Libro de los Jueces

Información General

Jueces, el séptimo libro del Antiguo Testamento de la Biblia, la historia las huellas de Israel de la muerte de Josué, el lugarteniente y sucesor de Moisés, al comienzo de la monarquía bajo Saúl. Su título se deriva de las cifras que sirven como los protagonistas de la mayor parte del libro. La designación de hebreo es normalmente traducida como "juez", pero la palabra tiene un significado más amplio y tal vez debería ser traducido como "regla". Cuando la información suficiente sobre la relación individuo "jueces", que constantemente aparecen en el papel de jefe de guerra o una regla, no juzgar. Deborah, la profetisa, sin embargo, puede ser una excepción, y algunos estudiosos sostienen que los jueces de menores, se menciona sólo en las listas, fueron los funcionarios de la liga tribal con funciones judiciales muy distinta de la función de las grandes figuras como Gedeón y Sansón.

Estas cifras importantes parecen haber sido de importancia regional y pueden tener superpuestas cronológicamente, la estructura ordenada cronológica del libro basado en su sucesión es, sin duda tardío y artificial. Jueces forma parte de la historia deuteronomista, el nombre dado por los estudiosos de los libros de Deuteronomio, Josué, Jueces, 1 y 2 Samuel, y 1 y 2 Reyes, todos los cuales parecen compartir la misma historia compleja de la composición. Muchos primeras fuentes orales y escritas, incluyendo la canción premonarchical de Débora, se incorporaron en el marco de redacción de carácter general proporcionada por el editor final de la historia en la época de Josías (c. 640 - 609 AC).

CREER
Religioso
Información
Fuente
página web
Nuestra lista de 2.300 Temas Religiosos
E-mail

JJM Roberts

Bibliografía
M Bal, La muerte y la asimetría (1988); J Joshua Gray, Jueces, y Ruth (1967).


Libro de los Jueces

Breve Reseña

  1. Introducción (01:01-02:10)
  2. Cuerpo del libro, que describe los ciclos de fracaso, la opresión y el alivio de los jueces. Actividades de 13 jueces se describen (02:11-16:31)
  3. Apéndice (17-21)


Libro de los Jueces

Avanzadas de la información

El Libro de los Jueces se llama así porque contiene la historia de la liberación y el gobierno de Israel por los hombres que llevaban el título de los "jueces". El libro de Rut originalmente formaban parte de este libro, pero alrededor del año 450 se separó de él y se coloca en las escrituras hebreas inmediatamente después de que el Cantar de los Cantares.

El libro contiene, (1.) Introducción (1-3:6), que conecta con la narrativa anterior de Josué, como un "eslabón de la cadena de los libros." (2.) La historia de los trece jueces (3:7-ch 16:31.) En el siguiente orden:

En todos los 410 años.

hazañas de Sansón probablemente sincronizar con el período inmediatamente anterior al arrepentimiento nacional y la reforma en virtud de Samuel (1 Sam. 7:2-6). Después de Sansón fue Eli, que era a la vez sumo sacerdote y juez. Dirigió los asuntos civiles y religiosos del pueblo durante cuarenta años, al término de la cual los filisteos nuevamente invadido la tierra y de los oprimidos que durante veinte años. Samuel se levantó para ofrecer a la gente de esta opresión, y juzgó a Israel por unos doce años, cuando la dirección de los asuntos cayó en manos de Saúl, que fue ungido rey. Si Eli y Samuel se incluyen, había entonces quince jueces. Pero la cronología de todo este período es incierto. (3.) La sección histórica del libro es seguido por un apéndice (17-21), que no tiene ninguna relación formal con el que va delante. En él se reproducen (a) de la conquista (17, 18), de Lais por una porción de la tribu de Dan, y (b) la casi total extinción de la tribu de Benjamín por las otras tribus, como consecuencia de su asistencia a los hombres de Guibeá (19-21).

Esta sección pertenece propiamente al período de sólo unos pocos años después de la muerte de Josué. Se muestra la degeneración moral y religiosa del pueblo. El autor de este libro fue muy probablemente Samuel. La evidencia interna tanto de los primeros dieciséis capítulos y de las órdenes de apéndice a esta conclusión. Fue compuesto probablemente durante el reinado de Saúl, o en el comienzo mismo de David. Las palabras en 18:30, 31, implica que fue escrito después de la toma del arca por los filisteos, y después de su creación en Nob (1 Sam. 21). En el reinado de David el arca estaba en Gabaón (1 Cor. 16:39)

(Diccionario Ilustrado)


Jueces

Información Católica

El séptimo libro de la segunda Antiguo Testamento, de los primeros profetas del canon hebreo.

TÍTULO I.

El nombre hebreo del libro fue transcrito por Orígenes Safateím, y por San Jerónimo Sophtim, fue traducido por Melitón y Orígenes Kritaí, por el biblos Septuaginta ì tôn tôn tonelada o tonelada, así también, por los Padres griegos, los latinos traducido liberalización Judicum o Judicum.

El verbo hebreo significaba originalmente "para actuar como un juez divino", y se aplicó a Dios (Génesis 18:25), ya Moisés en calidad de legislador especialmente inspirado y juez de Israel (Éxodo 18:13, 16). Con el tiempo, los ancianos del pueblo se convirtió en el "jueces" (vv. 25, 26). En este libro el término jueces (shôphatîm) se aplica a los líderes de Israel, y parece indicar que su derecho era divino (Jueces 10:2, 3). El cargo de juez difería de la del rey sólo en la ausencia de la sucesión hereditaria (xii, 7-15). Cabe señalar que los fenicios, según Tito Livio, llamaron a sus suffetes magistrado (XXVIII, xxxvii), y le dio a la suffetes de Cartago, una potencia similar a la del cónsul romano (XXX, vii; XXXIV, lxi).

