Eusebio de Cesarea

Información Católica

Pamphili Eusebio, obispo de Cesarea en Palestina, el "Padre de la Historia de la Iglesia"; b. alrededor de 260 d. antes de 341.

VIDA

Se ahorrará larga digresión, si a la vez hablar de un documento en el que a menudo tienen que ser refiere a cuenta de su importancia biográfica, es decir., La carta escrita por Eusebio a su diócesis con el fin de explicar su suscripción a la propuesta por Creed el Concilio de Nicea. Después de algunas observaciones preliminares, el escritor continúa: ". En primer lugar, transmitirle el escrito referente a la fe que ha sido presentado por nosotros, y luego el segundo, que se han publicado después de poner en adiciones a nuestras expresiones ya la escritura presentada por nosotros , que cuando se lee en la presencia de nuestro emperador más religioso fue declarado tener el derecho y el carácter aprobado fue el siguiente:. [La Fe presentadas por nosotros] Por lo que hemos recibido de los obispos que tenemos ante nosotros, tanto en nuestra catequesis primera y cuando fuimos bautizados, y como hemos aprendido de las Escrituras divinas, y como hemos creído y enseñado en el presbiterio y en la oficina del obispo en sí mismo creyendo que lo que ahora le ofrecemos nuestra fe y es así. " Luego sigue un credo formal [Teodoreto, Historia, I, 11;.. Sócrates, Historia, I, 8, San Atanasio, de diciembre Syn. Nic. (Anexo) y en otros lugares. Traducido por Newman, con notas en la Biblioteca de Oxford de los Padres (Seleccione Tratados de San Atanasio, p. 59) y San Atanasio, vol. I. La traducción que aquí es el Dr. Hort. Las palabras entre corchetes son probablemente auténtica, aunque no propuesta por Sócrates y San Atanasio].

CREER
Religioso
Información
Fuente
página web
Nuestra lista de 2.300 Temas Religiosos
E-mail

El Dr. Hort en 1876 ("Dos disertaciones", etc, pp 56 y ss.) Señaló que este credo fue presumiblemente la de la Iglesia de Cesarea de que Eusebio era obispo. Este punto de vista es ampliamente aceptado (véase Lightfoot, el arte "Euseb." En. "Diccionario de Cristo Biog..." - Todas las referencias a Lightfoot, a menos que se indique lo contrario, son a este artículo -. Sanday, "Revista de Estudios Theolog. ", t. I, p. 15;. Gwatkin," Estudios del arrianismo ", p. 42, 2 ª edición; McGiffert,"... Prólogo a CH de Euseb "en" Seleccione Biblioteca de Nic y post-Nic Padres ". ; Duchesne, "Hist de la iglesia.", t. II, p. 149).. De acuerdo con este punto de vista es natural lo que se refiere a la introducción, "Como hemos recibido", etc, como autobiográficas, e inferir que Eusebio había ejercido el cargo de sacerdote en la ciudad de Cesarea antes de convertirse en su obispo, y recibió tenía su primera enseñanza de la religión y el sacramento del bautismo también. Sin embargo, otras interpretaciones de este documento se dan, uno de los cuales destruye, mientras que el otro disminuye, su valor biográfico: (a) Según algunos, el credo proferían por Eusebio fue elaborado como una fórmula para ser suscrito por todos los obispos. Fueron ellos los que iban a decir que encarna lo que se les había enseñado como catecúmenos y había enseñado como sacerdotes y obispos. Esto parece haber sido la opinión general antes de Hort, y fue vista Kattenbusch en 1804 (símbolo apostolische Das, vol. I, p. 231). Una objeción a este punto de vista puede ser observado. Tiene todos los obispos equivalente decir que antes de recibir el episcopado que desde hace algún tiempo ejerce las funciones del sacerdocio. (B) Otros sostienen que este credo no era la creencia local de Cesarea, pero uno elaborado por Eusebio en su propia justificación como la encarnación de lo que él siempre ha creído y enseñado. Según esta interpretación la declaración preliminar sigue siendo autobiográfica, pero simplemente nos informa de que el escritor ejerce el oficio de sacerdote antes de convertirse en obispo. Esta interpretación ha sido adoptada por Kattenbusch en su segundo volumen (p. 239), publicada en 1900. Una de las razones que da para su cambio de opinión es que cuando estaba preparando su primer volumen que utiliza Sócrates, que no da el superscription que hemos impreso en los soportes. Es una cuestión vital con escritores de la escuela de Kattenbusch no aceptar lo que parece la interpretación natural de las palabras de Eusebio, a saber., Que el credo que leyó ante el consejo en realidad era la que él siempre había usado. Si esto se admite, "y después", para citar al Dr. Sanday, "No se puede pensar que la teoría de Kattenbusch y saber Harnack [. Que los credos orientales eran hijas de los primeros credo romano, y este último no llegó a Oriente hasta alrededor del año 272] se rompe se rompe por completo. Obispo Lightfoot ... pone el nacimiento de Eusebio alrededor de 260 dC, por lo que sería algo así como doce años cuando Aureliano intervenido en los asuntos de Antioquía. En otras palabras, él fue con toda probabilidad, ya bautizados, y ya había sido catequizados en el credo de cesárea en un momento, en la hipótesis de Kattenbusch-Harnack, el padre de ese credo no había llegado aún a Antioquía - mucho menos Cesarea o Jerusalén "(Th. Journ. Estudios, I, 15. ).

