cual se cita más arriba (versículos 26, 27). En el cap. xvii. 12 a 14 hay una profecía gráfica de la destrucción de los "muchos países" que atacan a Jerusalén (comp. viii 9, 10;. Xxix 7, 8.); Ninguna nación especial se destaca. En el cap. xxii. 14.01 hay un indignado reproche de la gente de Jerusalén, que no están en grado de sobriedad por el peligro, ahora retirado, de los asirios, en lugar de analizar en sus formas, dejar de hacer el mal, y aprender a hacerlo bien, se entregan a orgías salvajes. En el cap. xxii. 15-25 una invectiva contra el visir del día (Sebna) es seguido por una promesa de su cargo a un hombre más digno (Eliaquim), a la que se adjunta un apéndice anunciando la caída de este visir segundo.

De las sentencias definitivas a las naciones, que no sea el judío, el primero (c. xiii.) Declara la ruina de Babilonia, y se anexa una oda bien, artística del triunfo sobre el rey de Babilonia (xiv. 4b-21) . Observe que el profeta habla claramente como si los medos ya acopio de la marcha sobre Babilonia. ¿Es de suponer que Isaías era en ese momento en un éxtasis? Ch. xiv. 22-23 es una profecía, resumiendo castigo de Babilonia en un estilo más prosaico. Ch. xiv. 28-32 contiene el destino de los filisteos, que se encuentran en júbilo prematuro en la "ruptura" de algunos terribles "de la barra." Ch. xv-xvi. 12 es muy dramática, que comenzará con una imagen de la consternación de los moabitas en los estragos provocados por un invasor, describir el vuelo de la gente con mucho detalle, mencionar cómo un llamamiento al monte de Sion en busca de ayuda fue rechazada, simpático hacer referencias a las lamentaciones de los moabitas sobre sus ruinas vides y, a continuación, sin ninguna conexión aparente, afirman que no apelar a la ayuda para Chemosh será eficaz. A esto se añade (versículos 13, 14) una declaración solemne de que la profecía que había sido entregada en un período anterior se cumplió el plazo de tres años.

Ch. xvii. 1.11 se dirige contra Damasco (es decir, Siria) y Efraín (es decir, Israel). Estas dos potencias se han puesto en contra del verdadero Dios, y debe sufrir el castigo mismo. Sin embargo, los pocos que quedan en Israel se convertirá en el santo de Dios, y renunciar a las formas inferiores de culto.

Ch. xviii. Al parecer la intención de ser una dirección a Etiopía. Pero ya (versículo 3), el profeta se dirige al mundo en general, las ofertas y los hombres toman en cuenta los signos de la divina. Cuando el poder hostil a Dios está madura para la destrucción, será cortado. Entonces los etíopes enviar regalos a Jerusalén. El castigo, por lo tanto, es realmente limitado a los versos 4-6.

Ch. xix. describe el colapso total de Egipto, debido a su conquista por un "señor cruel" (versículo 4). El interés principal, sin embargo, se encuentra en los versículos 18-24, que al parecer contienen predicciones circunstanciales del establecimiento de colonias judías en cinco ciudades de Egipto, incluyendo la "ciudad del sol", de la erección de un santuario en Egipto a Dios de Israel ; (?) de la liberación de los Judios en Egipto en sus tribulaciones, dolor, de la conversión de los egipcios, y de la disciplina providencial de Egipto, que en adelante será un miembro de una tríada sagrada de las naciones estrechamente vinculado-Egipto, Asiria e Israel.

La profecía en el cap. xx. da una segunda sentencia sobre Egipto, y una nueva sentencia perfectamente en Etiopía. Se encuentra en marcado contraste, tanto al cap. xviii. y cap. xix. Su posesión de una introducción histórica que han llevado a que se agrupan con ch. vii.-ix. 7 y cap. XXXVI.-xxxix;. pero, sin duda, era demasiado corta para estar solo.