II. ÍNDICE

(1) Introducción (i-xx, 5). Un resumen de la conquista de Canaán (i, 1-36). El ángel de Yahvé reprende a las tribus que se liga con el extranjero (ii, 1-5). (2) La historia de Israel bajo los jueces (ii, 6-xvi), presentó un resumen de su contenido - renunciar a Israel de Yahvé, dirigiéndose a Baal y Astaroth, derrota a manos de sus enemigos, y la liberación de Yahvé (ii, 6-iii, 6). Luego seguir las maravillas de los jueces, de los cuales Gedeón y Sansón son los héroes principales, a ellos se dedicó siete capítulos. (3) Dos historias más de los tiempos de los jueces - la migración de Dan y su culto idolátrico del ídolo de Michas (xvii-xviii), el crimen de los benjaminitas y su castigo por parte de Israel (XIX-XXI). Para un análisis más completo ver Cornely, "Introd. Espec. Hist en Lib. VT.", I, París, 1887, 109-14.

III. Canonicidad

El Libro de los Jueces es admitido por todos los que pertenecen a los cánones de los Judios de Palestina, los Judios de la dispersión (el canon de Alejandría), y los cristianos. Sólo la autoridad infalible de la Iglesia puede determinar el canon de la Sagrada Escritura, y definir el sentido de la inspiración de los Libros. Por lo tanto los católicos no pueden ir por el camino de los racionalistas y los protestantes en la cuestión de la redacción llamado tarde y múltiple de los jueces.

IV. AUTENTICIDAD

Los argumentos principales de la autenticidad de los jueces se dan a continuación bajo historicidad y Fuentes. Ahora apelación a:

La canonización del libro de Judios y los cristianos como un relato auténtico de parte de la historia de Israel;

el estilo de vida como de la obra;

el minuto y cuidados detalles de la narración;

el evidente propósito de que el narrador para dar una historia de las cosas que él sabe.

V. OBJETO

Aunque el propósito del narrador es, evidentemente, para dar una historia de los acontecimientos que tuvieron lugar en Israel entre los días de Josué y de Samuel, pero ello es algo épico y didáctico que histórico en el sentido moderno de la palabra.

(1) El narrador no la historia de propósito en el sentido moderno, que no narra en orden cronológico todos los eventos importantes de la época. Este hecho se desprende de los anexos (XVII-XXI), que dan eventos muy importantes fuera de su orden histórico.

(2) El historiador de los jueces tiene un propósito épica, como primeros historiadores (Herodoto, por ejemplo) a menudo tenían. El epos, o tema, del historiador de Jueces se desarrolla en el resumen (ii, 6-III, 6), con el cual se presenta la historia propiamente dicha, sino que tiene siempre ante sus ojos a desarrollarse por Yahvé permitió que el enemigo a cumplir siempre en la tierra prometida, e incluso a la derrota del pueblo elegido, y por qué Él levantó los jueces. La idolatría de Israel es la razón.

(3) El propósito didáctico del libro es enseñar a Israel que los mandamientos de Yahvé debe ser obedecido (iii, 4). Cuando Israel deja Yahvé, Yahvé deja a Israel, al menos por el tiempo, los enemigos del triunfo de Israel (cf. agosto, "De Civ. Dei.", Xvi, 43).

VI. FUENTES

El problema se complica. La mayoría de las teorías contradictorias se han propuesto. Según Moore (ver "Internat Crit Com..." En "Jueces", también en el arte. "Encycl Bibl.."), El cuerpo del libro (ii, 6-xvi, 33) es deuteronomista, el marco general de las historias y el propósito de mostrar que las características de configuración de los siglos VII y VI, la influencia del Deuteronomio y de los grandes profetas Jeremías y Ezequiel. Las historias del libro, de su entorno y aparte de sus fines establecidos en el Libro de los Jueces, son pre-deuteronomista, que no muestran rastros Deuteronomic salvo en las introducciones y los vínculos que la cadena de las diversas historias juntos. De hecho, Moore ha querido que esta redacción y unificación de las fuentes fue el trabajo de un editor de pre-deuteronomista, este editor no es admitido por Kittel. En resumen, a continuación, la opinión de Moore, uno de los estudiantes protestantes más eminentes de los magistrados, el libro en sí (es decir, ii, 6-xvi, 31) se compone de dos cadenas (J y E), unido a más tardar 621 aC por un redactor de pre-deuteronomista (RJE), y re-editado poco después, durante la reforma deuteronómica de Josías y la influencia de Jeremías, por el editor Deuteronomic de la Hexateuch (D). Muchos críticos se niegan a ceder los estratos de los Jueces a las ficciones Hexateuchal - J, E, JH, P o R y D, a pesar de que postulan muchas fuentes y tarde para que el libro en su estado actual. Entre los estudiosos católicos unos pocos, que escribió antes de la Comisión Bíblica publicó sus decretos sobre el Pentateuco, han aceptado la redacción tarde. La mayoría de los estudiosos católicos, sin embargo, son unánimes en contra de estos pocos que han dejado las posiciones tradicionales de la Biblia católica-estudio. En el asunto de la crítica histórica de los magistrados, a partir del Pentateuco, los estudiosos católicos no niegan el uso de diversas fuentes por el escritor inspirado, pero postulamos que estos documentos se han escrito y elaborado mucho antes de lo que los racionalistas desean. No hay prueba alguna de las redacciones finales y el múltiple de estos documentos en nuestro libro. Cornely (loc. cit, 214-22.) Y Hummelauer (En Lib Jud Ruth y otros, 27..), Ambos consideran que el escritor de Jueces probablemente fue Samuel, y ambos admiten que el trabajo muestra los signos de la utilización de pre-existentes de los documentos. Tal es la opinión también de Kaulen ("Einleitung mueren en Heilige Schrift", 3 ª ed., Friburgo, 1890, 181).

(1) Los jueces, en su estado actual, no puede haber sido escrito antes de que Israel tenía un rey. Sólo en el momento de un rey podía el escritor ha dicho: "En aquellos días no había rey en Israel, pero cada uno hacía lo que bien le parecía" (. Xvii, 6; cf xviii, 1; xxi, 24) . Estas palabras sólo aparecen en el apéndice (xvii-xxi), que se admite a más tardar algunas de las fuentes utilizadas por el escritor sagrado, este apéndice es generalmente admitida a ser parte de la labor realizada por el último editor de los Jueces. Este editor, entonces, escribió, mientras que Israel tenía un rey.