El pasaje que acabamos de citar muestra que la fecha de nacimiento de Eusebio es más que una cuestión simplemente curiosos. Según Lightfoot, que no puede haber sido "mucho más tarde que 260 dC" (p. 309), de acuerdo con Harnack, "difícilmente se puede colocar a más tardar el 260-265" (Chronologie, I, p. 106). Los datos de los que argumentan son las personas y acontecimientos que Eusebio describe como perteneciente a "nuestro tiempo". Así, al final de su relato de las cartas de Dionisio de Alejandría, dice que ahora va a relacionar los acontecimientos de "nuestro tiempo" (kath-'EMAS -. HE, VII, 26). Luego relata cómo, en Roma, el Papa Dionisio (259-268) sucedió Xystus, y casi al mismo tiempo Pablo de Samosata se convirtió en obispo de Antioquía.

En otros lugares (HE, V, 28) habla de la misma a Pablo como la reactivación "en nuestro propio tiempo" (kath-'EMAS), la herejía de Artemon. También habla de la Dionisio de Alejandría (m. 265) de la misma manera (HE, III, 28). Él llama a Manes, quien lugares (HE, VII, 31) durante el episcopado de Félix (270-274), "el loco de ayer y de nuestra propia timess" (Theophania, IV, 30). Un historiador podría, por supuesto, se refieren a hechos recientes, pero antes de su nacimiento, como pertenecientes a "nuestro tiempo", por ejemplo, un hombre de treinta años puede hablar así de la guerra franco-alemana en 1870. Pero la referencia a Manes como "el loco de ayer" ciertamente sugiere un escritor que está aludiendo a lo que ocurrió dentro de su recuerdo personal. En cuanto a la filiación de Eusebio no sabemos absolutamente nada, pero el hecho de que él se escapó con un corto plazo de privación de libertad durante la terrible persecución de Diocleciano, cuando su Pánfilo maestro y otros de sus compañeros sufrió el martirio, sugiere que pertenecía a una familia de cierta influencia y la importancia . Sus relaciones, más tarde, con el punto de emperador Constantino a la misma conclusión. En algún momento durante los últimos veinte años del siglo III visitó Antioquía, donde conoció a Doroteo el sacerdote, y le oyó explicar las Escrituras (HE, VII, 32). Por un desliz de la pluma o la memoria, Lightfoot (p. 309) hace Doroteo un sacerdote de la Iglesia de Cesarea. En 296 se vio por primera vez, el futuro emperador Constantino, al pasar a través de Palestina en compañía de Diocleciano (Const Vit.., I, 19).

En una fecha que no se puede fijar Eusebio conoció a Pánfilo, el fundador de la magnífica biblioteca que se mantuvo durante varios siglos la gran gloria de la Iglesia de Cesarea. Pánfilo vino de Fenicia, pero en el momento que estamos considerando residía en Cesarea, donde presidió una universidad o escuela para los estudiantes. Un hombre de noble cuna, y ricos, vendió su patrimonio y le dio el dinero para los pobres. Era un gran amigo de los estudiantes indigentes, proporcionándoles en la medida de su habilidad con las necesidades de la vida, y otorgar en ellos las copias de las Sagradas Escrituras. Demasiado humilde para escribir nada por sí mismo, pasó su tiempo en la preparación de copias exactas de las Escrituras y otros libros, especialmente los de Orígenes. testimonios elocuentes de la atención otorgada por Pánfilo y Eusebio en el texto sagrado se encuentran en la Biblia SMS. que se han reproducido sus colofones. Damos tres especímenes. (1) el siguiente es el prefijo de Ezequiel en el Marchalianus códice. Un facsímil de la original se encuentra en Mai "Bib. Noviembre Pat.", IV, p. 218, y en Migne. Está impreso en caracteres normales en OT Swete en griego (vol. III, p. viii). Hay que recordar que la propia copia de Orígenes de la Hexapla estaba en la biblioteca de Pánfilo. Que probablemente había sido depositado allí por el mismo Orígenes.