Ch. xxi. contiene tres "cargas" (o oráculos) - la del "desierto de la mar" (RV), en relación con la destrucción de Babilonia por Elam y los medios de comunicación (los contingentes del ejército atacando?), el de la Duma (es decir, Edom ), y el de la "Dedanites" (RV), titulado por los primeros editores del texto hebreo "en Arabia", palabras que al parecer deriva de las palabras de apertura "en el bosque en Arabia." Los oráculos en el cap. xxi. contienen grandes dificultades textuales. La única profecía en esta sección es que en Tiro. Tiene un fuerte carácter elegíaco, y su referencia es mucho más controvertido. Aquí, otra vez, problemas de texto tiene que ser resuelta antes de cualquier intento de exégesis. Pero está claro que el punto de vista de los versículos 15-18 no es la de los versículos 1-14. Se trata de un epílogo, y expresa un espíritu mucho más esperanzador que la profecía original. Tiro será un día de importancia para el pueblo de Jerusalén, y su prosperidad es, pues, que desear. He aquí, pues, la nota de la variedad o el contraste es muy marcado, como en cualquier parte de Isaías.

Aún más notable es la variedad en el contenido de la segunda menor de los libros (cap. xxiv.-xxvii.). Se observa que por la RG Moulton, dramático como este pasaje multa, se busca en vano a la sucesión temporal, y considera en cambio "el querido movimiento pendular de la imaginación hebrea, alternando entre el juicio y la salvación." Sin embargo, las partes de esta "rapsodia" con seguridad no se puede distribuir entre los dramatis personae, porque no es toda la literatura, sino una "rapsodia" en un sentido no previsto por Moulton, una colección de fragmentos, grande o pequeña, cosido, por decirlo así, juntos. También podría ser llamado un "mosaico", y, desde muy pequeño, en su caso, se ha tratado de fusionar los distintos elementos, se podría, con mucha ventaja, lea esta obra compuesta en el siguiente orden:

(1) xxiv. 01/23: El Juicio Final.

(2) xxv. 6-8: La Fiesta de Iniciación a la comunión con Dios, se extendió no sólo para Israel, sino para todos los pueblos.

(3) XXVI. 20, 21: Convoca a los Judios a encerrarse, mientras que Dios lleva a cabo el terrible castigo de los impíos (comp. Ex xii 22 ter, 23..).

(4) xxvii. 1, 12: la profecía mística de la fatalidad del Leviatán, y la restauración de todo el conjunto disperso de Judios.

(5) xxvii. 7-11: Condiciones de salvación para los Judios.

(6) xxvi. 19/01: Canción de alabanza para la liberación de los justos, lo que pasa en un meditativo retrospectiva de los acontecimientos recientes, y se cierra con una profecía de la resurrección de aquellos que han sido fieles hasta la muerte.

(7) xxv. 1-5: Canción de alabanza para la destrucción de una ciudad insolente.

(8) xxv. 9-12: Alabanza por la liberación, y las anticipaciones de la caída de Moab.

(9) xxvii. 2-5: Canción sobre la viña de Dios, Israel. Ch. xxxiv.-xxxv. mostrar el resultado de la misma oscilación entre el juicio y la salvación que se ha señalado anteriormente. El juicio sobre todas las naciones (especialmente Edom) se representa en tonos espeluznantes, y en esta, sin vínculo de transición, sigue una imagen de la salvación y de la restauración de los exiliados judíos.

Ch. XXXVI.-xxxix. son una mezcla de narración, la profecía y la poesía. La gran liberación de Asiria bajo Ezequías, en los que Isaías juega un papel importante, se relaciona. (. Xiv recordando 4b-21) Una oda a la caída del rey de Asiria muestra Isaías (si es Isaías) es un poeta de gran talento (xxxvii. 21b-29);. Y una especie de salmo (véase el XXXVIII 20 ), adscrito a Ezequías, cuenta cómo el orador se ha recuperado de una grave enfermedad, y reconoció en su recuperación de una prueba de la remisión completa de sus pecados. Un prólogo histórico aclara esto. Tanto la oda en el cap. xxxvii. y el salmo en el cap. xxxviii. van acompañados de profecías circunstancial, no en un estilo poético, se dirigió a Ezequías. Ch. xxxix. contiene una predicción de un cautiverio de Babilonia, también se dirigió a Ezequías, y un prólogo histórico.

La cuestión de Ch. xl.-lxvi.