(2) El libro no fue escrito después de Salomón había hecho mal. El escritor considera que la falta de un rey a ser la explicación de la idolatría de los hijos de Dan y las fechorías de la tribu de Benjamín. Tal explicación hubiera sido fuera de la cuestión tenía el escritor conocido cualquiera de la idolatría traídos por Jeroboam y alentado por Salomón o de la separación de Judá de Israel.

(3) Este último editor debe haber escrito antes de que David reinó siete años. Para Jerusalén todavía estaba llamada Jebús y fue ocupada por los jebuseos (xix, 11), mientras que, en el séptimo año de su reinado, David tomó la fortaleza de Sión, la llamó la ciudad de David, y destruyeron a los jebuseos (2 Samuel 5 ).

(4) Por último, es probable que los jueces, incluso anterior a los primeros siete años del reinado de David y los últimos años de Saúl. El libro de los propósitos de mantener a los hijos de Israel de la idolatría y de los castigos divinos de la misma. En el comienzo de David y el final del reinado de Saúl no había necesidad de tal propósito: Saúl había "erradicado los magos y adivinos de la tierra" (1 Samuel 28:9). Por otra parte, en ese período el escritor se ha visto que incluso un "rey en Israel" no impidió que las disensiones tribales e internos de los días de los jueces.

(5) Dado que, entonces, los jueces fue muy probablemente escrito en los primeros años del reinado de Saúl, no hay escritor más probable del mismo que Samuel. Había cedido a clamores de Israel, y puesto a Saúl como rey. Una nueva guerra era inminente. No había nadie en Israel más probabilidades de que el pueblo listo para que la guerra por dirigía a su casa a la tesis de los jueces - que la fidelidad a Yahvé significaba el éxito contra el enemigo de Israel.

(6) El uso de los documentos anteriores por Samuel explica suficientemente la diversidad de estilo literario en cuenta que los racionalistas marco de sus diversas hipótesis. La canción de Débora (v) es arcaico en contraste con el lenguaje de su entorno. La historia de Gedeón es originario de una mano diferente a la del primer escritor de la historia de Sansón. Espíritu del Señor se apresuró [xxxxxx] a Sansón "(xiv, 6, 19, xv, 14).

Católica comentaristas de la antigüedad asignado el Libro de los Jueces a muchas manos. Así Maldonado (Com. en Mat., Ii, 23), Pineda (En Job, præf., Iii), otros Clair (p. 10), y muchos otros. Hummebauer (. En Jud, 27) sostiene que cuanto más tiempo narrativas - los de Aod (iii, 15-30), Barac (IV y V), Gedeón (avi-VIII), Abimelec (ix), Jefté (xi, 1 -xii, 7), y Sansón (XIII-XVI) - son relatos distintos, escritos por autores independientes, que fueron contemporáneos o casi contemporáneos con los hechos que narra. Estas narrativas variadas Samuel incorporado tanto como los encontró, sacó de la tradición de los pequeños detalles que da acerca de los jueces menores. Si bien establecer estas historias juntos, Samuel se inspiró en lo que se refiere a los pensamientos que completa sacados de otros, así como las presentaciones, enlaces y comentarios que sobreañadida.

VII. HISTORICIDAD

(1) La evidencia interna

El escritor de Jueces fue contemporánea con algunos de los acontecimientos que narra, los documentos utilizados por escrito por aquellos que fueron contemporáneos, o todos, pero contemporáneo, con los hechos que dijo, y muestra todos los signos de la sinceridad, la atención, y la verdad. La preocupación del escritor para dar la verdad explica el estilo múltiple literario del libro. Él nos ha conservado sin cambios al estilo de la canción de Débora y la de la fábula de Joatham. Él ha transmitido dichos propios de lugar y de persona (ii, 5, iv, 5, vi, 24, 32, xv, 19; xviii, 12, 29). Las objeciones nacionalistas a lo milagroso en las historias de Gedeón y Sansón son generalmente aceptados por los escritores protestantes, que consideran a estas partes de los jueces como legendaria, a los católicos se trata de tan histórica como cualquier otra parte de la obra. Los enemigos de la historicidad del libro en vano insistir en que estas historias se establecen como leyendas a favor de los israelitas. El escritor de Jueces para reprende a los israelitas de la idolatría y la disensión entre las tribus que no es científico que le acusan de servilmente a su orgullo en sus héroes.

(2) La evidencia externa

(A) la tradición católica es clara. Los Padres mirar a la narración de los jueces como un hecho-narrativa, su unanimidad es admitida por todos los que consideren que vale la pena considerar la unanimidad.

(B) O.-T. testimonio es múltiple. El resumen de apertura (i, 1-ii, 5) da detalles el valor histórico del que es atestiguado por Josué: sitio de Dabir Judá (1:10-15; Josué 15:14-19), el jebuseo en Jerusalén (1: 21, Josué 15:63), el cananeo en Gazer, junto con Efraín (1:29; Josué 16:10), la vivienda cananeo con Manasés (1:27; Josué 17:11). Al igual que los detalles son la muerte de Josué (2:6-9; Josué 24:28-31), la captura de Lesem por Dan (17:18, Josué 19:47). Los Libros de los Reyes nos dice mucho como hechos que leemos en los jueces. olvido de Israel de Yahvé, su derrota por el enemigo y la salvación por los jueces (1 Samuel 12:9-11), la muerte de Abimelec, hijo de Gedeón (9:53; 2 Samuel 11:21). Los Salmos vivir con orgullo en los actos de los jueces: el destino de Sísara, Jabín, Oreb, Zeb, Zebee y Salmana (vii, 22, 25, iv, 15; viii, 21; Sal LXXXII, 10-12.); toda la historia de los Jueces en el contorno (Sal. cv, 34-46). Los profetas se refieren a hechos reales que figuran en los jueces: la derrota de Madian por Gedeon (Isaías 9:4; 10:26), la delincuencia en Gabaa (Oseas 9:9; 10:9).

(C) En el Nuevo Testamento, St. Paul menciona a los jueces en su lugar adecuado entre Josué y Samuel (Hechos 13:20); elogia algunos de los jueces, junto con ciertos reyes (Hebreos 11:32).