A continuación se transcribe a partir de una copia del Padre Apolinar el Coenobiarch, a la que van incluidas estas palabras: "Ha sido transcritas de las ediciones de la Hexapla y se corrigió de la Tetrapla del mismo Orígenes, que también había sido corregidos y con los escolios de su puño y letra, de ahí que, Eusebio, agregaron los escolios, Pánfilo y Eusebio corregido. "

(2) Al final del Libro de Esdras, en el Codex Sinaiticus, hay la siguiente nota: -

Se comparó con una copia muy antigua que había sido corregido por la mano del beato mártir Pánfilo al que se incorpora en su propia mano esta suscripción: "Ha sido transcritas y corregidas de acuerdo a la Hexapla de Orígenes, Antonino comparación, yo, Pánfilo , corregida. " (Swete, vol. II, p. 212.)

(3) El mismo códice, y también la cita del Vaticano y Alejandría, como colofón de lo anterior, con la diferencia que Antonino se ha convertido en un confesor, y Pánfilo está en la cárcel - "Antonino el confesor en comparación, Pánfilo corregido". El volumen en que este colofón fue subjoined comenzó con Reyes y terminó con Esther. Pánfilo fue ciertamente no espera en la cárcel. Para la mayoría de los libros de los Siro-Hexaplar se adjuntó una nota en el sentido de que fueron traducidas del Hexapla en la biblioteca de Cesarea y se compara con una copia suscrito: "Yo, Eusebio, corregido [lo anterior] con tanto cuidado como yo podría "(Harnack," Altchrist. liras. ", pp 544, 545).

No puede el confesor Antonino ser la misma persona como el sacerdote de ese nombre que, más tarde, con dos compañeros interrumpió el gobernador cuando estuvo a punto de sacrificar, y fue decapitado? (.. Mart. Pal, 9) Un miembro de la familia de Pánfilo, Apphianus, había hecho lo mismo unos años antes, y otro Ædesius, después de haber sido torturados y enviados a las minas, en la obtención de su liberación provocó el martirio en Alejandría por ir ante el gobernador y reprender a él. Hacia el final de 307 Pánfilo fue arrestado, torturado horriblemente, y consignados a la cárcel. Además de continuar su trabajo de edición de la Septuaginta, que escribió, en colaboración con Eusebio, un defensa de Origen que se envió a los confesores en las minas - un regalo maravilloso de un hombre cuyos lados había sido al curry con peines de hierro, a los hombres con sus el ojo derecho quemado y cauterizar los tendones de su pierna izquierda. A principios de 309 Pánfilo y varios de sus discípulos fueron decapitados. De la devoción a Eusebio su memoria se llamó Eusebio Pamphili, lo que significa, probablemente, que deseaba ser considerado como el esclavo de él cuyo nombre "no es conveniente que debo mencionar ... sin labrar él mi señor" (Mart. Pal. , ed. Cureton, p. 37). El Sr. Gifford, en la introducción a su traducción de la "Præp. Evang.", Ha sugerido otra explicación de la autoridad de un escolio antiguos procedentes de Cesarea Eusebio pide que el "hijo de Pánfilo". Argumenta además que Pánfilo, a fin de que Eusebio su heredero, dio el paso necesario de la adopción de él. Durante la persecución Eusebio visitó Tiro y Egipto y fue testigo de un número de martirios (HE, VIII, VII y IX). Ciertamente, no evitan el peligro, y fue en un tiempo preso. ¿Cuándo, dónde, ni cómo escapó de la muerte o cualquier tipo de mutilación, no sabemos. Un obispo indignado, que había sido uno de sus compañeros de prisión y "perdió un ojo de la verdad", exigió en el Consejo de Tiro cómo "se salió de scathless". ... A tal burla - que era apenas una pregunta - hecho en circunstancias de gran provocación, Eusebio no se dignó responder (Epiphan., Hær, LXVIII, 8, cf San Athanas, ".. Apol c. Arian", viii, 1). Él tenía muchos enemigos, pero la acusación de cobardía nunca fue serio hecho - la mejor prueba de que no podría haber sido sostenida. Podemos suponer que, tan pronto como la persecución comenzó a relajarse, Eusebio Pánfilo éxito en el cargo de la universidad y la biblioteca. Tal vez fue ordenado sacerdote en esa época. En 315 ya era obispo, ya que él estuvo presente en calidad de tal en la inauguración de una nueva basílica en Tiro, ocasión en la que pronunció un discurso que dio en su totalidad en el último libro de la historia de la Iglesia.