Todavía quedan cap. xl.-lxvi., que siguen abruptamente en cap. XXXVI.-xxxix., aunque un ojo puede detectar una preparación para "Comfort ye, ye comodidad", en el anuncio del deterioro de Jerusalén y la transmigración de los hijos de Ezequías a Babilonia en el cap. xxxix. Ch. xl.-lxvi. a menudo se llaman "La Profecía de la Restauración", y sin embargo, no requiere una gran inteligencia para ver que estos veinte y siete capítulos están llenos de variedad en el tono y el estilo y los antecedentes históricos. Una sugerencia de esta variedad puede ser presentada por dar un cuadro de los contenidos. Igual desde una perspectiva histórica y desde un punto de vista religioso, estos capítulos se recompensa el estudio más cuidadoso, más aún porque se hace menos controversia aguda respetando estas profecías que respetar las profecías en el cap. i-xxxix. La palabra "profecías", sin embargo, cuenta con asociaciones que puedan inducir a error, son mejor descritos como "tácito discursos proféticos y poéticos."

(1) Buenas noticias para los Exiliados (xl. 1-11).

(2) Razonamiento con las dificultades mentales de Israel (xl. 12-31).

(3) El Señor, el único Dios verdadero, ha demostrado ser tan por la profecía acerca de Ciro (xli. 20).

(4) Diferencias entre el Dios verdadero y los dioses falsos (xli. 21-29).

(5) El contraste entre el ideal y el real de Israel, con nobles promesas (xlii. 1-xliii. 7).

(6) ¿Cómo Israel, como ciego que es, debe dar testimonio del Dios verdadero, que es el Dios de la profecía: es repetidamente el argumento de la profecía se refiere a (xliii. 8-13).

(7) La caída de Babilonia y el segundo Éxodo (xliii. 14-21).

(8) El Señor declara con descuido Israel (xliii. 22 xliv. 5).

(9) Una vez más, el argumento para el verdadero Dios de la profecía, junto con una descripción sarcástica de la fabricación de ídolos (xliv. 6-23).

(10) El verdadero objeto de las victorias de la liberación de Cyrus-Israel (xliv. 24 xlv. 25).

(11) Los dioses de Babilonia, en contraste con el Dios de Israel (xlvi. 1-13).

(12) Una canción de burla acerca de Babilonia (xlvii. 1-15).

(13) Las profecías de edad (los de las victorias de Ciro) eran grandes, los nuevos (los de la restauración de Israel) son mayores (xlviii.).

(14) Israel y Sión, ahora que están (casi) restaurados, son las figuras centrales en la obra divina (xlix. 1-13).

(15) Consolaciones de Sión y sus hijos (xlix. 14-l. 3).

(16) El verdadero siervo del Señor, a la vez confesor y mártir, soliloquizes (p. 4-11).

(17) Exhortación y confort, con una oración ferviente eyaculatoria (li. 1-16).

(18) Palabras de ánimo para postrarse Sión (li. 17 lii. 12).

(19) El martirio del verdadero siervo del Señor, y su posterior exaltación (lii. 13 liii. 12).

(20) Además consuelos de Sión, que es una vez más el Señor de la novia, en una alianza nueva y eterna (Liv.).

(21) Una invitación a los Judios de la dispersión de apropiarse de las bendiciones del nuevo pacto, seguido por más profecías de la liberación (Lv.).

(22) Las promesas a los prosélitos y para creer eunucos (lvi. 1-8).

(23) Una invectiva contra los malos gobernantes de Jerusalén y en contra de los cursos el mal de las personas heréticas o misbelieving, con promesas a los penitentes humildes de mente (lvi. 9-LVII. 21).

(24) Práctica discurso sobre el ayuno y la observancia del sábado (lviii.).

(25) Con claros y denuncia de la inmoralidad, en parte, la confesión de los pecados (lix. 1-15a).

(26) Una visión de la liberación, con la promesa de la permanencia de regeneración de la misión de Israel (lix. 15b-21).

(27) Una descripción poética de Sión glorificado (lx.).

(28) El verdadero siervo del Señor, o, quizá, el escritor profético, soliloquizes sobre el mensaje de gracia que se le encomiendan, y el Señor confirma su palabra (lxi. 1-12).

(29) Visión del guerrero divino de regresar de Edom (lxiii. 1-6).

(30) Agotado y desesperado casi, Israel se queja ante el Señor (lxiii. 7-LXIV. 12).

(31) amenazas a la facción herética y misbelieving, y las promesas a los fieles (lxv.).

(32) Polémica contra los que erigir un templo rival al de Jerusalén (lxvi. 1-4).

(33) El destino de Jerusalén y todos sus oponentes en contraste (lxvi. 5-24).

El problema crítico.