VIII. TEXTO

(1) hebreo. edición de Kittel demuestra que el texto Masoreta está en muy buenas condiciones. "Es mejor conservado que cualquier otro de los libros históricos" (Moore, "Jueces", 43). Las únicas dificultades serias en el canto de Débora.

(2) griega. Tenemos dos formas distintas de Septuaginta (cf. Lagarde, "Septuaginta-Studien", 1892, 1-72): uno se ve en el Alejandrino (A), Coislinianus (P), Basiliano-Vaticano (V), y muchos cursivas; la otra versión es representada por el Vaticano (B), y un número considerable de cursivas.

(3) América. la versión de San Jerónimo es uno de sus esfuerzos más cuidado en la traducción de la Masorah, y es de la mayor importancia exegética.

Publicación de información escrita por Walter Drum. Transcrito por by WGKofron. Con agradecimiento a la Iglesia de Santa María, Akron, Ohio La Enciclopedia Católica, Tomo VIII. Publicado 1910. Nueva York: La empresa Robert Appleton. Nihil obstat, 1 de octubre de 1910. Lafort Remy, STD, Censor. Imprimatur. + Cardenal John Farley, arzobispo de Nueva York

Bibliografía

Padres: Teodoreto, Quæstiones en Judicorum Librum en PG, LXXX, 485; Procopio de Gaza, Com. en viejos prejuicios raciales en PG, LXXXVII, 1041, ST. AUGUSTINE, Quæstiones en Heptateuchium en PL, XXXIV,; 701. comentaristas modernos menciona en el cuerpo del artículo. Véase también Bonfrere, Com. en Jos, Jud, y otros (París, 1631) Ruth;. Jud SERARIUS. Ruth et explanati (Maguncia, 1609); CLAIR, Les Juges et Ruth (París, 1878). comentaristas protestantes de valor son MOORE, Keil, Budde, Bertheau.


Libro de los Jueces

Información perspectiva judía

ARTÍCULO RUBROS:

§ I. Nombre:

§ II. Sinopsis de contenidos:

Secciones del Libro.

§ III. Fuentes: El texto principal, iii. 7-xvi. 31:

Canción de Deborah.

Cuenta de Gedeón.

Libro original.

El Sacerdote de Miqueas.

§ IV. Combinación y revisión de la Fuente:

Adiciones por.

§ V. Edad de las Fuentes:

Historia de Sansón.

§ VI. Características literarias:

En el canon hebreo, el segundo libro de los Profetas anteriores, colocado entre Josué y Samuel.

§ I. Nombre:

El libro toma su nombre del hecho de que se trata de los "Jueces", un término que, según las declaraciones que se encuentran en el libro (comp. ii. 19.11 y las fórmulas se repiten constantemente en iii. 7, vi 1. iii 12, iv 1, x 6, xiii 1,..... iii 8, iv 2, 9, X.7), designa a los hombres que reparten justicia a los oprimidos (comp., Ps x.. 18), por lo que se utiliza en el sentido de = "salvador" (pág. 16, 18). La palabra, sin embargo, significa algo más que esto y mucho más moderna que el "juez": significa que los líderes o gobernantes (comp. la suffetes [=] en Cartago), quienes se hicieron cargo de los asuntos de las diversas tribus en caso de guerra con los cananeos y otros pueblos vecinos, y que también asumió el liderazgo de sus respectivas tribus en los tiempos sucesivos de la paz. De acuerdo con las necesidades de la época, sus funciones eran principalmente judiciales (IV, 5). El libro en sí anuncia que se ocupará de la época de los Jueces de la muerte de Josué, pero la descripción de la muerte de Josué en el comienzo del libro es, sin duda, una adición posterior, y se repite la introducción (i. 1-ii 5. ) el tema del Libro de Josué, es decir, la conquista del país al oeste del Jordán. Tampoco el Libro de los Jueces dan la conclusión de la historia de los Jueces, porque las dos historias adjunta al libro en su forma actual no pertenecen a la final de ese período, sino a su principio, y los relatos que forman el núcleo de la datos se desprenden antes del período de los Jueces termina. El hilo es retomada en el Libro de Samuel. Cabe suponer, sin embargo, que el libro original de Jueces se realizó hasta el final del período y concluyó con la historia de Eli y Samuel, que constituye el comienzo de Samuel.

§ II. Sinopsis de contenidos:

Antes de discutir las diversas partes y su origen, puede estar bien tener en cuenta la peculiar composición del libro. La introducción y adiciones puede ser claramente separado del texto principal, dando los tres grupos siguientes: (1) introducción, (2) Libro de los Jueces adecuada, y anexos (3).

(1) Introducción:

(A) i. 1-ii. 5, una vista general de la conquista de Canaán. La historia es, evidentemente, la intención de retratar las grandes tribulaciones de la época de los Jueces, que Dios infligido por los israelitas parcialmente a salvo a los cananeos, a pesar de su orden en contrario (ver II. 1.5, especialmente el versículo 3).

(B) ii. 6-III. 6, una descripción general de las condiciones existentes en el momento de los jueces. La principal característica de este momento se encuentra en el cambio recurrente de la apostasía y el castigo al arrepentimiento y la liberación. La cuenta constituye la introducción a las siguientes historias, que son, por así decirlo, que se resumen en ii. 11-19.

Secciones del Libro.