Alejandro, obispo de Alejandría, Arrio excomulgado alrededor del año 320. Los arrianos pronto se encontró que para todos los propósitos prácticos Eusebio estaba de su lado. Le escribió a Alexander que lo acusa de tergiversar la enseñanza de los arrianos y así darles causa "para atacar y tergiversar lo que les plazca" (ver más abajo). Una parte de esta carta se ha conservado en las Actas del segundo Concilio de Nicea, donde fue citado para probar que Eusebio era un hereje. También participó en un sínodo de obispos sirios que decidió que Arrio debe ser restaurado a su posición anterior, pero a su lado iba a obedecer a su obispo y continuamente suplicar la paz y la comunión con él (Soz., HE, I, 15) . De acuerdo con Duchesne (Hist. de l'Eglise, II, 132), Arrio, como Orígenes antes que él, encontró un asilo en Cesarea. En la apertura del Concilio de Nicea Eusebio ocupó el primer asiento a la derecha del emperador, y pronunció el discurso inaugural que fue "redactado en una cepa de acción de gracias a Dios Todopoderoso por su, nombre del emperador" (Vit. Const., III, 11;. Soz, HE, I, 19). Era evidente que gozaba de gran prestigio y no sin razón se espera que sea capaz de dirigir el consejo a través de la vía media entre la Escila y Caribdis de "Sí" y "No". Pero si entretenido tales esperanzas que pronto se desilusionaron. Ya hemos hablado de la profesión de fe que se adelantó a reivindicar su propia ortodoxia, o tal vez con la esperanza de que el Consejo podría adoptar. Era, en vista de la situación real de la controversia, sin color, o lo que en el día de hoy se llamaría una fórmula integral. Después de algunos retrasos Eusebio suscrito a la inflexible credo elaborado por el consejo, sin complejos, en la carta que le escribió a su propia Iglesia, el sentido de no-natural en el que lo aceptó. Entre 325 y 330 una acalorada controversia tuvo lugar entre Eusebio y Eustacio, obispo de Antioquía.

Eustacio Eusebio acusado de manipulación de la fe de Nicea, este último respondió con el cargo de Modalismo. En 331 Eusebio fue uno de los obispos que, en un sínodo celebrado en Antioquía, depuesto Eustacio. Se le ofreció y se negó la sede vacante. En 334 y 335 que participaron en la campaña contra San Atanasio en los sínodos, celebrada en Cesarea y Tiro, respectivamente. De Tiro de la asamblea de los obispos fueron llamados por Constantino a Jerusalén, para asistir a la dedicación de la basílica que había erigido en el sitio del Calvario. Después de la dedicación que restauró Arrio y sus seguidores a la comunión. Desde Jerusalén fueron convocados a Constantinopla (336), donde Marcelo fue condenado. El foilowing año la muerte de Constantino. Eusebio le sobrevivió el tiempo suficiente para escribir su vida y dos tratados contra Marcelo, pero en el verano de 341 que ya estaba muerto, ya que fue su sucesor, Acacio, que asistió como obispo de Cesarea en un sínodo celebrado en Antioquía en el verano de ese año.

ESCRITOS

Vamos a tomar los escritos de Eusebio en el orden dado en Harnack "Altchrist. Liras.", Pp 554 y ss.

A. Histórico

(1) La pérdida de la vida de Pánfilo, a menudo mencionados por Eusebio, de los cuales sólo un solo fragmento, que describe la liberalidad Pánfilo "a los estudiantes pobres, citado por San Jerónimo (c. Ruffin., I, ix), sobrevive.

(2) Una colección de martirios antiguo, utilizado por el compilador de Wright Martirologio siríaco, que también perdió.

(3) En los mártires de Palestina. Hay dos formas distintas de este trabajo, ambas emitidas por Eusebio. Cuanto más larga es sólo existentes en una versión siríaca, que fue editado y traducido por Cureton en 1861. La forma más corta se encuentra en la mayoría de los SMS. (No, sin embargo, en el mejor) de la Historia de la Iglesia, a veces al final del último libro, en general, entre los libros VIII y IX, también en el centro del libro VIII. La existencia de la misma obra en dos formas diferentes plantea una serie de curiosos problemas literarios. Hay, por supuesto, la cuestión de prioridad.