El lector que no ha disminuido desde la molestia de la lectura ordenada de Isaías que se recomienda aquí estará en condiciones de juzgar en cierta medida entre las dos partes en que, como se le puede dar a alguien que no es un experto, el mundo teológico se divide. El estudio de la crítica, como comúnmente se le llama, además de la exégesis, es valor, que es el mejor crítico de Isaías que conoce los problemas de la exégesis, y para entrar en contacto con las mejores críticas que el estudiante debe dar a sus días y noches a el estudio del texto de este libro. Un intento de ahora se hará para dar una idea de la crítica principal problema. Muchas personas piensan que la cuestión que se plantea es si el cap. i-xxxix. fueron (además de inserciones editoriales ligero) escrito por Isaías, y ch. xl.-lxvi. por algún otro escritor de una época muy posterior. Esto es un error. Una serie de anuncios proféticos de liberaciones del exilio se entremezcla a intervalos durante el primer semestre de Isaías, y la fecha de estos anuncios tiene en cada caso sea investigado por los mismos métodos que los aplicados a las diferentes partes de Isa. xl.-lxvi.

Las "partes" de Isa. xl.-lxvi. se refiere, porque también aquí existe un error muy extendido. Que la segunda parte de Isaías no tiene unidad literaria será obvio para cualquier lector de la sinopsis anterior. Para discutir la cuestión de si el llamado Libro de Isaías tiene uno o dos autores es golpear el aire. Si hubiera más de un Isaías, debía de haber más de dos, para la misma variedad de la idea, la fraseología, y el fondo que por tantos estudiosos para demostrar que "Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios" (xl. 1) no fue escrito por Isaías se pueden tomar para demostrar que "Gritad en alta voz, no te detengas, alza tu voz como una trompeta, y declara a mi pueblo sus transgresiones" (lviii. 1, RV) no fue escrito por el autor de "Consolad, consolad a mi pueblo."

La "variedad" de Isaías.

Por "variedad" no es, por supuesto, significaba diferencia total, absoluta. Es lógico que un gran profeta Isaías como podría ejercer una considerable influencia en los escritores posteriores profética. No hay ninguna justificación, por lo tanto, para argumentar que debido a que las frases "el Santo de Israel" y "el Poderoso de Israel" se producen en los dos tiempos de Isaías (la segunda frase, sin embargo, es variada en Isa. Xl. Y siguientes . por la sustitución de "Jacob" a "Israel"), el mismo profeta debe haber escrito las dos partes. Una correspondencia de frases aisladas que ni siquiera es uniformemente exacta es de poco valor como argumento, y puede ser contrarrestado por muchas frases propias de las profecías en disputa. Aún más prudente sería a discutir, a partir de una cierta semejanza general entre la idea de Dios en las profecías de las dos partes de Isaías, que las dos partes tenían el mismo autor profético, sobre todo ahora que la magnitud de las contribuciones de Isaías a la primera la mitad del libro está siendo tan profundamente debatido. Más prudente de todos los que se le conceden ninguna importancia a una tradición de la autoría de Isaías de todo el libro que se remonta sólo a Eclesiástico (Sirácida) xlviii. 24, 25: "En un espíritu de fuerza que había visto el final, y consoló a los dolientes de Sión, para siempre, declaró que las cosas deben ser, y las cosas ocultas antes de que llegaran" (Hebreos).