(2) El Libro de los Jueces adecuada, iii. 7-xvi. 31: Describe la entrega de Israel, a través de los jueces por decreto divino, de la subyugación de los cananeos y los pueblos vecinos que había traído sobre sí mismo. Las cuentas de las actividades de los varios jueces varían considerablemente en longitud, sólo el cinco de los llamados "grandes jueces" son tratados en detalle. Las narraciones se pueden resumir de la siguiente manera:

(A) iii. 30.12, cuenta la Ehud Benjamín, que derrocó a la tiranía de los moabitas;

(B) iv.-v., la historia de Barak (y Deborah), que derrocó a la tiranía de los cananeos (pero véase § III.);

(C) vi. 1-VIII. 32, historia de Gedeón del oeste de Manasés, que derrocó a "los madianitas y amalecitas y todos los hijos de Oriente";

(D) x. 6-XII. 7, historia de Jefté, el galaadita de la tribu de Gad, que venció a los amonitas;

(E) xiii.-XVI, cuenta la danita Sansón, que venció a los filisteos.;

(F) iii. 7-11, historia del Otoniel Kenazite, de la tribu de Judá, que venció Chushan-risataim (iii 10), junto con diversas observaciones incidentales relativas a los jueces menores llamados:

(G) iii. 31, la historia de Samgar;

(H) x 1-5, historias de Tola de Isacar y Jair de Galaad (este de Manasés), y

(I) xii. 8-15, historias de Ibzán de Belén, Elón Zabulonita y Abdón piratonita de la tribu de Efraín. Con la excepción de la tribu sacerdotal de Leví y las dos tribus de Rubén y Simeón, que pronto se extinguieron, cada una de las tribus está representada por al menos un juez. La Sección VIII. 33-IX. 57, que trata de la dirección de Abimelec, no es estrictamente el mismo orden que el resto.

(3) Apéndices: Dos historias de la época de los Jueces:

(A) xvii. y xviii, la campaña de Dan, y la transferencia a Dan (Lais) del santuario de Miqueas de Efraín.;

(B) xix.-XXI, la indignación en Gabaa, y la guerra resultante punitivas contra Benjamín, que está casi destruida;. Las medidas adoptadas para la conservación de la tribu.

§ III. Fuentes: El texto principal, iii. 7-xvi. 31:

Las fuentes más antiguas se encuentran en las historias relacionadas con los cinco Grandes Jueces:

(1) El relato de Ehud, iii. 30/12, que, con la excepción del marco deuteronomista (versículos 12-15 y 30), es una historia uniforme, basado sin duda en la tradición antigua.

Canción de Deborah.

(2) La historia de Barak y Débora, iv. y v., en los que hay que distinguir:

(A) de la Canción de Deborah, v. 2.31, que describe los sufrimientos y la victoria del pueblo, y que fue compuesta, sin duda, por un testigo ocular. No está claro, sin embargo, si Deborah se compuso este. La duda surge de la exhortación (v. 12) "una canción completa", y del hecho de que la introducción no dice que ella lo componen, sino sólo que Débora y Barac cantó (Ib. versículo 1). Tampoco se desprende totalmente de la palabra (versículo 7), que compuso la canción de Deborah. Aunque es probable que pretende ser la primera persona y así ha sido interpretado hasta los tiempos recientes, sin embargo, también puede haber sido concebido como una dirección de Deborah, como la segunda persona del singular femenino (=, comp, Jer ii 33...) - "hasta que has planteado, Deborah!" Y aunque su interpretación como la tercera persona singular femenino (=, antigua forma de, en la que el sería secundario, condicionado por la concepción tradicional, según la cual la expresión es en primera persona) no está excluida, y la lectura puede ser ", hasta que Débora se levantó." Tampoco es la primera persona en el versículo 3 decisiva, ya que puede referirse a cualquier poeta. La exhortación en el versículo 12, "Despierta, despierta, Débora: despierta, despierta, entona una canción," que antes se consideraban una prueba directa de la autoría de Deborah, en realidad excluye de esta posibilidad, a menos que se supone que es un discurso poético del autor ella misma. Aparte de estos argumentos dudosos, el contexto, con sus referencias en huelga a los hechos y pensamientos de la mujer (Débora, Jael, la madre de Sísara y su "mujeres sabias"), podrían poner apoetess como el autor. Incluso si la canción no fue compuesta por Deborah, por lo menos era la obra de un contemporáneo, y, como tal, es la primera fuente para la historia de Israel, y un documento histórico de valor supremo. No sólo narra un hecho histórico, pero respira el espíritu salvaje de una edad heroica, y con la fuerza elemental retrata sobre todo el placer sin piedad en la batalla y el derramamiento de sangre, y la alegría de la liberación del yugo de la tiranía.

(B) La cuenta de la prosa histórica en el cap. iv. se encuentra en una relación peculiar con la canción, en la medida en la cuenta de poética se ha cambiado claramente en una narración histórica, que presenta diversas contradicciones y exageraciones de la Canción en lo que respecta a los números y los acontecimientos. Esta prosa cuenta basada en la Canción de Deborah, sin embargo, sólo una parte de la historia narrada en el cap. iv;. para, en primer lugar, la historia de la victoria de Barak y las tribus de Zabulón y Neftalí, sobre el rey Jabín de Hazor (IV, 10) se une a ella, y, en segundo lugar, hay otros detalles que no se encuentran en la canción, y que por tanto se derivan de la tradición independiente, en especial la referencia al ataque realizado por los hijos de Israel desde el Monte Tabor. La historia en el cap. iv., tomadas en su mayor parte de la canción, y que podría llamarse la historia de Sísara en contraste con la historia de Jabín, narra la victoria de Débora y de Barak de Isacar sobre Sísara en el Cisón, y la muerte de la última llamada a manos de Jael. Como consecuencia de la fusión de las historias, Sísara en la cuenta en el cap. iv. no aparece como la cabeza de una coalición de los reyes cananeos, como se le representa en el Cantar, donde él es el personaje principal, sino simplemente como el general del rey Jabín. Las historias están tan íntimamente fundidos que ya no pueden ser separados, siendo esta, sin duda, debido a la confusión de dos héroes del nombre de Barak (= "relámpago";. Comp el apellido de "Amílcar Barca"), es decir, de Barak Cedes de la tribu de Neftalí (IV, 5 [AV 6]) y Barak de Isacar (v. 15).

Cuenta de Gedeón.