Aquí, con dos notables excepciones, los estudiosos parecen estar de acuerdo en favor de la forma más larga. Entonces viene la pregunta, ¿por qué Eusebio abreviada y, por último, cómo el resumen que se encuentran su camino en la Historia de la Iglesia. La forma más breve carece de algunas observaciones preliminares, que se refiere el c. XIII, que define el alcance del libro. También se interrumpe cuando el escritor está a punto de "registrar la palinodia" de los perseguidores. Parece probable que parte de la conclusión de que faltan se conserva en forma de un apéndice al libro de sesiones de la Historia de la Iglesia en varios SMS. En este apéndice se contrasta la miserable suerte de los perseguidores con la buena fortuna de Constantino y su padre. A partir de estos datos Lightfoot llega a la conclusión de que lo que ahora poseen "formaban parte de una obra más grande en el que los sufrimientos de los Mártires se dedujeran de las muertes de los perseguidores". Debe, sin embargo, tener en cuenta que las partes faltantes no añadiría mucho al libro. Por lo que se refiere a los mártires, es evidente que completa, y el destino de los perseguidores no tomaría mucho tiempo en la narración. Sin embargo, la conclusión de que falta puede explicar por qué Eusebio reducido su cuenta de los Mártires. El libro, en ambas formas, estaba destinada a la lectura popular. Por consiguiente, era conveniente mantener bajo el precio de los ejemplares. Si esto se debía hacer, y nueva materia (es decir, la suerte de los perseguidores), agregó, el asunto de edad tuvo que ser algo reducido. En 1894, en el Literaturzeitung Theologische (p. 464) Preuschen desechó la idea de que la forma más corta era más que un borrador, no destinada a la publicación. Bruno Violeta, en su "Die Palästinischen Märtyrer" (Texte u. Untersuch., XIV, 4, 1896) dio curso a esta idea y señaló que, mientras que la forma más larga fue utilizada constantemente por los compiladores de Martirologios, menologios, y similares , la forma más corto, nunca se utilizó. En una revisión de Violeta (Theolog. Litz, 1897, p. 300), vuelve Preuschen a su idea original, y sugiere además que la forma más corta que se han unido a la Historia de la Iglesia por algún copista que tenían acceso a los SMS de Eusebio. Harnack (Chronologie, 11, 115) sostiene que la prioridad de la forma más larga, pero cree que la forma más corta se compone casi al mismo tiempo para los lectores de la Historia de la Iglesia.

(4) La Crónica (ver artículo separado, Eusebio, CRÓNICA DE).

(5) La Historia de la Iglesia. Sería difícil sobreestimar la obligación de que la posteridad está en que Eusebio de esta obra monumental. Vida durante el período de transición, cuando el viejo orden estaba cambiando y todos los relacionados con ella pasaba en el olvido, que se dieron a conocer en el momento crítico, con sus tiendas inmensas de aprender y en conserva tesoros de incalculable valor de la antigüedad cristiana. Este es el gran mérito de la Historia de la Iglesia. No es una obra literaria que se puede leer con todo placer por la causa de su estilo. Eusebio "dicción", como Focio, dijo, "nunca es agradable, ni claro". Tampoco es la obra de un gran pensador. Pero es un almacén de la información recogida por un infatigable estudiante. Sin embargo, por grande que estaba aprendiendo de Eusebio, que tenía sus limitaciones. Es provocativamente mal informados sobre el Oeste. Que sabe muy poco acerca de Tertuliano o San Cipriano se debe, sin duda, a su escaso conocimiento del latín, pero en el caso de un escritor griego, como Hipólito, podemos suponer que sólo alguna manera sus obras no hacen su camino a las librerías del Este. de buena fe y sinceridad de Eusebio ha sido ampliamente reivindicado por Lightfoot. desprecio celebra Gibbon, sobre un escritor "que indirectamente confiesa que se ha relacionado lo que pudiera redundar en la gloria, y que ha suprimido todo lo que podría tender a la desgracia, de la religión", puede ser lo suficientemente conocido por la referencia a los pasajes (HE , VIII, II;. Mart Pal c. 12) en la que se basa.. Eusebio no "indirectamente confesar", pero confiesa abiertamente, que pasa por encima de algunos escándalos, y los enumera y los denuncia. "Ni una vez más", en palabras de Lightfoot, "pueden los cargos especiales en contra de su honor como un narrador se mantenga. No hay motivo alguno para la acusación de que Eusebio falsos o interpolado el pasaje de Josefo en relación con nuestro Señor se cita en la ES, I, 11, aunque Heinchen está dispuesto a entretener a la carga. medida en que este pasaje se encuentra en todos nuestros SMS., y no hay pruebas suficientes de que las interpolaciones de otros (aunque no este) se introdujeron en el texto de Josefo mucho antes de su tiempo (véase Orig ., C. Cels., I, 47, nota de Delarue) ninguna sospecha justicia puede unir a sí mismo Eusebio. Otra interpolación en el historiador judío, que cita en otro lugar (11, 23), era ciertamente conocido a Orígenes (lc). Sin duda Asimismo, la omisión de la lechuza en la cuenta de la muerte de Herodes Agripa (HE, 11, 10) ya estaba en algunos textos de Josefo (Ant., XIX, 8, 2). La forma en que trata de Eusebio con sus numerosas citas en otros lugares, donde se puede probar su honestidad, es una reivindicación suficiente para evitar que esta carga injusta "(L., p. 325).