Dos eminentes rabinos judíos, Abraham ibn Ezra y Isaac Abravanel, fueron los primeros que mostraron una tendencia a desintegrarse el Libro de Isaías, pero su sutil sugerencia no tuvo consecuencias. En la práctica, la crítica analítica de Isaías se remonta a Koppe, el autor de las notas de la edición alemana del obispo Lowth de "Isaías" (1779-1781). El jefe de nombres relacionados con esta crítica en su primera fase son los de Hitzig, Ewald, Dillmann y, en una nueva fase, sin embargo, desde hace algún tiempo apareció, la apertura de lo que tal vez puede ser fechada en el artículo "Isaías" en "Encyc . Brit ". (1881) y dos artículos en "JQR" (julio y octubre de 1891), todos por TK Cheyne, a lo que se puede agregar la fructífera toques de Stade en su "Gesch Israel des Volkes." (1889, vol I.. ), y el condensado de Kuenen debates en la segunda edición de sus "investigaciones sobre el origen y la Colección de Libros del Antiguo Testamento" Parte II (., 2d ed., 1889). A estos añadir Duhm y comentarios recientes de Martí, y la "Introducción" (1895) por TK Cheyne. dos Prof. GA Smith volúmenes sobre Isaías reflejan las variaciones de opinión en un espíritu sincero, influenciada en un primer momento, un poco en exceso, por el comentario de Dillmann. Para un resumen práctico de la situación actual de la crítica que el lector podrá consultar Kautzsch "Esquema de la Historia de la Literatura del Antiguo Testamento" (1898), traducido por John Taylor, y "Isaías", en Cheyne-Negro, "Encyc. Bibl. " (1901). El trabajo anterior muestra la cantidad de luz se produce en las diferentes partes del libro de Isaías por la lectura como monumentos históricos de los períodos definidos. Para "La vida y la época de Isaías" de un controlador de posición mucho menos avanzado de (. 1 ª ed, 1888) se pueden consultar, por un esquema imparcial de las diferentes teorías consultar la sexta edición de "Introducción del mismo escritor de la literatura del Antiguo Testamento. "

Los períodos de la Profecía.

Baste aquí para dar algunas pistas en cuanto a los plazos probables de las principales profecías. Tres grandes crisis nacionales llamado sucesivamente las profecías sin duda genuina de Isaías-la invasión siro-israelita (734), el asedio y la caída de Samaria (722), y la campaña de Senaquerib (701). Entre las profecías de Isaías no, hay dos profecías del exilio de la caída de Babilonia (xiii. 1-xiv 23, y, como la mayoría supongo, xxi 1-10..), Una profecía, probablemente después del exilio, o elegía, en la ruina de Moab (xv-xvi.); profecías en Egipto y en la ciudad de Tiro, después del exilio, y la ex amuebladas con un apéndice tarde pertenecientes a la época griega. La obra extraña y difícil de aquí se llama un "rhapsody" o un "mosaico" (cap. xxiv.-xxvii.) Pertenece a la mayor brevedad a la caída de los persas y el surgimiento del imperio greco-macedonio. Ch. xxxiv.-xxxv. son tan débiles que no vale la pena a dogmatizar sobre su fecha, que sin duda es muy tarde. La Profecía de la Restauración es, por supuesto, una obra del exilio a finales, sino que se discute la posibilidad de archivar adecuadamente en ch. xlviii. o en el cap. lv. Las profecías son adiciones posteriores, presumiblemente pertenecientes a los tiempos de Nehemías y Esdras. El último editor de canales. xl.-lxvi. parece haber dado una apariencia de unidad a las profecías thevarious dividiendo la masa total en tres libros casi iguales, las dos primeras de las cuales cerca con casi las mismas palabras (xlviii. 22 LVII. 21).

Emil G. Hirsch, Thomas Kelly Cheyne

Enciclopedia Judía, publicados entre 1901-1906.

Bibliografía:

I. Comentarios, traducciones y ediciones críticas: Luzzatto GD, Il Profeta Isaia, Padua, 1855 (judía); R. Lowth, Isaías, una nueva traducción con la tesis preliminar y notas, Londres, 1778; E. Henderson, Libro de los profeta Isaías, 2d ed. ib. 1840; JA Alexander, Comentario, Edimburgo, 1865; TK Cheyne, El Libro de Isaías Cronológicamente Clasificadas, Londres, 1870; idem, profecías de Isaías, una nueva traducción, con comentarios y apéndices, ib. 1880-1882; GA Smith, Isaías, en el Expositor's Bible, ib. 1888-1890; J. Skinner, Isaías, en la Biblia de Cambridge para Escuelas y Colegios, Cambridge, 1896-98; Mitchell HG, Isaías, un estudio de los capítulos i-xii. Nueva York, 1897; TK Cheyne, Isaías, traducción y notas, en SBOT Nueva York y Londres, 1898 (. Hebreo edición con notas, Leipzig, 1899), Ed. König, Libro de los exiliados de la Consolación, Edimburgo, 1899; Camp. Vitringa, Comentario, 2 vols, Leeuwarden, 1714-1720;. JC Döderlein, Isaías (traducción de notas), Nuremberg, 1789, E. Reuss, Les prophetes de 1876; Gesenius W., Der Profeta Jesaja Uebersetzt; MIT einem vollständigen Philologischen , Kritischen, Commentar Historischen und, Leipzig, 1820-1821; F. Hitzig, Jesaja Der Profeta, Heidelberg, 1833; H. Ewald, Die Propheten des Bundes Alten, Tubinga, 1810-1841 (2d ed Gotinga, 1867-1868.; . Ing. traducido por JF Smith, 1875-81);. Knobel A., Der Profeta Jesaja, Leipzig, 1843 (3 ª ed 1861);. Franz Delitzsch, Biblischer Commentar über das Buch Jesaja, Leipzig 1866 (4 ª ed replantearse en su totalidad. 1889; Ing. transl 1892);.. CJ Bredenkamp, ​​Der Profeta Jesaja Erläutert, Erlangen, 1887; Conrad von Orellana, Die Propheten Jesaja und Jeremías, Nördlingen, 1887 (transl Esp. por los Bancos, 1889);. agosto Dillmann, Der Jesaja Profeta, Leipzig. 1890; Duhm, Das Buch Jesaja, Göttingen, 1892; Klostermann agosto, Deuterojesaia, Munich, 1893 (una edición crítica de ch xl.-lxvi..); H. Guthe y Ryssel V., Jesaja, en Kautzsch, Die Heilige Schrift, vol. xv, Freiburg-im-Breisgau y Leipzig, 1894;. Buch K. Martí, Das Jesaja, Tübingen, 1900. II. Ilustrativos y notas Integral: SR Driver y Ad. Neubauer, el capítulo 53 quinquies de Isaías De acuerdo con las interpretaciones judías (con introducción de EB Pusey), Oxford, 1876-1877;

Vance G. Smith, las profecías relativas a Nínive y los asirios, Londres, 1857; R. Payne Smith, la autenticidad y mesiánico interpretación de las profecías de Isaías Vindicated, Oxford y Londres, 1862 (las líneas de las interpretaciones judías están bien dibujado) ; señor Strachey E., Historia de los Judíos y política en los tiempos de Sargón y Senaquerib, 2d ed. Londres, 1874; TK Cheyne, Introducción al Libro de Isaías, ib. 1895; W. Robertson Smith, Los Profetas de Israel, Edimburgo, 1882 (2d ed Londres, 1896.) AH Sayce, la vida de Isaías, Londres, 1883; CHH Wright, Interpretaciones judía pre-cristiana de la LIII Isaías. en El Expositor (Londres), mayo de 1888, SR Driver, Isaías, su vida y la época, y los escritos que Bear Su Nombre, Londres, 1888; J. Kennedy, Argumento de la Unidad de Isaías, ib. CHH Wright, Isaías, en el Dict Smith, 1891. de la Biblia, 2d ed. 1893;

G. Douglas, Isaías Uno y Su Libro Primero, Londres, 1895; Kirkpatrick CF, Doctrina de los profetas, ib. 1892, Max L. Keliner, las profecías de Isaías, un esbozo de estudios en Conexión con el asirio-babilónica Records, Cambridge, Mass., 1895; JF McCurdy, Historia, Profecía, y los Monumentos, Nueva York y Londres, 1894; FH Krüger, Essai sur la Théologie d'Esaïe xl.-lxvi. París, 1861; CP Caspari, Beiträge zur Einleitung en das Buch Jesaja, Berlín, 1848, idem, Ueber den Syrisch-Ephraimit. Unter Krieg und Acaz, Jotam, Christiania, 1849; Seinecke L., Evangelista Der Testamento des Alten, Leipzig, 1870; Guthe H., Das Zukunftsbild, des Jesaja, ib. 1885; P.. Giesebrecht, Beiträge zur Jesaiakritik, Göttingen, 1890; Schian M., Lieder Muere Ebed-Jahwe, Halle, 1895); H. Lane, Lieder Muere Ebed-Jahwe, Wittenberg, 1898; E. Sellin, Serubbabel, Leipzig, 1898; una . Bertholet, Zu liii Jesaja: Ein, Erklärungsversuch, Freiburg-im-Breisgau, 1899; H. Winckler, Alttestamentliche Untersuchungen, Leipzig, 1897; idem, Altorientalische Forschungen, ib.. 1897; J. Meinhold, Jesaja und seine Zeit, Freiburg-im-Breisgau, 1898; idem, Die Jesajaerzählungen, Jesaja XXXVI.-xxxix. Göttingen, 1898. Véanse también las diferentes historias de Israel, la introducción al Antiguo Testamento y el Antiguo Testamento theologies.EGHTKC