(3) La cuenta de Gedeón, vi-viii., Que consta de dos historias separadas en armonía por el VII pasajes. 25 y viii. 10. De acuerdo con el texto principal, incluida la vi. 2-6, 11-24, 33 y ss., Vii. 1, y vii. 09.25 (excepto el versículo 12), así como la vi pasajes. 35; vii. 2-8, 14, 16-22, conservado sólo en forma revisada, Gedeón entregado la totalidad de Israel de las incursiones de los madianitas, cuyo campamento en el Monte Gilboa sorprendió. La Efraín luego capturado y matado a los fugitivos, junto con sus reyes Oreb y Zeeb en los vados del Jordán (comp. especialmente vii. 24). De acuerdo a otra cuenta, que forma una serie relacionada de las adiciones al texto principal (es decir, que vi. 2-VIII. 3), y que incluye vi. 7-10, 25-32, 36-40, así como el paso viii Deuteronomically revisado. 04/27, Gedeón con 300 hombres capturados el madianita reyes Zeba y Zalmuna otro lado del Jordán, a donde los había perseguido.

Un remanente valioso de la primera historia hebrea se ha conservado en la historia de Abimelec, que se adjunta a la historia de Gedeón. Jotam audaz y original parábola de los árboles en busca de un rey, comprendidos en esta historia, era (según se desprende de ix. 57) probablemente añadida más tarde por un editor que lo tomaron de una fuente anterior a la de la historia principal . Esta parábola, uno de los pocos remanentes de la escritura puramente secular, no puede tener su origen en el momento de Abimelec, que reinó sólo tres años en Siquem, como sus críticas al rey era, evidentemente, el resultado de una visión más clara que podría haber sido poseída por un contemporáneo. Probablemente fue un producto del Reino del Norte, donde las personas han tenido experiencias desafortunadas con los reyes electos.

(4) La historia de Jefté, xi. 1-xii. 7, está en uniforme de general, los dos primeros versos, sin embargo, son probablemente revisada, ya que no guardan ninguna relación con el versículo 7, ni con el xi pasaje. 12-29, que aparece como una disquisición aprendido la aplicación de ninguna manera a los hijos de Amón, a quien el mensaje iba a ser tratado, pero a los moabitas. En xi. 35-40, también, el editor, la intención de abreviar, parece haber hecho los cambios para no detenerme en el sacrificio humano que debe haber sido descrito en la narración original.

(5) La historia de Sansón, xiii-xvi., Narra en doce bocetos de sus obras y la muerte trágica. Esto, también, es una composición uniforme, con la excepción de una revisión en el XIII. y xiv., y es evidente que el trabajo de un solo autor.

En general, cabe señalar en relación con estas viejas historias heroicas del Libro de los Jueces que hay cierta semejanza en el lenguaje y la forma de la descripción de las fuentes de la narrativa del Pentateuco, por esta razón Cornill ha designado a la primera versión de la historia de Gedeón, la historia de Sansón, y la base de x. 16.6 como Jahvistic de carácter, y la historia de Sísara, la segunda versión de la historia de Gedeón, junto con las historias de Abimelec y Jefté, como Elohistic (otros estudiosos, sin embargo, como Budde, pensar de forma diferente). Estas semejanzas son tan leves que puede ser explicado como el trabajo contemporáneo o imitación, más que como una continuación de las fuentes Pentateuco.

Libro original.

El texto principal de los magistrados, incluyendo las historias mencionadas, constituye, con la excepción de las adiciones más tarde, el libro anterior, que se inició por lo tanto con ii. 6, y como las palabras iniciales, "ya Josué había despedido al pueblo," se corresponden con las palabras de despedida al presentar el primero de Josh. xxiii. 2, se deduce que el libro original de los jueces continuó el libro original de Josué. Por otra parte, se deduce que la despedida en segundo lugar con las declaraciones de acompañamiento en Josh. xxiv., y el primer relato de la muerte de Josué, Jueces en ii. . 8 y siguientes, así como la introducción presente a los jueces, se añadieron más tarde, lo que también es evidente desde el principio actual de los jueces: "Ahora, después de la muerte de Josué sucedió."

La Introducción: Se ha demostrado que la introducción es una adición posterior, y el hecho es aún más demostrado por su contenido, la historia de la conquista del país al oeste del Jordán, que es el tema de Josué, que se repite aquí. Pero mientras que el Libro de Josué narra la historia de la completa destrucción de los cananeos por el pueblo de Israel bajo un comandante en jefe, la introducción a los jueces dice que las tribus de Israel lucharon solos, y no se refiere a la completa destrucción de los cananeos (comp. Jueces i. 27-33, ii. 1-3). De estos dos cuentas de la introducción a los jueces es, sin duda, más objetivo, y muestra una mejor comprensión de la realidad, mientras que la narrativa de Josué se basa en la revisión deuteronomista. La propia introducción, sin embargo, no es uniforme, de acuerdo con i. 8, los hijos de Judá conquistó Jerusalén y quemaron y mataron a sus habitantes, mientras que, según i. 21, los hijos de Benjamín no expulsaron a los jebuseos de esa ciudad, pero vivía con ellos en Jerusalén "hasta este día" (de acuerdo con el relato paralelo de Josh. Xv. 63, algunos estudiosos leer en este pasaje, en lugar de, que se deriva de Josh. xviii. 28). Cornill atribuye un origen Jahvistic a los pasajes i.-ii. 1 bis, 5 ter, 23 bis, iii. 2-3, y un origen Elohistic a i. la ii. 13, 20-22a; iii. 5-6.

El Sacerdote de Miqueas.

Los Apéndices: El primer apéndice, xvii. y xviii., es una vieja historia muy valiosa. Bertheau, Budde, Kittel, Cornill, y otros afirman que dos cuentas debe estar aquí distinguidos. Según una, el Miqueas Efraín hizo un efod y terafines, y contrató a un levita que a él "un padre y un sacerdote", 600 danitas entonces persuadió a la levita para ir con ellos y convertirse en su sacerdote, con lo cual conquistaron Lais y establecer allí su santuario tribales de la imagen que Miqueas había hecho. De acuerdo con la otra cuenta, Miqueas hizo una "pesel" (imagen de talla) y "massekah" (imagen de fundición), y contrató a un joven levita como sacerdote, a quien mantuvo como un hijo, pero los hijos de Dan, que robó el pesel y massekah , hizo Jonathan, nieto de Moisés, su sacerdote tribal en lugar de la levita, ya través de los descendientes de Jonathan el sacerdocio fue transmitido en la tribu de Dan. Sin embargo, según Oort, Wellhausen, Kuenen, Baudissin, y otros, es más probable que las discrepancias en la narrativa puede explicar sobre el terreno de las interpolaciones (compare y que siga siempre y). La historia en sí es único en el que describe un culto y un sacerdocio que en ninguna otra parte se encuentran en el Antiguo Testamento. Este hecho en sí apunta a una fecha temprana de la composición.