Los anuncios en el cojinete de Historia de la Iglesia en el Canon del Nuevo Testamento son tan importantes que una palabra debe decirse acerca de la regla seguida por Eusebio en lo grabó y lo que dejó sin registrar. Hablando en general, su principio parece haber sido citar testimonios a favor y en contra de los únicos libros que pretende un lugar en el Canon ha sido cuestionada. En el caso de los libros de indiscutible le dio toda la información interesante sobre su composición, que se había encontrado en su lectura. El tema fue muy cuidadosamente investigados por Lightfoot en un artículo en "El Contemporáneo" (enero de 1875, reimpreso en "Ensayos sobre Religión Sobrenatural"), titulado "El silencio de Eusebio". En lo que se refiere al Evangelio de San Juan, Lightfoot concluye: "El silencio de Eusebio respetando primeros testigos en el Cuarto Evangelio es una prueba a su favor." Para las listas episcopal en la Historia de la Iglesia, véase el artículo sobre la Crónica. El décimo libro de la Historia de la Iglesia registra la derrota de Licinio en 323, y debe haberse completado antes de la muerte y la desgracia de Crispo en 326, ya que se refiere a él como Constantino "hijo más piadoso". El noveno libro se terminó entre la derrota de Majencio en el 312, Constantino y la primera ruptura con Licinio en 314.

(6) La vida de Constantino, en cuatro libros. Este trabajo ha sido muy injustamente culpado, desde la época de Sócrates a la baja, debido a que es un panegírico más que una historia. Si alguna vez hubo un hombre bajo la obligación de respetar la máxima, De mortuis nisi bonum cero, este hombre era Eusebio, escribir la Vida de Constantino el plazo de tres años después de su muerte (337). Esta vida es especialmente valioso por la cuenta que da de el Concilio de Nicea y de las fases anteriores de la controversia arriana. Es bueno recordar que una de nuestras principales fuentes de información para la historia de ese consejo es un libro escrito para ampliar Constantino.

B. Apologética

(7) contra Hierocles. Hierocles, que, como gobernador de Bitinia y en Egipto, fue un cruel enemigo de los cristianos durante la persecución, antes de la persecución los había atacado con el lápiz. No había nada original de su trabajo, excepto el uso que hizo de la vida Filóstrato de Apolonio de Tiana de establecer una comparación entre el Señor y Apolonio a favor de este último. En su respuesta Eusebio se limitó a este punto.

(8) "contra Porfirio", una obra en veinte y cinco libros de los cuales no sobrevive un fragmento.

(9) El "Præparatio Evangelica", en quince libros.

(10) El "Demonstratio Evangelica", en veinte libros, de los cuales se han perdido los últimos diez años, con la excepción de un fragmento de la XV. El objeto de estos dos tratados, que deben considerarse como dos partes de una obra completa, fue para justificar el cristiano en el rechazo de la religión y la filosofía de los griegos en favor de la de los hebreos, y luego a lo justifican al no haber respetado la forma de vida judía. El "Præparatio" está dedicado a los primeros de estos objetos. El siguiente resumen de su contenido es tomado de la introducción del Sr. Gifford para su traducción de la "Præparatio": "Los tres primeros libros de discutir el sistema triple de Pagan Teología, mítico, alegórica y Políticos Los siguientes tres, IV-VI. dar cuenta de los oráculos jefe, de la adoración de demonios, y de las diversas opiniones de los filósofos griegos en las doctrinas de Platón y Libre Albedrío. Libros VII-IX dan razones para preferir la religión de los hebreos fundada principalmente en el testimonio de varios autores a la excelencia de sus Escrituras y la verdad de su historia. En los libros X-XII Eusebio afirma que los griegos habían tomado de la antigua teología y la filosofía de los hebreos, que habita sobre todo en la supuesta dependencia de Platón a Moisés. En el tres últimos libros de la comparación de Moisés con Platón se continúa, y las contradicciones mutuo de otros filósofos griegos, especialmente los peripatéticos y los estoicos, son expuestos y criticado ".

El "Præparatio" es una hazaña gigantesca de la erudición, y, de acuerdo con Harnack (Chronologie, II, p. 120), fue, como muchos de otras obras de Eusebio, en realidad compuesto durante el estrés de la persecución. Ocupa el lugar, con la Crónica, en segundo lugar solamente a la Historia de la Iglesia en importancia, debido a su abundante extractos de autores antiguos, cuyas obras han perecido. El primer libro de la Demonstratio principalmente se ocupa con el carácter temporal de la ley mosaica. En el segundo las profecías acerca de la vocación de los gentiles y el rechazo de los Judios se discuten. En los ocho restantes los testimonios de los profetas acerca de Cristo se trata de.