Isaías

Información perspectiva judía

ARTÍCULO RUBROS:

Datos bíblicos:

-En la literatura rabínica:

Datos bíblicos:

El mayor de los profetas hebreos de los cuales permanecen monumentos literarios. Él residía en Jerusalén, y lo contrasta con Miqueas, el profeta de los distritos del país. Estaba casado (viii Isaías. 3), y tuvo hijos (vii. 3, viii. 3). Su porte indica que podría mantener su dignidad en la alta sociedad, como lo demuestra su libertad a Acaz (vii.) y su conocimiento de Urías, el sumo sacerdote (viii. 2). El título en Isa. i. 1 hace referencia a Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías, como los reyes bajo quien profetizó. Este y otros rubros, sin embargo, no tienen autoridad histórica, siendo la obra de escritores posteriores cuyas declaraciones no tienen base documental y son puramente deductivo. Es cierto, además, que ninguna profecía puede ser demostrado ser tan temprano como el tiempo de Uzías, salvo en realidad el núcleo de la ch. vi. "En el año en que murió el rey Uzías vi yo al Señor", etc (vi uno, RV), parece provenir de un ciclo de narraciones proféticas, algunas de las cuales (comp. viii 1-3, 5;. Ii. 16), con razón o sin ella, reivindicó la autoría de Isaías. Ciertamente, todo el hombre se refleja en la gran visión del cap. vi. Ninguna consideración personal le retiene (Jeremías contraste) de ofrecer a sí mismo como el portavoz del Señor, y aunque aseguró que no afectará a la exhortación cruel conciencias de sus oyentes, que no entra y sale de su pueblo, como si la esperanza existe, y tal vez ( la naturaleza humana es incompatible) espero aún persisten incluso cuando la razón del todo negado su derecho.

La historia de él que "hizo vileza por la gran rechazo" (para aplicar bien conocidas palabras de Dante), que podrían haber conducido a su pueblo a la reforma social y personal, por los sabios consejos del profeta, se registra en el cap. vii. Isaías no era estadista, y, sin embargo el consejo que le dio el rey era tan buena desde una perspectiva política como desde el punto de vista religioso. Por qué debe pagar Acaz Asiria para hacer lo que se refiere whichan trabajo iluminado por su propio interés, sin duda, que impulsa a realizar? ¿Por qué debería tener la plata y el oro en el Templo y en el palacio, y enviarlo como homenaje al rey de Asiria?

Cabe señalar que en el cap. viii. esposa de Isaías es llamado "el profeta". Por su solidaridad con su esposo se separa de la gente impía entre los que ella habita, y el hecho, por así decirlo, sacrosanta. Sus hijos también son "signos y presagios" de la designación divina, y uno puede conjeturar que si Isaías nunca imaginé el peor desastre de llegar a Jerusalén, se vio a sí mismo y su familia, como lote de edad, con salida en condiciones de seguridad (para un trabajo se les ha reservado por Dios) de la ciudad condenada. Ch. xx. describe el procedimiento por el cual Isaías extraña, por así decirlo, "hizo una predicción actuado" de la suerte en la tienda de Mizraim y Cus (Egipto y Etiopía), o, como otros piensan, por Mizrim y Cus (norte de Arabia), en la que los pueblos de Palestina han contado tanto como aliados. Desde el cap. XXXVI.-xxxix., tal vez, ayuda mucho no se puede esperar en la biografía de Isaías, en su forma actual, son sin duda un poco tarde. No más se puede decir de Isaías de la información documental directa. Sus palabras son su verdadera biografía. En ellos se ve la naturaleza severa, inflexible del hombre, que amó a su pueblo mucho, pero más a su Dios.