Como se dan dos fechas en el texto, xviii. 30 y 31, surge la pregunta de cuál de estas dos afirmaciones es la original-es que, cuanto antes y uno. La primera declaración, xviii. 30 puntos al momento de la caída de Efraín (722 aC), o por lo menos a la de la deportación de los habitantes del norte y el este del país (735 aC), el segundo, a un tiempo cerca del comienzo de la Real casa de Israel, como la destrucción del Templo de Silo se produjo probablemente durante las guerras de los filisteos, en la que la casa sacerdotal de Elí, oficiando en Silo, perecieron. La primera declaración, también, se originó en un momento en que se había vuelto a distancia para las generaciones posteriores, como lo demuestra el hecho de que la adscripción de estos hechos a un nieto de Moisés ofendido al pueblo, y un copista trató de eliminar por interpolación una en el fin de cambiar el nombre a (esto ha sido recientemente rechazada por Plomo).

. El segundo apéndice, xix.-XXI, en su texto principal, que ahora casi no se puede determinar con certeza, de manera similar podría remontarse a una historia antigua, como se indica con expresiones similares a las que se encuentran en el primer apéndice, por ejemplo, el levita peregrinación como un extraño en el país (xix. 1). La fórmula común a los dos apéndices, "en aquellos días no había rey en Israel, pero cada uno hacía lo que bien le parecía" (xvii. 6, xxi 25;... Un borrador xviii, xix 1.) , tal vez también indica que el texto original fue compuesta antes de que el exilio, aunque es posible que en el segundo apéndice es una adición posterior, o fue presentado por el autor a imitación de la primer apéndice. Para la historia como un conjunto de fechas de un período muy tarde, ya que no hay pruebas de que se basa en el Código Sacerdotal. Esto es especialmente evidente en el hecho de que la comunidad de Israel es representado como un cuerpo compacto pronunciar castigo a Benjamin como con una sola voz, mientras que en otras partes de los jueces cada tribu se ocupa de sus propios asuntos. El hecho de que todos los personajes con nombre, con la excepción de Finees nieto de Aarón en el xx. 28, es anónimo indica que se trata de una obra de ficción y no un relato histórico. La historia puede tener algún fundamento histórico, por Oseas (x 9), hablando, por supuesto, con total independencia de esta historia, también menciona el pecado de Israel desde los días de Gabaa. Tampoco es imposible que la historia, como Nöldeke fue el primero en asumir, describe la ruina de Benjamín por la guerra entre el hijo de David y Saúl, y las insurrecciones en David.

§ IV. Combinación y revisión de la Fuente:

Adiciones por.

El libro anterior de los magistrados, una recopilación de las historias de los cinco Grandes Jueces junto con las adiciones del redactor, era prácticamente jueces en su forma actual, con la excepción del marco deuteronomista (junto con la historia de Otoniel), los seis Jueces Menores, y algunas adiciones posteriores revisado. El editor deuteronomista añade a la anterior libro de los pasajes siguientes, a saber, ii. 6-9 y iii. 7-11 (la cuenta de Otoniel va a tomar a Josh. Xv. 17), todos los añadidos por el cual se adaptó el material de edad a su concepción de la historia, y la disposición estrictamente cronológico me vi tomado de los Reyes. 1, los 480 años de ser dividida por él en años o generaciones 12x40, 20, 40 o 80 años, respectivamente, de ser asignado a cada uno de los jueces. Este arreglo deuteronomista fue completada de nuevo por un editor siguientes del Código Sacerdotal, que en parte revisado el trabajo, pasajes añade de su propia (viii. 29-31 y x. 17, 18), y añadió las partes relativas a los cinco Jueces Menores ( x. 2-5 y xii. 8-15), con el fin de completar el número de los doce jueces. Esta última parte de nombre ha sido hábilmente armonizadas con la organización cronológica del editor deuteronomista, por la suma de los años del mandato de los cinco Jueces Menores (23 + 22 + 7 + 10 + 8 = 70) es prácticamente igual a la de los años de opresión bajo los cinco jueces de los Grandes (8 + 18 + 20 + 7 + 18 = 71). El último editor, por último, sumado a iii. 31, el personaje de Samgar (de la Canción de Deborah, v. 6), ya que en su momento el cargo de juez de Abimelec ofendido, y el editor quiso quitar Abimelec sin alterar el número de los jueces.

§ V. Edad de las Fuentes:

Historia de Sansón.

Las fuentes de donde se sacó el material para las historias heroicas son diversas, en parte, muy antiguo, el Cantar de Deborah tener su origen ya en el momento de las viejas fuentes Judges.These, sin embargo, se ha comprometido a escribir un tiempo considerable después de la fecha de los acontecimientos que se narran. Sansón sin duda vivió mucho tiempo antes de que el relato de su vida fue escrito, porque tiene una mezcla muy evidente de los elementos míticos, como, por ejemplo, sus hazañas y las virtudes atribuidas a su pelo. Sus obras recuerdan las hazañas de Hércules, y su nombre (= "el sol") muestra una semejanza en los atributos a la fenicia Melkart dios solar, el prototipo del Heracles griego. Aunque la historia de Sansón se puede basar en hechos históricos, hay que señalar que las obras de Sansón difieren de las de los magistrados en otro guerrero que estas últimas son "salvadores de su tribu", mientras que las peleas con Sansón a los filisteos por su propia cuenta. Por lo tanto la recopilación de las historias de los cinco Grandes Jueces deberán estar fechados poco después de la división del reino. pasajes individuales, como la base de la ch. xvii. y xviii., pueden ser mucho mayores. El editor que combinó sus propias adiciones con el libro que contiene las historias, produciendo así el anterior Libro de los Jueces, probablemente escribió en las últimas décadas del reino de Israel. La edición deuteronomista se llevó a cabo durante el exilio, en cuyo caso el otro elemento probablemente también se incorporaron. Los dos anexos se han añadido mucho más tarde, ya que no sólo aparece a partir de la fecha de composición del segundo apéndice (xix.-xxi.), Pero también del hecho de que la revisión deuteronomista, que pueden ser rastreados a través del Libro de los Jueces por al cap. xvi., no incluyó los dos apéndices. Si se les hubiera añadido antes, además, se han insertado en un lugar diferente, a saber, en principio, a la que pertenecen, de acuerdo a las fechas indicadas en ellos (xviii. 30 y xx. 28). A pesar de estas referencias a la fecha puede ser glosas, que no puede haber sido añadido después de que el libro se terminó.