Pasemos ahora a tres libros, de los cuales no se sabe nada salvo que fueron leídos por Focio, a saber. (11), El "Præparatio Eclesiástica", (12), el "Demonstratio Eclesiástica", y (13) Dos libros de Protesta y Defensa, de los cuales, desde la cuenta de Focio, que parecen haber sido dos ediciones separadas. (14) El "Theophania" o "Manifestación Divina". A excepción de algunos fragmentos del original, este trabajo es sólo existentes en una versión siríaca dsicovered por Tattam, editado por Lee en 1842, y traducido por el mismo en 1843. Se trata de la función cósmica de la Palabra, la naturaleza del hombre, la necesidad de la revelación, etc Los libros de cuarto y quinto son particularmente notables como una especie de anticipación de los libros modernos sobre evidencias cristianas. Un curioso problema literario surge de las relaciones entre el "Theophania" y la obra "De Laudibus Constantini". Hay pasajes enteros que están casi literalmente la misma en ambas obras. Lightfoot decide a favor de la prioridad del primer trabajo llamado. Gressel, que ha editado la "Theophania" para la edición de Berlín de los Padres griegos, opina lo contrario. Compara los pasajes paralelos y argumenta que se han mejorado en el "Laudibus De Constantini".

(15) "En la numerosa prole de los Antiguos". Este trabajo es referido por Eusebio en dos ocasiones, en la, VII, 8, y en la, VII, 8 "Præp Ev.". "Dem. Ev..", Y también (Lightfoot y Harnack creo) por San Basilio (" De Spir. Sanct. ", XXIX), donde dice:" Llamo la atención a las palabras de su [Eusebio] en la discusión de las dificultades que se inició en relación con la poligamia antigua. " Argumentando de las palabras de San Basilio, Lightfoot piensa que en este tratado Eusebio trata de la dificultad presentada por los patriarcas poseen más de una esposa. Pero pasó por alto la referencia en el "Dem. Ev.", De la que parece que la dificultad se trata, tal vez, uno más general, a saber., El contraste presentado por el deseo de los patriarcas de una prole numerosa y el honor de la continencia en el que se llevó a cabo por los cristianos.

C. Exegético

(16) Eusebio narra, en su Vida de Constantino (IV, 36, 37), la forma en que fue encargado por el emperador para preparar suntuosos cincuenta ejemplares de la Biblia para el uso en las Iglesias de Constantinopla. Algunos estudiosos han supuesto que el Codex Sinaiticus es uno de estos ejemplares. Lightfoot rechaza este punto de vista principalmente sobre la base de que "el texto del códice en muchos aspectos difiere demasiado de las lecturas que se encuentran en Eusebio".

(17) Secciones y Cánones. Eusebio elaboró ​​diez cánones, la primera que contiene una lista de pasos comunes a los cuatro evangelistas, y la segunda, los comunes a los tres primeros y así sucesivamente. Él también se dividen los Evangelios en secciones numeradas de forma continua. Un número, en contra de una sección, el lector se refiere al canon particular, donde encontramos las secciones paralelas o pasajes.

(18) Los trabajos de Pánfilo y Eusebio en la edición de la Septuaginta ya se han hablado. Que "cree (al igual que San Jerónimo casi un siglo después) que Orígenes había logrado en la restauración de la versión griega de edad a su pureza primitiva". El resultado fue una "mezcla maliciosa de la versión alejandrina con las versiones de Aquila y Theodotion" (Swete, "Introd. A OT en griego", pp 77, 78). Para los trabajos de los dos amigos en el texto del Nuevo Testamento que el lector se puede referir a Rousset, "Textcritische Studien zum NT", c. ii. Ya sea como en el caso del Antiguo Testamento, que trabajó en ningún principio definido crítica no se conoce.

(19) (a) La interpretación de los términos etnológicos en las Escrituras Hebreas, (b) Cronografía de la antigua Judea con las herencias de las Diez Tribus; (c) Un plan de Jerusalén y el Templo; (d) en los nombres de lugares en las Sagradas Escrituras. Estas cuatro obras fueron escritas a petición de Paulino amigo de Eusebio. Sólo la cuarta es existente. Es conocido como el "Temas", o el "Onomasticon".

(20) En la nomenclatura del Libro de los Profetas. Este trabajo ofrece una breve biografía de cada Profeta y una cuenta de sus profecías.

(21) Comentario sobre los Salmos. Hay muchas lagunas en el SMS. de este trabajo, y terminan en la 118 ª Salmo. Las partes que faltan son en parte suministrados por los extractos de la Catenae. Una alusión al descubrimiento del Santo Sepulcro fija la fecha a cerca de 330. Lightfoot habla muy bien de este comentario.

(22) Comentario sobre Isaías, escrito después de la persecución.

(23 a 28) comentarios sobre otros libros de la Sagrada Escritura, de algunos de los cuales lo que puede ser extractos se conservan.

(29) Comentario sobre San Lucas, de los cuales lo que parecen ser los extractos se conservan.

(30) Comentario sobre I Cor., Cuya existencia parece estar implícita en San Jerónimo (Ep. xlix).

(31) Comentario sobre los hebreos. Un pasaje que parece pertenecer a ese comentario fue descubierto y publicado por Mai.