Isaías tiene todas las características de un escritor clásico laconismo, pintoresco, y la originalidad. Pero también era un poeta? Es difícil pensar que sí. ¿Podría un hombre de condescender a las artes necesarias para la existencia misma de la poesía? Isa. xxxvii. 22 a 29 se le asigna. Pero la narración en la que se coloca es considerado por muchos críticos a llegar tarde, y la fraseología del poema en sí parece apuntar lejos de Isaías. En la tradición de finales del martirio de Isaías en el reinado de Manasés ver Isaías, Ascensión of.EGHTKC

-En la literatura rabínica:

Según los rabinos Isaías era un descendiente de Judá y Tamar (Soṭah 10b). Su padre era un profeta y el hermano del rey Amasías (Meg. 15 bis). Mientras que Isaías, dice el Midrash, caminaba arriba y abajo en su estudio que escuchó a Dios diciendo: "¿A quién enviaré?" Entonces Isaías dijo: "Aquí estoy;! Envíame a mí" Entonces Dios le dijo: "Mis hijos son problemas a algunos y sensible, y si eres listo para ser insultado y golpeado, incluso por ellos, seas aceptar mi mensaje, si no, serías mejor renunciar a ella" (Lev. R. x .). Isaías aceptó la misión, y fue el más tolerante, así como el más ardiente patriota, entre los profetas, siempre defendiendo a Israel e implorando el perdón de sus pecados. Fue distinguido por tanto, de todos los otros profetas en que recibió su comunicación directa de Dios y no a través de un intermediario (Ib.). Cuando Isaías dijo: "Yo habito en medio de un pueblo de labios impuros" (vi 5) fue reprendido por Dios para hablar en términos de su pueblo (Cant. R. i. 6).

En el orden de la grandeza de Isaías se coloca inmediatamente después de Moisés por los rabinos, en algunos aspectos incluso supera a Isaías Moisés, para que los mandamientos reducido a seis: la honestidad en el trato, la sinceridad en el habla, la denegación de beneficios ilícitos, ausencia de corrupción, la aversión de hechos de sangre, el desprecio por el mal (Mak. 24 bis). Más tarde se redujo de seis a dos la justicia y la caridad (Ib.). El mérito principal de las profecías de Isaías es su carácter de consuelo, mientras que para Moisés dijo: "Tú harás perecer en medio de la nación", anunció Isaías liberación. consuelo de Ezequiel electrónico en comparación con el de Isaías son como las declaraciones de un aldeano a la expresión de un cortesano (Ḥag. 14 bis). Por lo tanto consuelo le está a la espera de que ve en un sueño Isaías (Ber. 57b).

Se relaciona en el Talmud que Azzai rabino Simeón ben 'que se encuentran en Jerusalén una cuenta en donde estaba escrito que mató a Isaías Manasés. Manasés, dijo a Isaías, "Moisés, tu señor, dijo, 'No se de nadie ver a Dios y vivir" [xxxiii Ex 20, Hebr...], Pero tú dices: "Vi al Señor sentado en su trono" (vi Isaías 1, Hebr..), y pasó a señalar otras contradicciones-entre Deut. iv. 7 y Isa. lv. 6, entre los ex. xxxiii. 26 y xx II Reyes. 6. Isaías pensó: "Yo sé que no va a aceptar mis explicaciones, ¿por qué debería aumentar su culpa?" A continuación, pronunció el nombre impronunciables, un cedro, árbol abierto, Isaías y desapareció dentro de ella. Entonces Manasés ordenó el cedro ser aserrados, y cuando la vio llegar a su boca de Isaías murió, por lo que fue castigado por haber dicho: "Yo habito en medio de un pueblo de labios impuros" (Yeb. 49b). Una versión algo diferente de esta leyenda se da en la Yerushalmi (Sanedrín x.). De acuerdo con esa versión de Isaías, por temor a Manasés, se escondió en un árbol de cedro, pero su presencia fue traicionado por los bordes de su vestido, y Manasés hizo que el árbol a cortar por la mitad. Un pasaje de la Targum de Isaías citado por Jolowicz ("Die Himmelfahrt Visión und des Profetas Jesajas", p. 8) establece que cuando Isaías huyó de sus perseguidores y se refugiaron en el árbol y el árbol estaba serrada por la mitad, el profeta la sangre brotó hacia atrás. Desde círculos Talmudical la leyenda del martirio de Isaías se transmitió a los árabes ("Ta'rikh", ed. Goeje De, i. 644). SI fr.

Emil G. Hirsch, Thomas Kelly Cheyne, Cantante Isidoro, Broyde Isaac

Enciclopedia Judía, publicados entre 1901-1906.



Este tema presentación en el original idioma Inglés


Enviar una pregunta por e-mail o comentario para nosotros: E-mail

La web principal de CREER página (y el índice a los temas) está en
http://mb-soft.com/believe/beliespm.html'