§ VI. Características literarias:

Como resultado de la diferencia en las fuentes originarias en diferentes momentos, el libro no tiene unidad literaria. Junto a las fórmulas estereotipadas, que revelan el punto de vista histórico del compilador del libro anterior de los jueces (iii 7, vi 1;.. Iii 12, iv 1, x 6, xiii 1,.. Iv . 2, 9, x. 7), y pasajes del agregado en el espíritu de estas fórmulas, hay historias de carácter popular, a la que se han añadido fragmentos de la poesía popular antigua, viejos proverbios, las descripciones de las costumbres populares, la etimología popular , y otras características de la composición popular ingenuo. Los elementos mitológicos, que son especialmente predominante en la historia de Sansón, también se derivan de las creencias populares. Sin embargo, la narración histórica, a pesar de las diversas adiciones legendarias, es en general fiel a los hechos, según se desprende de la franqueza con que las condiciones religiosas y morales, muy diferentes de las costumbres más tarde, se discuten.

Emil G. Hirsch, Victor Ryssel

Enciclopedia Judía, publicados entre 1901-1906.

Bibliografía:

Comentarios: Studer GL, Das Buch der Richter, 2d ed. 1842; Bachmann, J., Das Buch der Richter, Rücksicht MIT Besonderer Gesch auf die. Cerquero Auslegung Kirchlichen und Verwendung erklärt, vol. I, cap. i.-v., 1868-1869; E. Bertheau, Das Buch der Richter und Ruth, en Kurzgefasstes Exegetisches Handbuch, 1845, 1883, p. Cassel, en Theologisch-Homiletisches Lange Bibelwerk. 2d ed. 1887; CF Keil, Josua, Richter, Ruth, en Kommentar Biblischer, 2d ed. 1874; S. Oettli, Deuteronomium Das Richter und die Bücher und Josua, en Strack y Zockler, Kommentar Kurzgefasster de 1893; GF Moore, un comentario crítico y exegético de los jueces, en El Comentario Crítico Internacional de 1895; Das K. Budde, Buch Richter der, en KHC 1897; W. Nowack, Ruth Richter und, en la mano Nowack-Kommentar, 1900. La crítica de las fuentes: Ju. Nöldeke, Untersuchungen zur Kritik des EN 1869, pp 173-198; J. Wellhausen, en Einleitung Bleek, 4 ª ed. 1878, pp 181-205, idem, Prolegomena zur Gesch. Israel, 4 ª ed. 1895, pp 229-247; B. Stade, en el Stade de Zeitschrift, 1881, i. 339-343; SR Driver, en JQR 1889, i. 258-270; K. Budde, Die Samuel Bücher und Richter, Aufbau und Ihre Quellen LHR, 1890, pp 1-166; Rudolph Kittel, matrices Urkunden Pentateuchischen de Richter und den Büchern Samuel, en Studrien Theologische und Kritiken de 1892, pp 44-71; G. Kalkoff, Zur Quellenkritik des Richterbuches (gymnasial-Programm), Aschersleben, 1893; Frankenberg W., Die-des-composición Deuteronomischen Richterbuches (. ii Richter 2-XVI). Nebst einer Kritik von Richter xvii-xxi . 1895; G. Moore, Jueces, en Cheyne y Negro, Encyc. Bibl;. H. Winckler, Untersuchungen Alttestamentliche, 1892, pp 55-59 (a iii Jueces 12.31.), Y 42 y siguientes, 93 (a vi.-ix.);. Y los artículos siguientes en el Stade de Zeitschrift : Ed. Meyer, en un e. 117 y ss., B. Stade, en un e. 146 y ss., Y K. Budde, en vii. 93-166 y viii. 148, sobre los jueces i. 1-ii. W. Böhme, en el v. 86, 251 y siguientes; 5. sobre los jueces vi.-ix.; B. Stade, en iv. 250-256, y W. Böhme, en el v. 251-274, en xiii jueces. y siguientes;. K. Budde, en la VIII. 285-300 sobre los jueces xvii-xxi;. W. Böhme, en el v. 30 a 36 en xxi Jueces;. Güdemann, en Monatsschrift, xviii. 357 y ss. La crítica de textos y traducciones: DE Fritzsche, Liber Intérpretes secundum Judicum LXX, 1867; Doorninck van A., tot Bijdrage de Tekstkritick van Richteren i-xvi. 1879, P. de Lagarde, Septuaginta-Studien, 1892, pp 1-72 (Abhandlungen der K. Gesellschaft der Wissenschaften zu Göttingen, 1891, xxxvii.); A. Mez, Die Bibel des Josefo, 1895.

En cuanto al fondo histórico del libro véase la bibliografía a los jueces, Periodo de y sobre los elementos mitológicos de la historia de Sansón véase F. Schwally, Semitische Kriegsaltertümer: I. Der Heilige Krieg im Alten Israel, 1901. Para el Cantar de Deborah: J. Marquez, Gesch Fundamente Israelitischer und Jüdischer. 1896, pp 10-10; GA Cooke, La historia y la canción de Débora, 1896; Bruston C., Le Cantique de Debora, 1901;

y la bibliografía a Deborah, El Cantar de los. Texto: Edición GF Moore, en SBOTEGHV Ry.



Este tema presentación en el original idioma Inglés


Enviar una pregunta por e-mail o comentario para nosotros: E-mail

La web principal de CREER página (y el índice a los temas) está en
http://mb-soft.com/believe/beliespm.html'