(32) sobre las discrepancias de los evangelios, en dos partes. Un epítome, muy probablemente de la mano de Eusebio, de este trabajo fue descubierto y publicado por Mai en 1825. Extractos de los originales se conservan. De las dos partes, la primera, dedicada a un tal Esteban, se debaten cuestiones de respeto de las genealogías de Cristo, y el segundo, dedicado a uno Marinus, las cuestiones relativas a la Resurrección. Las discrepancias fueron tomados en gran parte por San Jerónimo y San Ambrosio, y que por tanto, indirectamente ejercido una influencia considerable en los estudios bíblicos.

(33) Introducción General Básica, que consta de diez libros, de los cuales VI-IX se conservan bajo el título de "Extractos Proféticos". Estos fueron escritos durante la persecución. Hay también algunos fragmentos de los libros restantes. "Este trabajo parece haber sido una introducción general a la teología, y sus contenidos eran muy diversos como los restos existentes espectáculo" (L., p. 339).

D. Dogmática

(34) La Apología de Orígenes. Este trabajo ya se ha mencionado en relación con Pánfilo. Se componía de seis libros, el último de los cuales se añadió por Eusebio. Sólo el primer libro que se conserva, en una traducción de Rufino.

(35) "Contra Marcelo, Obispo de Ancira", y (36) "En la teología de la Iglesia", una refutación de Marcelo. En dos artículos de la "Zeitschrift für die Neutest. Wissenschaft" (Vol. IV, pp 330 y ss. Y vol. VI, p. 250 ss.), Escrito en Inglés, Prof. Conybeare ha mantenido que nuestros Eusebio no pudo haber sido el autor de los dos tratados contra Marcelo. Sus argumentos son rechazados por el Prof. Klostermann, en su introducción a estas dos obras publicadas en 1905 para la edición de Berlín de los Padres griegos. La "Contra Marcellum" fue escrito después de 336 para justificar la acción de la sylnod celebrado en Constantinopla cuando Marcelo fue depuesto, la "Teología" un año o dos más tarde.

(37) "En el Festival de Pascua" (una interpretación mística). Este trabajo fue dirigido a Constantino (Vit. Const., IV, 35, 3l6). Un largo fragmento de la misma fue descubierta por Mai.

(38) Un tratado contra los maniqueos es tal vez a entender por Epifanio (Hær., LXVI, 21).

E. Oraciones y sermones

(39) En la Dedicación de la Iglesia en Tiro (véase más arriba).

(40) En el Vicennalia de Constantino. Esto parece haber sido el discurso de apertura pronunciado en el Concilio de Nicea. No es existente.

(41) En el Sepulcro de los (33 Vit. Const., IV), Salvador, el año 325 no existen.

(42) En el Tricennalia de Constantino. Este trabajo es generalmente conocido como el "Constantini De Laudibus". La segunda parte (11-18) parece haber sido una oración por separado se unió a la Tricennalia.

(43) "Elogio de los Mártires". Este discurso se conserva en el mismo Estado miembro. como el "Theophania" y "Mártires de Palestina". Ha sido publicado y traducido en el "Diario de la Sagrada Literatura" por el Sr. HB Cowper (Nueva Serie, V, pp ss 403., E ibíd. VI, p. 129 ss.).

(44) Sobre la falta de lluvia, no existen.

F. Notas

La historia de la conservación de las tres cartas, (45) a Alejandro de Alejandría, (46) a Euphrasion o Euphration, (47) a la emperatriz Constanza, es lo suficientemente curioso. Constantia preguntó Eusebio enviar su cierta semejanza de Cristo del cual había oído, su negativa fue redactada en términos que siglos después se hizo un llamamiento a los iconoclastas. Una parte de esta carta fue leída en el Segundo Concilio de Nicea, y contra ella se establecieron las porciones de las cartas a Alejandro y Euphrasion para probar que Eusebio "fue entregado a un sentido réprobo, y con la misma opinión y la opinión de los que siguieron la superstición de Arian "(Labbe," Conc. ", VIII, 1143-1147; Mansi,". Conc. ", XIII, 313-317.). Además del pasaje citado en el consejo, otras partes de la carta a Constantia se conservan.

(48) A la Iglesia de Cesarea después del Concilio de Nicea. Esta carta ya ha sido descrito.

FJ BACCHUS
Transcrito por by WGKofron dedicado al Rev. David J. Collins, SJ La Enciclopedia Católica, Volumen V Derechos de Autor © 1909 por Nihil Obstat Robert Appleton Compañía, 1 de mayo de 1909. Lafort Remy, Censor Imprimatur. + John M. Farley, arzobispo de Nueva York

Este tema presentación en el original idioma Inglés


Enviar una pregunta por e-mail o comentario para nosotros: E-mail

La web principal de CREER página (y el índice a los temas) está en
http://mb-soft.com/believe/beliespm.html'